Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Ventajas de contar con placas solares en tu empresa Ventajas de contar con placas solares en tu empresa

Ventajas de contar con placas solares en tu empresa

Autoconsumo fotovoltaico para ser una empresa más rentable

Contar con placas fotovoltaicas conlleva toda una serie de ventajas para una empresa, desde el ahorro en las facturas de la luz hasta la posibilidad de vender los excedentes

Ante la gravedad del cambio climático cada vez más empresas se pasan a la energía fotovoltaica para reducir sus emisiones de CO2 y aspirar a producir una energía 100% limpia

El calentamiento global hace tiempo que ha dejado de ser una amenaza para convertirse en una realidad que cada vez más amenaza con destruir poco a poco nuestro planeta. Por eso, cada vez hay más opciones para obtener energía limpia y aprovechar los recursos renovables. En este sentido, las placas fotovoltaicas son una de las opciones favoritas de muchas personas y empresas, ya que permiten ahorrar mucho dinero en el consumo de electricidad. Así, estaremos haciendo un favor al medioambiente y a nuestro bolsillo, ya que esta modalidad permite ahorrar hasta un 70% en la factura de luz. 

Ahora que ya está superado el llamado "impuesto al Sol", que durante un tiempo supuso un freno al desarrollo de la energía solar, solo es necesario realizar una serie de trámites para proyectos de autoconsumo para poder ser más autosuficientes.Dependiendo de la modalidad de autoconsumo, habrá que realizar unos trámites u otros. Así, podemos tener una modalidad sin excedentes, con excedentes acogido a compensación o no acogido a compensación.

Beneficios del autoconsumo industrial

Los beneficios del autoconsumo industrial son muchos ya que hoy en día existen ayudas para las empresas que instalen un sistema fotovoltaico para autoconsumo, ya que se pretende impulsar el uso de energía solar como vía para cumplir con los objetivos renovables fijados por la Unión Europea. Es posible optar tanto a ayudas sobre el precio de la instalación como a los posteriores pagos de tasas e impuestos.

Esto supone una gran noticia para nuestro país, ya que cuenta con unas condiciones atmosféricas perfectas para desarrollar la energía solar pero durante años la regulación no estuvo de su parte. Hoy en día por fin existe una normativa que acompaña a las buenas condiciones de radiación solar, la competitividad de la tecnología y la necesidad de cuidar el medioamiente e ir deshaciéndonos poco a poco de la energía no renovable. Tantas son las ventajas y alicientes para las empresas que deciden pasarse a este sistema que hay quien dice que actualmente estamos viviendo una época dorada del autoconsumo en España. Y esta tendencia no se da solo en las empresas, sino que también muchas familias colocan placas solares en sus viviendas unifamiliares para no tener que depender de los abusivos precios de algunas compañías eléctricas. 

Por otra parte, instalar estos sistemas tiene muchos beneficios para la Responsabilidad Social Corporativa (RSC), ya que se puede conseguir una energía 100% limpia. Producir energía fotovoltaica evitará la emisión de muchas toneladas de CO2 al medioambiente, lo que hará que se reduzca sustancialmente la huella de carbono. Se calcula que ante el aumento de la demanda por parte de las industrias en los próximos diez años se reducirá un 35% el coste de los paneles solares.

Otro aliciente para pasarse a la energía verde es la posibilidad de vender los excedentes, para lo cual el proyecto debe pertenecer a la modalidad de suministro con autoconsumo con excedentes no acogida a compensación. De esta forma la empresa podrá pasar sus excedentes a la red y venderla al precio del mercado eléctrico. Esta modalidad es perfecta para aquellas industrias que tienen elevados consumos de electricidad y necesitan cubrirse con superficies grandes, ya que les permitirá recuperar la inversión que supone la instalación. Hay que recalcar que para una empresa es muy sencillo recuperar la inversión a pesar de los impuestos que puedan afectar al consumo.

Teniendo en cuenta que la vida útil de una instalación de estas características es de unos 35 año, su rentabilidad es siempre muy alta. El precio de las placas solares actualmente está en torno a los 250 o 350 euros por metro cuadrado, y produce una media de 10 o 12 kw por metro cuadrado. Hay que tener en cuenta que estos precios son mucho más bajos hoy que hace unos años: en la última década los costes de instalar uno de estos sistemas ha descendido más de un 80%.

En resumen, contar con placas fotovoltaicas conlleva toda una serie de ventajas para una empresa: ahorro en las facturas de la luz, posibilidad de vender los excedentes, beneficios para la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) y por supuesto para el medioambiente.El momento actual es la oportunidad perfecta para invertir en tener una energía limpia y ser parte del cambio hacia una industria más ecológica. Y todo ello beneficiándonos de ayudas y subvenciones al autoconsumo por parte del Gobierno español y de la Unión Europea. Por supuesto, en caso de duda lo mejor es siempre acudir a profesionales que nos expliquen qué modalidad y qué tipo de placas son las que mejor se ajustan a nuestras necesidades.