Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

2020- LA VAQUILLA QUE NO FUE. Carlos Sánchez, Zapaterito: "Con lo que ahora sé, todo habría sido distinto en el inicio de mi carrera"

"La Vaquilla volverá con más fuerza el año que viene, pero el toreo ha sufrido un palo muy duro"
F.J.B.

Solo un matador de toros en la historia vio su primera luz en la vida entre los muros de este Teruel nuestro, que no ha sido precisamente tierra de toreros y tampoco de legendarios bandoleros. Hablamos a las puertas de esta Vaquilla nunca nacida con ese diestro turolense 
-Carlos,  es usted el único matador de Teruel nacido en la capital.
-Así es.Ha habido matadores turolenses muy importantes como el mismo Nicanor Villalta, pero ninguno nacido en la capital. Esto no deja de ser una circunstancia coyuntural aunque en el fondo es cierto que me hace sentir bien ahora que ya tengo una edad. 
-¿Cuál es el recuerdo más hermoso que guarda de su tiempo como torero?
-Pues no hay un recuerdo especial. Son muchos y son también muchas las sensaciones que viví entonces y que me hicieron sentir feliz. Mi época de novillero fue preciosa porque toreé mucho y en muchos lugares. Es que además ser torero era mi sueño, eso por lo que luché desde niño. Conseguirlo fue mi gran triunfo y de eso me siento muy orgulloso. Te digo más… Creo que yo nací para ser torero y al final se cumplió mi destino.
-Y una alternativa vaquillera de relumbrón…
-¿Se puede pedir más? Fue el domingo anterior al día de la Vaquilla en 1994. José María Manzanares de padrino y Joselito de testigo, las dos grandes figuras de ese momento. Aún hoy me parece increible haber alternado esa tarde con ambos. Hay recuerdos en la vida de uno que están marcados a fuego y esa tarde la tengo escrita en lo más hondo de mi corazón. 
-¿Qué faltó para que las cosas hubieran sido distintas en su carrera?
-Mira… ser matador de toros es algo muy complejo para cualquiera. No te haces ni idea. Solo tienes que ver los pocos diestros que hay en el mundo. Suma a eso el hecho de haber nacido en Teruel, un lugar que siente el toreo desde su vertiente más épica y trágica. Yo era un torero distinto a eso. Buscaba la pureza, la estética, la belleza… Eso encajaba más en el toreo del sur y quizá aquí se esperaba de mí un toreo bizarro y valiente. No lo sé. Tampoco te puedo contestar con total seguridad
-¿Pero sintió el cariño de los turolenses?
-Si. Totalmente. Luego ya habría que hablar después de aquella corrida de Partido de Resina. La verdad es que no estaba preparado para enfrentarme a unos toros con ese carácter. Me sobrepasaron porque me faltaba técnica y valor, algo que solo se adquiere toreando mucho. Y yo no estaba toreado. Además como te he dicho, ese toro era para luchar con él, para ser un héroe en la batalla y mi concepto iba por otro lado. Y esa corrida me marcó mucho y de forma negativa. Alguno pensará que me retiré por culpa de ese festejo pero ya lo tenía decidido antes. Yo no me veía a la altura de esos toreros de los que hablamos. Y resulta que ahora a mis más de cincuenta años tengo claro lo que no tenía con veinte. Porque toreo mucho en el campo, porque pienso en la cara del animal. Con lo que ahora sé todo hubiera sido distinto entonces (risas).
-¿Y cómo vive la Vaquilla un torero turolense?
-Me gustan los días de corrida y disfruto también de la puesta del pañuelo. Y me enorgullece la forma en la que los turolenses acogemos en la fiesta a todo aquel que viene. Eso nos hace buena gente
-Pero este año todo parece un desastre con el Covid19. ¿Qué va a ser de la Vaquilla y del toreo en el futuro?
-La Vaquilla volverá con más fuerza si cabe al año que viene pero el toreo ha sufrido un palo muy duro del que le va a costar mucho reponerse. Hay muchos ganaderos que han perdido dinero y a ver cuantos aguantan con los gastos que tiene una ganadería que no va a lidiar ninguna de sus reses. Ya veremos…
-Para finalizar quiero acordarme de su actual actividad. Es usted apoderado de un torero contrario a su corte y concepto.
-Así es curiosamente. Pero eso no tiene nada que ver. Javier Sánchez Vara es un tipo muy profesional y valiente con el que estoy luchando para que sea reconocido como él se merece. Estoy por decirte que ahora mismo es el torero más capacitado para matar esas corridas duras que otros no quieren. Lo demuestra el hecho de que Francia le ha dado ese sitio que tiene.
-Pues en Teruel siempre hay una corrida torista.
-Así es. Creo que cabría en uno de esos carteles sin desmerecer a nadie.