Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

50 años de la llegada a la Luna: el diario Lucha siguió la gesta con gran interés 50 años de la llegada a la Luna: el diario Lucha siguió la gesta con gran interés
La hazaña, en Lucha

50 años de la llegada a la Luna: el diario Lucha siguió la gesta con gran interés

El periódico le dedicó varias portadas

Hoy, a la conquista de la Luna. Toda la humanidad pendiente de la gesta de los astronautas. Si se consigue, se hará realidad el sueño secular del hombre. Así de contundente era la portada del periódico Lucha del miércoles 16 de julio de 1969, junto a una imagen de un grabado, leíamos, que reproducía la trayectoria del Apolo XI en su viaje a la luna y las maniobras para posarse en el satélite. Tras semanas publicando informaciones detalladas y amplias sobre los preparativos, aquella portada era la muestra de que todos los ojos estaban puestos en el cielo, desde casi cualquier lugar del planeta.

`Todo bien en el Apolo XI leíamos al día siguiente tras contar el primer día de vuelo que había sido tranquilo y tan solo han surgido pequeños problemas sin importancia. 

En el interior se detallaban detalles técnicos como que era aquello de unidad de movilidad extravehicular. Se trataba del nombre de los trajes espaciales, la prenda más complicada del mundo’, decía el texto. Y hasta el detalle del plan de vuelo encontrábamos, desde la salida hacia el satélite el jueves 17 de julio hasta la entrada de nuevo en la atmósfera el jueves 24 de julio.

La serie informativa con la que se contaba el acontecimiento seguía dando detalles como que los astronautas traerán 23 kilos de souvenirs en referencia a las rocas que tenían previsto recoger los astronautas para dar lugar a una nueva ciencia: la geología extraterrestre, que se estudiaría en un laboratorio de recepción lunar. En este edificio, que costó en su día 560 millones de pesetas, estaba previsto que se estudiasen estas rocas después, asiladas para que no contaminasen la tierra, decía la información, que contaba con gran detalle todo el proyecto. 

Junto a estas líneas, el mismísimo Neil Armstrong, comandante del Apolo XI, se dirigía a los lectores en un texto titulado: Así alunizaremos. Hemos aprendido a andar por la luna. La improvisación quedará reducida al mínimo, en el que detallaba cómo se había preparado aquella misión, con simuladores avanzados y estudio al detalle para cada fase del viaje pero, aclaraba, no hay forma terrena -literalmente hablando- de practicar todo un vuelo a la Luna. Según nuestros cálculos y planificación, constituirá un viaje a lo desconocido y el propio vuelo será el primer ensayo general. El sábado 19 de julio, una imagen de Armstrong, a bordo de la cápsula espacial, ilustraba la portada de este periódico junto a la información que detallaba que la nave había ‘entrado en campo lunar y que si se produjera una tragedia lunar, Collins pondría rumbo a la Tierra en solitario. 

En el interior, contaban las primeras horas en la Luna pero no sería hasta la edición del lunes 21 de julio de 1969 cuando leeríamos el titular que el director del periódico llevaba meses deseando poner en la primera plana: ‘LA LUNA, CONQUISTADA. En grandes letras mayúsculas, y con el mensaje, decía, de Armstrong y Aldrin lanzaron a la humanidad: “Quien quiera que seáis y donde quiera que estéis, meditad sobre los acontecimientos de las últimas horas y dad gracias cada uno a vuestra manera”. Ilustraba aquella portada una imagen de la nave y otra de los tres héroes del espacio. 

En los días siguientes otras caras reclamarían su protagonismo, como la del presidente Nixon, al que veríamos junto a los astronautas a su regreso a la tierra.

Y en el interior del periódico de aquel día histórico y los siguientes, seguíamos encontrando amplia información sobre esta conquista de la luna, en ocasiones con titulares llamativos como otro de aquel día: ‘La Luna, lugar ideal para los inválidos, debido a la escasa fuerza de gravedad.