Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Singra es una de las 50 localidades de la provincia de Teruel que no ha tenido positivos por Covid-19

50 de los 236 municipios de la provincia de Teruel todavía no han comunicado casos de Covid

Solo tres de ellos superan el centenar de vecinos y ninguno alcanza los 200

Tener muy pocos habitantes, acostumbrados a la soledad, y cumplir todas las medidas de prevención en cuanto a higiene, uso de mascarilla y distancia social son las claves que han permitido a 50 de los 236 municipios de la provincia de Teruel, el 21% del total, mantenerse sin ningún caso de coronavirus desde que comenzó la pandemia, según la información de la plataforma Data Covid del Gobierno de Aragón.

Solo tres de estos pueblos libres de Covid-19 tienen más de 100 habitantes: Villarluengo (171 según el último padrón a fecha 1 de enero de 2020), Villar del Cobo (160) y Barrachina (109). Además, hay 25 que tienen menos de 50 vecinos: Aguatón, Allueva, Almohaja, Anadón, Bádenas, Bea, Cañada Vellida, La Cuba, Fonfría, Fuenferrada, Jorcas, Josa, Maicas, Miravete de la Sierra, Nogueras, Pozondón, Rubiales, Rubielos de la Cérida, Santa Cruz de Nogueras, Segura de Baños, Seno, Toril y Masegoso, Valacloche, Valdecuenca y Veguillas de la Sierra.

El listado de municipios que por el momento no han registrado positivos por Covid-19 se completa con 22 localidades que tienen entre 50 y 100 habitantes: Abejuela, Alcaine, Blesa, Calomarde, El Castellar, Cortes de Aragón, Cosa, Cubla, Ferreruela de Huerva, Fórnoles, Jabaloyas, Lidón, Monterde de Albarracín, Moscardón, Las Parras de Castellote, Pitarque, Plou, Singra, Torre de Arcas, Tronchón,  Valdelinares y Vivel del Río Martín.

El alcalde de Villar del Cobo, José Miguel Aspas, confía en poder continuar sin contagios en su localidad y considera que un aspecto fundamental para esta buena situación ha sido “la responsabilidad personal”, ya que se han cumplido todas las medidas de prevención. “Tenemos una población muy envejecida y lo primero es la salud. Por eso los hijos y los nietos que viven en Teruel cuando han podido venir a visitar a sus familiares lo han hecho con todas las precauciones y con mascarillas. “Se ven a distancia, ha sido un poco duro pero la gente ha respondido”, explicó el primer edil, quien recordó que también se realizaron durante mucho tiempo labores de desinfección en lugares sensibles como los contenedores de basura, las proximidades de la farmacia o los bares.

A pesar de la buena situación de Villar del Cobo porque “el pueblo es como una burbuja”, Aspas reconoció que los vecinos están cansados y que “están deseando que llegue la vacuna” y poder recuperar una vida normal.

Situación similar se vive en Singra, con 83 vecinos empadronados. La desinfección en los primeros meses de la pandemia era una constante para prevenir posibles contagios y una de las medidas de mayor impacto fue el cierre del teleclub, el centro social de reunión para los vecinos. Ahora los mayores conversan en la calle sentados cada uno en un banco, porque también en este municipio son muy disciplinados con todas las medidas preventivas, según relató su alcalde, Manuel Martín, quien recordó que tampoco se celebrará esta semana San Blas como es tradicional.

Martín señaló que también Singra tiene una población muy mayor pero desde hace dos o tres años hay varios jóvenes que se han establecido en el pueblo, pero afirmó que todos están siguiendo las recomendaciones. 

El alcalde de Singra señaló que las restricciones a la movilidad han afectado sobre todo a quienes tienen su segunda residencia en el pueblo. Por otro lado, también algunos de ellos han alargado su estancia en la localidad más allá de los meses de verano porque han considerado que un lugar pequeño era mejor para estos tiempos de pandemia.

Una situación parecida se ha dado en Calomarde, donde hay al menos diez vecinos que son de grandes ciudades pero que llevan ya casi un año de estancia continuada en el pueblo porque lo han visto como la mejor opción en tiempos de pandemia.

“La gente está encantada, se ha dado cuenta de la calidad de vida que tenemos en los pueblos y con la pandemia muchos se replantean las cosas. Tenemos los servicios pero sin el estrés de las ciudades”, destacó el alcalde de Calomarde, Andrés Hernández Señaló que la mayoría de estas personas están ya jubiladas porque reconoció que la posibilidad del teletrabajo no es muy viable en esta población por los problemas de conectividad que no permiten disponer de la velocidad necesaria.

Respecto a la ausencia de casos de coronavirus, Hernández señaló que en un municipio pequeño es mucho más fácil “guardar las distancias” y comentó que como hay mucha gente mayor “se toman muchas precauciones”, todo el mundo va con mascarilla y no hay reuniones sociales.

Para el alcalde de Calomarde también hay un componente de suerte en esta situación, ya que “la gente de fuera no ha traído el virus”. Y es que esta localidad tiene atractivos turísticos como el Río Blanco y la Cascada que son muy visitadas, pero, por ahora, no ha habido ningún problema de transmisión de la enfermedad.

Por otro lado, Andrés Hernández recordó que en la vida rural se está acostumbrado a estar en casa, por ejemplo con las recientes nevadas.

En el caso de la provincia de Huesca, hay un total de 16 municipios sin positivos por Covid-19 y en la de Zaragoza, 59.

Los de mayor incidencia

Por el contrario, los tres municipios con más casos de Teruel concentran el 53% de los 11.638 contagios de la provincia desde el inicio de la crisis sanitaria. Se trata de la capital, con 3.939 casos, la tercera localidad con más positivos de Aragón; Alcañiz, con 1.494 casos confirmados, que es la quinta de la comunidad, y Andorra, con 690 positivos, que ocupa el puesto número 16 a nivel autonómico.

También hay tres municipios entre los que más muertes por Covid-19 acumulan en la región. La ciudad de Teruel suma ya 132 fallecimientos por esta causa, solo superado por la capital aragonesa que acumula 1.538 defunciones por esta causa. Además, Alcañiz ha registrado desde el inicio de la pandemia 25 óbitos por coronavirus y Martín del Río, 19.