Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Estado en el que se encuentra el puente que tiene una longitud de 112 metros

A exposición pública el modificado del puente de la Equivocación

Las obras para su acondicionamiento llevan paradas más de un año

Grietas, pintadas, desconchones, aceras levantadas, farolas arrancadas y socavones en el pavimento. El puente de la Equivocación hace honor a su nombre y uno tras otro va a acumulando una serie de problemas que ahora parece que comienzan a solucionarse. El Ayuntamiento ha sacado a exposición pública el modificado del proyecto que está valorado en 305.837,93 euros, IVA incluido. Cuando acabe el plazo de quince días que comienza hoy y se solucionen las alegaciones y reclamaciones que se puedan presentar se pedirá a la empresa adjudicataria del proyecto que continúe con las obras.
Así lo indicó ayer el concejal de Infraestructuras, Juan Carlos Cruzado, que explicó que en el modificado se han incluido dos peticiones, una de Endesa y otra de Fomento. “Endesa pidió modificar las condiciones y como consecuencia de eso tuvimos que modificar el proyecto, que será más caro que el anterior. Ahora se lo comunicaremos a la empresa adjudicataria para ver si continúa con los trabajos”, comentó.
El concejal explicó que esta modificación era más importante que otras anteriores que ya se habían hecho durante los trabajos y por eso era necesario llevar a cabo este modificado del proyecto que ahora se comunicará a la empresa.
La compañía eléctrica e pidió que se instalarán dos tubos de acero para las canalizaciones, debido a que se había producido un cambio en la normativa. 
Además, Fomento también solicitó cambios en las señalizaciones previstas, que igualmente se han introducido en el modificado. Asimismo se había decidido eliminar una barandilla prevista en el primer proyecto. “Ahora hemos introducido todas las modificaciones en el mismo documento”, explicó el concejal, que indicó que en el caso de que la empresa no quisiera aceptar el modificado habría que volver a sacar a licitación la obra y ya sería la cuarta vez.
Si continúa con la obra se le abonará la diferencia aplicando la baja que presentó en su día. A la empresa Tecyr Construcciones y Reparaciones SA se le adjudicó en el verano de 2019 esta obra por 291.002,95 euros, un 5% de lo que ahora cuesta el proyecto. La compañía comenzó los primeros trabajos, pero en el mes de noviembre se pararon debido a las peticiones para modificar el proyecto. La situación de pandemia no ha ayudado a agilizar la reanudación de esta obra en una de las principales entradas de la ciudad. Los trabajos previstos para acondicionar esta infraestructura municipal irán desde el drenaje e impermeabilización hasta la reparación de la estructura, el arreglo del firme y los pavimentos, la señalización y el alumbrado. También será necesario la eliminación de las filtraciones de agua a través de la plataforma del puente y el arreglo del asiento existente en el estribo más cercando al barrio del Jorgito. El puente es además una de las salidas a la variante sur de la ciudad, que comunica con la carretera de Cuenca. 
La actuación en este puente ha sido adjudicada en tres ocasiones. Ni las empresas a las que se les adjudicó en 2017 y 2018 pudieron llevar a cabo las obras y la que las inició en 2019 tendrá que decidir ahora si continúa con los trabajos. Construido entre la década de los 40 y 50 del pasado siglo, por debajo pasa la vía del ferrocarril y el río Turia, además de varios caminos, muy frecuentados en la actualidad como vías de paseo y para la práctica del deporte al aire libre.
En el puente pueden distinguirse tres partes: la primera, sobre la vía de ferrocarril, consta de un austero tablero horizontal abalaustrado; la central contiene un vano en arco sobre pilas, flanqueado por pilastras acanaladas y acompañado por otros de menor tamaño en los huecos de sus muros; y la última está configurada mediante tres vanos con arcos de menor tamaño apoyados sobre pilas de sillares de piedra.