Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

La consejera Broto, este miércoles

Aragón asegura que está preparada para empezar ya una vacunación homogénea en residencias

Dice que no habrá problemas aunque se adelanten las fechas que se barajaban en un principio

La comunidad aragonesa está preparada para empezar una vacunación homogénea contra la covid en las residencias de mayores en cuanto estén disponibles los viales y aunque se adelanten las fechas que se barajaban en un principio.

Así lo ha asegurado este miércoles en rueda de prensa el secretario general técnico del Departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales, José Antonio Jiménez, quien ha insistido en que la comunidad dispone de "todas las herramientas en marcha" para que cuando los viales lleguen a Aragón, estos se puedan administrar rápido.

De momento, ya se ha solicitado a los centros información acerca del número de personas que están dispuestas a vacunarse y que estas firmen ya el consentimiento para recibir la dosis. El próximo viernes, 18 de diciembre, es el plazo que se ha dado a las residencias para proporcionar estos datos.

El departamento desearía que la vacunación alcanzara al cien por cien de los residentes y trabajadores de estos centros, unas 30.000 personas en total, lo que requerirá, ha reconocido el secretario general técnico, un esfuerzo logístico importante.

Y la intención es acometer una vacunación homogénea, sin distinguir a centros públicos o privados, ni las categorías de los mismos o la ubicación geográfica, pero Jiménez ha especificado que será Sanidad quien determine el plan de acción.

La vacunación, en cualquier caso, "no debe de relajar las medidas de prevención y distanciamiento", sino más bien al contrario, ha concluido Jiménez, quien ha lanzado un mensaje de "prudencia y rigor".

En la misma rueda de prensa, la consejera de Ciudadanía, Mariví Broto, se ha referido a la orden que permite las salidas de los ancianos de las residencias para las fechas navideñas, que se ha publicado con la intención de mantener el equilibrio entre la preservación de la salud de los mayores y su estado emocional, y siempre de acuerdo con el departamento de Sanidad.

Son medidas de flexibilización que se han adaptado "cuando ha sido posible", al igual que se han tomado otras medidas de restricción cuando la situación epidemiológica lo ha hecho necesario.

Ahora, según Broto, es un "momento de esperanza", marcado también por la próxima llegada de la vacuna, pero el Gobierno de Aragón, al mismo tiempo, "no tendrá problema" en echarse atrás si es necesario, por lo que ha pedido "tranquilidad y comprensión" a las familias.