Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Mayores en la residencia Javalambre de Teruel

Aragón cumple tres semanas sin fallecidos por covid en las residencias

Es la quinta comunidad con más mayores de 65 años y la cuarta que cuenta con más personas de 85

La consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, Mariví Broto, ha destacado en el Pleno de las Cortes que Aragón lleva tres semanas sin fallecidos por covid-19 en las residencias, según los datos que el Gobierno da a conocer los jueves, y que desde el inicio de la pandemia y hasta el de la vacunación han entrado en las mismas más de 2.200 personas.

Así lo ha dicho Broto durante una comparecencia solicitada por Ciudadanos para informar sobre los datos facilitados por el Gobierno de España acerca de las muertes en residencias aragonesas a consecuencia de la covid-19, que los grupos parlamentarios han apuntado que no entendían por producirse a escasas semanas de que la Comisión Especial de estudio sobre las residencias de mayores concluya su trabajo y emita un dictamen.

Broto, quien ha agradecido el tono de la diputada de Ciudadanos y poder hablar de residencias con tranquilidad, ha recordado que el año de pandemia ha sido "durísimo", pero ha insistido en que las residencias son "seguras" y que las vacunas han sido "la gran esperanza" y el proceso de vacunación "ha ido muy rápido" de acuerdo a los recursos que disponían.

Ha recordado Broto que Aragón es la quinta comunidad con más mayores de 65 años y la cuarta que cuenta con más personas de 85, así como la región que dispone de más residencias para mayores de 65 años, aunque Galicia, por ejemplo, tiene más población mayor.

Ha defendido además que la comunidad ya tiene el modelo de residencias próximo a la población y un sistema de cuidados próximo a los residentes a lo largo del territorio, así como la necesidad de recuperar la normalidad, con cautela, y con la esperanza de la vacuna, "que ya está aquí".

Ahora, de acuerdo con el plan de choque de dependencia, ha dicho, se están concertando plazas e incrementando las prestaciones para llegar a la normalidad, al tiempo que ha resaltado la importancia de que las residencias no pongan impedimentos a la entrada de familiares, lo que ha permitido la vacuna, o que los residentes no tengan que hacer el confinamiento cuando lleguen si están vacunados o se vacunan en estos centros.

Broto ha aseverado además que todas las residencias tienen su plan de contingencia, tienen EPIs y que "en la medida que lleguen las ayudas europeas" plantearán ayudas para las residencias con dos finalidades: que puedan afrontar los gastos extraordinarios originados por la covid y que puedan adaptarse a la nueva situación con la mejora de equipamientos.

La consejera, que ha resaltado que más de 10.000 plazas residenciales de Aragón son plazas públicas, más de la mitad, lo que ratifica "la apuesta social de este Gobierno" y no hay que confundir residencias de gestión pública con plazas residenciales públicas, ha concluido con la necesidad de tener "la mirada larga", de estar abierto a otros modelos de centros que se puedan plantear y de que las residencias sean un modelo que de cobertura también a otras prestaciones que no tenían.

Desde Ciudadanos, Loreto Camañes ha lamentado en su intervención la falta de previsión, la respuesta tardía del Gobierno central, o la falta de coordinación entre el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas en el inicio de la pandemia, al tiempo que se ha interesado por el diseño de planes de contingencia en las residencias de Aragón y líneas de ayudas directas a las residencias para compensar los gastos extraordinarios.

Camañes ha valorado el trabajo desarrollado por la Comisión Especial de estudio de personas mayores para poder avanzar en el modelo de estos centros que se quiere para el futuro, que emitirá en breve su dictamen, que espera que sea con el mayor consenso, ha dicho, y ha recordado que, según el informe del Imserso, de los 4.500 contagios en residencias españolas en la primera semana del pasado enero se ha pasado a menos de cien infectados en la actualidad, lo que avala que las residencias son "centros seguros".

Y ha concluido que si el plan de vacunación logra que todos los mayores estén vacunados a finales de junio la inmunidad en estos centros habrá sido "totalmente completa", aunque ha pedido "prudencia" y no bajar la guardia porque el virus sigue existiendo.