Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Aragón descarta pedir el estado de alarma al aplicar ya medidas restrictivas pero aceptará lo que decida el Gobierno central Aragón descarta pedir el estado de alarma al aplicar ya medidas restrictivas pero aceptará lo que decida el Gobierno central
Javier Lambán, el pasado miércoles, cuando anunció el confinamiento perimetral de Teruel, Huesca y Zaragoza. EFE/Javier Belver

Aragón descarta pedir el estado de alarma al aplicar ya medidas restrictivas pero aceptará lo que decida el Gobierno central

El Ejecutivo de Lambán considera que su decreto ley le da cobertura legal para confinamientos

El Gobierno de Aragón descarta solicitar el estado de alarma al contar ya con cobertura legal para establecer el confinamiento perimetral de las tres capitales de provincia y más restricciones a partir de este lunes en toda la comunidad, aunque aceptará "incondicionalmente" lo que decida el Ejecutivo de Pedro Sánchez.

Así lo han indicado EFE fuentes del Gobierno de Aragón, que insisten en que la Comunidad aceptará cualquier decisión respecto a la declaración del estado de alarma, toque de queda o cualquier otra, sin detrimento de la vigencia de su propio decreto ley, aprobado el pasado lunes.

El Gobierno de Aragón, liderado por el socialista Javier Lambán, decretó el confinamiento perimetral de Zaragoza, Huesca y Teruel el pasado jueves al amparo de ese decreto ley por el que se fijan tres niveles de alerta para frenar los contagios de Covid-19, que suman 1.351 casos en las últimas 24 horas, y diez fallecimientos, según los datos provisionales publicados este sábado por de Salud Pública.

En la sesión de control al Gobierno en las Cortes ayer, el presidente de Aragón, Javier Lambán, aseguró que esta herramienta legal se trabajó durante varios días con el Ministerio de Sanidad y, a su juicio, es "perfectamente constitucional".

En virtud de ese decreto ley, que está en vigor pendiente de su convalidación en el Parlamento aragonés, toda la comunidad estará desde el próximo lunes en el nivel 3 de alerta, el más restrictivo, lo que supone limitar los aforos con carácter general al 25 % -salvo en tiendas de alimentación, que se fija en el 50 %- y prohibir el consumo en el interior de los locales de hostelería, que tendrán que cerrar a las 22.00 horas y que solo podrán abrir las terrazas al 50 % de su aforo.

Las reuniones sociales quedan limitadas a seis personas y se suspenden los eventos deportivos no profesionales, mientras que todos los congresos, reuniones y conferencias deberán ser telemáticas.