Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

192_banner-ddt-premioscca-1200x150px.gif banner click 192 banner 192

Aviso naranja en el Bajo Aragón, que este viernes volverá a superar la barrera de los 40 grados Aviso naranja en el Bajo Aragón, que este viernes volverá a superar la barrera de los 40 grados
Un termómetro de una farmacia ubicado al sol en Alcañiz registraba ayer por la tarde 43 grados

Aviso naranja en el Bajo Aragón, que este viernes volverá a superar la barrera de los 40 grados

Alcañiz alcanzó ayer 40,9 grados y se situó entre las ciudades europeas con un mayor registro

La ola de calor alcanzó ayer su punto álgido en el Bajo Aragón donde se registraron datos que situaron a Alcañiz y Calanda en la lista de los lugares europeos con mayor temperatura en la jornada de este jueves. En Calanda hubo 40,8º y en Alcañiz 40,9º, unas cifras superada en Aragón solo por el barrio zaragozano de Valdespartera(41,2) y por la localidad de Quinto (41,1) y que se situaban entre las más altas de toda España. Con datos oficiales pero provisionales de la red europea Ogimet las dos localidades bajoaragonesas se situaban ayer en la undécima y la décimo cuarta posición. en cuanto a la temperatura máxima registrada en 24 horas a las ocho de la tarde.

La ola de calor continúa durante este fin de semana y ha puesto en alerta máxima a las administraciones directamente implicadas y las autoridades llaman a la población a tomar precauciones. Los efectivos de Protección Civil del Gobierno de Aragón se encuentran prevenidos ante la ola de calor y los riesgos de tormentas e incendios forestales de hoy y los próximos días, según informó ayer en rueda de prensa el jefe de servicio de Seguridad y Protección Civil, Miguel Ángel Clavero, que calificó este episodio como “fenómeno meteorológico no habitual” a la vez que solicitaba “colaboración, precaución y prudencia” en todo tipo de actividades durante estos días que, además, coinciden con un puente festivo en  la comunidad autónoma.

En el caso de la provincia de Teruel los efectos de la ola se harán notar sobre todo en el Bajo Aragón, donde volverán a superar los 40 grados de máxima y los 20 de mínima y se encuentra en alerta naranja por altas temperaturas mientras que el resto de la provincia está en nivel amarillo.

Ante esta situación, Clavero insistió en el hecho de que se han trasladado las expectativas de riesgo a las administraciones y entidades que tienen que ver con la Protección Civil en el territorio, desde los presidentes de comarcas a los alcaldes de las poblaciones que pueden verse más directamente afectadas, pasando por los distintos grupos operativos y profesionales; responsables de actividades juveniles y de instalaciones relacionadas con la montaña o las actividades al aire libre; así como a las empresas de suministro eléctrico y la red de informadores voluntarios de la campaña Montaña Segura, además de los cerca de 1.000 voluntarios de Protección Civil de Aragón.

Todo este volumen de efectivos estará coordinado estos días desde el Centro de Emergencias 112 SOS Aragón, ya que se ha activado el nivel de Emergencia 1 del Plan Territorial de Protección Civil de Aragón (Platear).

Hoy se esperan temperaturas de 41 grados en el Bajo Aragón, Cinco Villas, e Ibérica zaragozana. Los 39 grados se alcanzarán en el Pirineo oscense y el Centro de Huesca. Las temperaturas nocturnas serán también inusualmente elevadas, en torno a los 25 grados en el valle del Ebro y de 20 en el resto de la Comunidad.

Ante esta situación, Clavero insistió en la importancia de la colaboración ciudadana en el doble sentido de respetar las recomendaciones de autoprotección y de poner en conocimiento del 112 Aragón cualquier situación de emergencia que requiera la presencia de algún tipo de efectivos.

Clavero también ofreció una serie de recomendaciones para toda la población dirigida a hacer frente a esta situación inusual reduciendo los riesgos. Igualmente explicó qué medidas tomar ante un incendio, dado el alto riesgo que existe en estos días.

Riesgo de incendios

La situación de elevadas temperaturas y riesgo de tormentas eleva también el riesgo de incendios, por lo que pidió extremar las precauciones en trabajos con maquinaria al aire libre y dotarse de los correspondientes elementos de extinción porque “cualquier chispa puede generar un gran incendio forestal”.

En el caso de que se produzca un incendio recuerda que hay que dar aviso a emergencias y mientras tratar de apagarlo con precaución y con el uso de tierra en caso de que no se pueda alejarse en sentido contrario al fuego. Recordó que no se debe correr ni huir pendiente arriba si el incendio viene desde abajo, sino que hay que desplazarse perpendicularmente y cuesta abajo evitando vaguadas profundas.

En el caso de estar cercado por el fuego sin escapatoria hay que tratar de cruzarlo por la zona menos activa hacia la zona ya quemada y en dirección contraria al viento, una operación extremadamente arriesgada. Si se prenden las ropas no hay que correr, sino revolcarse en el suelo y usar una manta si se dispone de ella. Cuando la vivienda esté próxima al incendio hay que cerrar puertas y ventanas, evitar corrientes para que no entre el humo, echar agua en puertas y tejados evitando tendidos eléctricos, dar aviso a emergencias y seguir las indicaciones del operativo en caso de evacuación.

Clavero explicó que desde el operativo antiincendios hay una vigilancia especial en las zonas donde ha habido tormentas por si hay algún conato.

En este sentido, informó de que las tormentas de la noche del miércoles al jueves habían dejado una importante cantidad de rayos que habían provocado algunos pequeños incendios ya controlados y alguna incidencia por el viento. Son tormentas normales debido al calentamiento del suelo por las altas temperaturas, lo que genera una convección y la formación de nubes, generalmente con poca agua.

La ola de calor ha coincidido con la llegada de polvo en suspensión procedente de África que, se va a dispersar "poco a poco" en los próximos días.

con la entrada de otro frente desde el Atlántico, pero que obliga a quienes presentan patologías respiratorias a extremar las medidas preventivas.

El redactor recomienda