Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Puerta colocada por el Ayuntamiento de Beceite en el acceso al Parrizal. JOSÉ PUCHE

Beceite anuncia que repartirá responsabilidades si aumentan los contagios por quitar la puerta del Parrizal

Reclama a las administraciones alternativas para el control de acceso

El Ayuntamiento de Beceite corresponsabilizará a otras administraciones públicas “de cualquier posible contagio” por Covid-19 a la población derivado de tener que retirar la puerta en el acceso al Parrizal que ha colocado para reducir el aforo del espacio natural ante la imposibilidad económica de vigilar el paraje con personal propio las 24 horas del día.

En un comunicado, el consistorio lamenta la “falta de apoyo” que ha tenido tras la colocación de la puerta “por parte de las diferentes administraciones públicas”, las cuales “han priorizado el interés turístico u otros frente al interés sanitario”, asegura. 

El Ayuntamiento, al que el Gobierno de Aragón no ha autorizado la colocación de la puerta, pide que en caso de que se le obligue definitivamente a retirar el bloqueo no podrá “garantizar la seguridad sanitaria en la toma de abastecimiento de agua a la población, puesto que no disponemos de los medios económicos ni del personal suficiente que permita una vigilancia de este paraje las 24 horas del día”, prosigue la nota.

El consistorio avanza que remitirá un escrito al Servicio Provincial de Medio Ambiente, la Dirección General de anidad, la Dirección General de Turismo, la Confederación Hidrográfica del Ebro y la Subdelegación del Gobierno para solicitar su ayuda, “tanto económica como de personal, y su implicación directa en el control de acceso de personas al espacio natural, que permita garantizar a los vecinos de Beceite que la zona de captación de agua de abastecimiento a la población quede libre de Covid-19, y corresponsabilizará a estas administraciones “de cualquier posible contagio derivado de esta situación”.

El Ayuntamiento recuerda que el 12 de junio quedó habilitado el punto de control de acceso de vehículos al Parrizal, con un horario comprendido entre las 9 y las 19 horas. Durante esta franja horaria el acceso está controlado por el personal contratado por el propio consistorio, que también pone el acento en la prohibición de baño de personas y animales en los diferentes tramos del río a lo largo de la turística ruta del Parrizal. “Hay que tener en cuenta que en la primera poza de la ruta se encuentra la zona de captación de agua potable de la población y el tramo del río Matarraña dentro de ese trazado fue declarado Reserva Natural Pluvial”, argumenta el consistorio.

A partir de las 19 horas, prosigue el comunicado, el paraje queda sin vigilancia, “lo que favorece que personas acudan y aprovechen esa circunstancia para bañarse en el río”, algo que “por desgracia ocurre muy habitualmente”. El apoyo de los guardas forestales es insuficiente, admite el Ayuntamiento, que este año pretende priorizar “en todo momento la seguridad sanitaria de los vecinos de Beceite”. Por tanto, “ante la posibilidad real de contaminación del agua de la toma de abastecimiento por la Covid-19”, consideró “como única solución viable la colocación de una puerta que impidiese el acceso libre al paraje natural durante los meses de julio y agosto”.

El Ayuntamiento considera que reduciendo al 50% el aforo del Parrizal se consigue garantía sanitaria para los visitantes y vecinos. En la misma nota, el consistorio recuerda que se encarga de la “importante labor de gestión y mantenimiento” no solo del Parrizal, sino también de la Pesquera, una zona de pozas en el río Ulldemó también regulada. Con el dinero obtenido a través del punto de control de acceso de vehículos se crea empleo y se logra inversión en infraestructuras, defiende. 

El Ayuntamiento recuerda que ha dado copia de la llave de la puerta a la Confederación Hidrográfica del Ebro, a Protección Civil y a la Oficina de Turismo para que pueda ser usada ante emergencias o por las personas que completen el recorrido del sendero PR-TE-153 Moletes d’Arany.

Los deportistas protestan

En otro comunicado, asociaciones y clubes deportivos del Matarraña y de los Puertos de Beceite  manifestaron su “completa disconformidad con las acciones emprendidas unilateralmente” por el Ayuntamiento, pues las zonas del Parrizal y la Pesquera sirven de acceso a diferentes PR y senderos de los puertos que parten desde estos parajes, y piden que se recapacite y disponga “el acceso libre total” en bicicleta o a pie “en cualquier horario y sin necesidad de tique previo”.

“La situación sanitaria actual no es ni debe ser coartada para restringir cada vez en mayor medida el acceso a la naturaleza y la práctica del deporte, sino todo lo contrario”, inciden, para pedir la retirada de la puerta por ser para ellos, junto a la restricción de horarios, un política “abusiva, desproporcionada” y que está generando “un conflicto innecesario”.

Protestan también porque se prioriza la entrada al Parrizal en vehículo particular, pues “se permiten 50 coches en horario de mañana y 50 en horario de tarde, frente a 10 personas que accedan a pie y siete en bicicleta desde el casco urbano”. Fuera de este horario “no es posible el acceso, ya sea a pie o en bicicleta”, lamentan, cuando “solo desde el Pla de la mina parten cinco senderos en los que no hay problema en respetar las medidas de prevención destinadas a evitar el contagio”.

Las nuevas normas, lamentan, obligan a reservar tique de acceso “aunque sea para ir a correr, caminar o ir en bici”.