Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

Blasco considera que las farmacias rurales Blasco considera que las farmacias rurales
Manuel Blasco, en el Senado, durante su intervención en la Comisión de Despoblación y Reto Demográfico

Blasco considera que las farmacias rurales "necesitan más que un abrazo"

El senador del PP defiende medidas que contribuyan a dar soluciones a un problema sanitario de primera magnitud

El senador del PP por Teruel, Manuel Blasco, aseguró ayer en la Comisión de Despoblación de la Cámara Alta que las farmacias rurales “necesitan más que un abrazo”, y avanzó que presentará una propuesta con medidas para contribuir a encontrar soluciones a un problema sanitario de primera magnitud como es este ante las dificultades que tienen las boticas para salir adelante en zonas despobladas. Blasco defendió varias enmiendas a un moción socialista para que una iniciativa que proponía este grupo adquiriera ese compromiso,  que al no ser aceptadas se transformarán en otra propuesta del grupo popular.
La Comisión de Despoblación  y Reto Demográfico del Senado abordó ayer la situación de las farmacias en el medio rural despoblado entre las cinco mociones que se debatieron, después de que se retirara una sobre comercio electrónico, y entre las que se debatió también el impulso de las energías renovables, la digitalización y la aprobación inmediata la Estrategia estatal, así como una propuesta para transmitir una visión más atractiva del mundo rural presentada por el senador Manuel Blasco junto con otros miembros de su grupo parlamentario y que salió adelante.
Blasco intervino como portavoz del grupo para debatir una propuesta presentada por el PSOE sobre apoyo a la sostenibilidad económica de la farmacia en la España rural, pero que según el senador turolense se quedaba coja en lo que a propuestas se refiere, motivo por el cual presentó tres enmiendas, después de retirar una cuarta, con el fin de que recogiese propuestas concretas que faciliten la viabilidad de estos establecimientos en las zonas rurales.
La moción, que finalmente fue aprobada, plantea el apoyo a la farmacia rural y la necesidad de seguir garantizando su sostenimiento económico, pero sin concretar de qué manera, lo que llevó a Blasco a plantear las tres enmiendas, la primera de ellas para que se retirara la expresión “continuar asegurando” por la de “asegurar”, ya que el senador turolense consideró que en el momento actual no está asegurado, y que el PSOE aceptó introducir.
La segunda enmienda, esta de adición, planteó la implantación de un Plan Nacional de Servicios Farmacéuticos que avancen hacia una tarificación de los servicios que las administraciones públicas competentes y la propia población entendieran necesarios, remunerados con recursos públicos. 
Como tercera enmienda, Blasco propuso fomentar junto con las comunidades autónomas y dentro del Sistema Nacional de Salud, la revisión de los criterios de ordenación y regulación farmacéutica en los territorios en los que se concentra la problemática por falta de rentabilidad económica, teniendo en cuenta las poblaciones atendidas a través de botiquines, igualmente asistidos por farmacéuticos.
Blasco justificó ambas enmiendas argumentando que “las farmacias rurales necesitan más que un abrazo” y precisan de medidas concretas, no solo de buenas intenciones como planteaba el PSOE. El portavoz socialista, Francisco Díaz, consideró que esas cuestiones dependían más de las comunidades autónomas y por eso no las aceptó, ante lo cual el PP se abstuvo, pero anunció la presentación de otra propuesta para concretar el apoyo que necesitan las farmacias rurales.
El senador turolense explicó al término de la sesión que se había reunido con farmacéuticos y le habían manifestado que no querían subvenciones sino otras alternativas que les permitan subsistir, y que por ese motivo se va a reunir con boticarios que desarrollan su labor en el medio rural de la provincia para poder concretar medidas con propuestas concretas que emanen directamente de este colectivo.
Por otra parte, en la comisión de ayer salió adelante la moción que había presentado Blasco junto con otros senadores de su grupo, para que se puedan promover campañas de información para transmitir una visión más atractiva del mundo rural y las personas que viven en los pueblos, y cuyo texto inicial fue transaccionado con enmiendas presentadas por otros grupos políticos. En este caso fue el PSOE quien se abstuvo con el argumento de que el texto había quedado “disperso” al incluirse en la transaccional algunos puntos que consideraban que tenían un “enfoque acusatorio”.
La iniciativa popular plantea el impulso de medidas dirigidas a sensibilizar para que la imagen que se ofrezca del mundo rural y de quienes viven en ellos esté alejada de estereotipos y se muestre como un espacio lleno de oportunidades. Diferentes formaciones, entre ellas Compromís, plantearon la necesidad también de falsear esa imagen e incidieron en que es necesario mostrar la realidad y dotar a estos lugares de los servicios que necesitan para resultar atractivos. En este sentido, el portavoz socialista Abelardo Vico incidió en que “la buena imagen no puede ser un fin en sí mismo, sino un instrumento”.

Imagen atractiva
En la moción transaccionada se argumenta que “una imagen atractiva del medio rural no puede limitarse a pura publicidad”, sino que debe ir acompañada de políticas activas, por lo que se insta al Ejecutivo a que “reconozca de partida el papel activo que ha jugado y juega el Estado y el resto de las administraciones supramunicipales, en el vaciado demográfico de los territorios rurales y en la falta de inversiones en estas zonas, que han agrandado también la brecha social y los derechos”. Este enfoque crítico llevó al PSOE a desmarcarse en la votación y a abstenerse en lugar de apoyarla.