Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Residencia Rey Ardid Ibercaja de Teruel, ubicada en la carretera de Alcañiz, que registra un brote de coronavirus

Brote en la residencia Rey Ardid de Teruel: 56 de los 114 usuarios y 15 trabajadores han dado positivo

Dos personas han fallecido

La residencia de mayores Rey Ardid Ibercaja de Teruel confirmó este lunes el fallecimiento de dos ancianos por coronavirus desde el inicio de un brote que afecta a 56 de sus 114 usuarios y a 15 trabajadores. Ocho de los residentes contagiados han sido trasladados a centros hospitalarios y siete al centro Covid de la localidad zaragozana de Casetas.

Fuentes de la Fundación Rey Ardid Ibercaja, que gestiona el geriátrico ubicado en el número 14 de la carretera de Alcañiz de Teruel, informaron ayer de que dos residentes habían fallecido desde el inicio del brote de coronavirus. De los 114 usuarios del centro, algo más de la mitad (56) han dado positivo por coronavirus.

De esos 56, ocho han necesitado ser hospitalizados mientras que siete han sido trasladados al centro intermedio de Casetas. El resto de ancianos afectados continúan en la residencia y su sintomatología es leve, indicaron las mismas fuentes.

Además de los 56 residentes, también han dado positivo en las pruebas diagnósticas 15 trabajadores de la residencia Rey Ardid Ibercaja.

El departamento de Ciudadanía y Servicios Sociales del Gobierno de Aragón aseguró que “en estos momentos” no está previsto intervenir ni tomar el control de ningún centro asistencial de la Comunidad Autónoma.

Entre tanto, la residencia de personas mayores Javalambre de Teruel, dependiente del Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS), confirmó este lunes que, como consecuencia del brote abierto hace unos días, tres personas habían sido trasladados al hospital.

Fuentes del departamento de Ciudadanía y Servicios Sociales, de quien depende el IASS, señalaron que se siguen haciendo pruebas y controles a los residentes, pero no informaron del número total de afectados.

Desde la residencia, se ha informado a los familiares de los usuarios de la segunda planta que los positivos localizados habían sido trasladados a otra y que los trabajadores sociales les informarían diariamente de su evolución. Los casos negativos, “que son la mayoría”, permanecen en su habitación con un control estricto diario de sus constantes vitales, añadieron en su comunicación.

Según el Boletín Epidemiológico Semanal de Aragón, en la semana del 9 al 15 de noviembren había 86 brotes activos, de los que 55 corresponden a centros residenciales, 10 al ámbito laboral y 10 al educativo. Entre usuarios de centros residenciales, la letalidad fue del 36,3% hasta el 31 de mayo y es del 14,1% desde el 1 de junio hasta el pasado jueves.