Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

Cada turolense depositó 55 envases de vidrio en el contenedor verde en 2020 Cada turolense depositó 55 envases de vidrio en el contenedor verde en 2020
Imagen de un contenedor de recogida de vidrio en la avenida Sagunto de la capital turolense

Cada turolense depositó 55 envases de vidrio en el contenedor verde en 2020

Los aragoneses reciclaron 20.130 toneladas de estos residuos, con una media de 15,1 kg/habitante

Cada turolense depositó alrededor de 55 envases de vidrio en el contenedor verde en 2020, con una media de 16,1 kilos por habitante, superior a la del conjunto de Aragón, de acuerdo con los datos publicados por Ecovidrio, entidad sin ánimo de lucro encargada de la gestión del reciclado de residuos de envases de vidrio en España.

Cada turolense depositó alrededor de 55 envases de vidrio en el contenedor verde en 2020, con una media de 16,1 kilos por habitante, superior a la del conjunto de Aragón, de acuerdo con los datos publicados por Ecovidrio, entidad sin ánimo de lucro encargada de la gestión del reciclado de residuos de envases de vidrio en España.

En un año marcado por la pandemia de covid-19, en Aragón se recogieron a través del contenedor verde un total de 20.130 toneladas de residuos de envases de vidrio, lo que sitúa la aportación de cada ciudadano en 15,1 Kg/habitante (unos 52 envases por persona).

Durante 2020, los aragoneses depositaron casi 200.000 envases al día en los más de 7.000 contenedores de vidrio repartidos por toda la comunidad, una media de 130 cada minuto. Por provincias, Huesca fue la que más recicló con 21,2 kilogramos por habitante, seguida de Teruel (16,1 Kg/hab) y Zaragoza (13,6 Kg/hab).

En 2020 los ciudadanos acudieron puntualmente a los 7.027 contenedores verdes que hay repartidos por toda la región. Además de todo el vidrio depositado en los iglús por los aragoneses, Ecovidrio pudo recuperar 201 toneladas de vidrio a través de la planta de tratamiento de residuos urbanos, reintroduciéndolas en el ciclo productivo para fabricar nuevos envases.

Los estudios muestran que el pasado ejercicio los ciudadanos han consumido más envases de vidrio en el hogar y los han reciclado con mayor intensidad.

Como es lógico, en términos absolutos, 2020 registró un descenso en las toneladas recogidas a través del contenedor verde de un 2% en Aragón, un dato significativamente inferior a la caída media registrada a nivel nacional del (-6%), debido a los cierres y restricciones del turismo en general y del sector Horeca en particular. Este último sector es el responsable de la generación de más del 50% de los envases de vidrio del mercado, por lo que, en líneas generales, se redujeron los residuos de envases de vidrio puestos en circulación. Pese a ello, los datos de Aragón se sitúan muy por debajo del descenso del consumo estimado en envases de vidrio de en torno al 11%, en línea con la caída del PIB, lo que demuestra el compromiso ambiental de los aragoneses, según Ecovidrio.

Beneficios ambientales

Además del compromiso ciudadano, estos datos han sido posibles gracias al esfuerzo realizado durante la pandemia por toda la cadena de reciclado en Aragón. 

Considerado como un servicio esencial, durante el confinamiento, se realizaron más de 30 rutas semanales de recogida y mantuvieron su actividad una planta de tratamiento y reciclaje de envases de vidrio, así como una planta de residuos urbanos y una vidriera ubicadas en la región.

“2020 ha sido especialmente positivo en lo relativo al compromiso con el medioambiente. En medio de la crisis sanitaria, los aragoneses han seguido reciclando el vidrio incluso con mayor frecuencia que en años anteriores, lo que demuestra que es un hábito muy consolidado entre la población. Estamos muy orgullosos y agradecidos de que ciudadanos, hosteleros, cadena de valor y administraciones remamos en la misma dirección y en clave de recuperación económica verde. Abordar la emergencia climática y la transición hacia una economía circular real para la protección de nuestros ecosistemas y biodiversidad es una prioridad”, dijo José Manuel Núñez-Lagos, director general de Ecovidrio. 

Durante 2020, los aragoneses siguieron tomando conciencia sobre la importancia de cuidar del medioambiente. Así, el reciclaje de envases de vidrio ha sido, un año más, un ejemplo perfecto de modelo de economía circular, apoyando además la Agenda 2030 y hasta seis Objetivos de Desarrollo Sostenible. En concreto, durante el pasado año, gracias al reciclaje de vidrio, se consiguió evitar la emisión de 11.792 toneladas de CO2 equivalentes a retirar 5.500 coches de la circulación durante un año y la extracción de 24.397 toneladas de materias primas de la naturaleza (arena, sosa y caliza) equivalentes a 2,5 veces el peso de la Torre Eiffel, además de ahorrar 14.520 MWh de energía, el equivalente al consumo energético de todos los hospitales de Aragón durante más de un mes.

Durante la pandemia, Ecovidrio ha seguido trabajando estrechamente junto al sector Horeca, una industria clave para la economía española y que ha sufrido especialmente las consecuencias de la crisis sanitaria. 

Fruto de este trabajo conjunto, Ecovidrio visitó cientos de locales durante 2020 para estrechar lazos con los hosteleros, conocer más de cerca los retos que enfrentan y diseñar soluciones personalizadas. Por otro lado, la entidad siguió dotando a estos locales de la mejor infraestructura para la gestión del reciclaje de vidrio, gracias a la entrega de 202 cubos especiales y a la instalación de contenedores adaptados al sector Horeca.

Por último, Ecovidrio ha seguido desarrollando campañas de movilización social dirigidas a la sociedad en Aragón como, por ejemplo Recicla Vidrio Por Ellas, una iniciativa por la que se colocaron contenedores rosas con el objetivo de movilizar a los ciudadanos a contribuir a la investigación del cáncer de mama.

Datos nacionales

Durante 2020, en España se recogieron a través del contenedor verde un total de 843.049 toneladas de residuos de envases de vidrio, lo que sitúa la aportación de cada ciudadano en 17,8 kg (unos 61 envases por persona). Es una cifra muy positiva, ya que refleja el compromiso de los ciudadanos con el medioambiente y con el reciclaje incluso en un momento de incertidumbre y crisis sanitaria.

En todo el territorio hay actualmente 235.259 contenedores verdes. Asimismo, cabe destacar que, además de todo el vidrio depositado en los iglús por los españoles, Ecovidrio ha podido recuperar 63.750 toneladas de vidrio a través de 21 plantas de tratamiento de residuos urbanos, reintegrándolas en la cadena de reciclaje.

Para superar los objetivos de reciclaje de envases de vidrio que marcan las nuevas directivas europeas, y hacerlo de forma eficiente y sostenible, Ecovidrio ha elaborado un plan estratégico con el que superará las nuevas exigencias de tasa de reciclado que marca Europa. Ecovidrio prevé invertir más de 500 millones de euros en cinco años para implementar técnicas muy avanzadas de business intelligence, adoptar técnicas de recogida selectiva de vanguardia, intensificar las operaciones en el sector Horeca e innovar para la movilización de la ciudadanía.