Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

El tejado del antiguo colegio de San Nicolás de Bari está siendo reformado

Cáritas Teruel plantea acondicionar varias habitaciones en San Nicolás para personas sin hogar

Actualmente se está acometiendo la renovación del tejado del inmueble

Cáritas Diocesana de Teruel proyecta acondicionar varias habitaciones en la última planta del edificio de San Nicolás de Bari, que podrían acoger a personas sin hogar. Actualmente se está acometiendo la renovación del tejado de este inmueble de 110 años, que está declarado Bien de Interés Cultural.

Esta obra, que financian entre varias instituciones, supone una inversión de 300.000 euros y Cáritas plantea ahora buscar financiación para poder acometer el acondicionamiento de seis o siete habitaciones, en los espacios donde antiguamente estuvieron los cuartos de los internos.

“Ha sido necesario restaurar todo el tejado, de 2.400 metros cuadrados, porque el edificio tenía goteras que estaban perjudicando a todas las plantas, ahora con la pandemia vemos que se podrían acondicionar esas habitaciones para atender a personas sin hogar o menores no acompañados”, comentó el director de Cáritas, Juan Marco, que recordó que durante el confinamiento tuvieron que reconvertir el salón de actos de la sede de la Casa del Aljibe como habitación para atender las necesidades de alojamiento que fueron surgiendo.

Está previsto que la obras del tejado finalicen a finales de septiembre o principios de octubre y si se pudiera acometer el acondicionamiento de estas habitaciones podrían estar antes de fin de año para poder así atender a un posible incremento de personas sin hogar a las que darles un techo en caso de que la situación de la pandemia se agudizara con la llegada del invierno.

Paralelamente a la actuación en el tejado, a través de la escuela taller que se clausuró hace unas semanas se han puesto en marcha los antiguos aljibes del edificio. Tras su limpieza se ha podido recoger 60.000 litros de agua con el sistema de canalización para recoger aguas pluviales. Una vez que han comprobado que funciona en próximas ediciones de la escuela taller se planteará hacerlos visibles y utilizar el agua que se recoge para dar servicio a los jardines que se podrán acondicionar. “En la próxima convocatoria del Gobierno de Aragón pediremos una escuela taller de jardinería y medio ambiente”, comentó Marco. 

La escuela taller Rehabilitar con corazón, que finalizó a principios de este mes, también acometió trabajos en los patios del colegio.

Reparto de comidas  en el Hogar con Corazón

Cáritas continúa trabajando para paliar las necesidades derivadas de la actual situación de crisis sanitaria y en el Hogar Con Corazón de su sede de la calle Hartzenbush está ofreciendo comidas a personas sin hogar. “Cada día vienen entre seis o siete personas que comen en el hogar y luego les damos un bocadillo o plato frío para cenar”, comentó Marco que destacó que durante estos meses se han sumado nuevos voluntarios, que atienden el hogar y destacó que muchos de ellos son jóvenes.

Cáritas está llevando a cabo asimismo mejoras en el albergue municipal que gestiona la institución desde principios de año en sus propias instalaciones, como la sustitución de somieres y colchones.