Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Casi 70 bienes culturales de Aragón están en la lista roja del riesgo, cinco de ellos en la provincia de Teruel Casi 70 bienes culturales de Aragón están en la lista roja del riesgo, cinco de ellos en la provincia de Teruel
Convento de los Servitas de Las Cuevas de Cañart. Archivo comarcal Maestrazgo/SIPCA

Casi 70 bienes culturales de Aragón están en la lista roja del riesgo, cinco de ellos en la provincia de Teruel

33 se ubican en Zaragoza y 31 en Huesca

Patricia Simón (EFE)

Zaragoza

 

En Aragón hay registrados actualmente 69 elementos del patrimonio cultural en la Lista Roja de la asociación Hispania Nostra, una entidad a través de la que dar la voz de alarma por un elemento cultural que se encuentre en peligro o mal estado y cuyo riesgo es luego evaluado por un comité científico.

De esos 69 monumentos que forman parte en Aragón de la Lista Roja, la mayor parte se encuentran en la provincia de Zaragoza, con un total de 33 registrados, mientras que en la provincia de Huesca hay contabilizados 31 y en Teruel únicamente 5.

La Lista Roja clasifica el patrimonio en arqueológico, civil, industrial, militar, natural y religioso. En la comunidad aragonesa, más de la mitad de elementos contabilizados en esta lista pertenecen al patrimonio religioso y es el patrimonio militar el que ocupa el segundo lugar.

En Zaragoza capital están en la Lista Roja los restos urbanísticos del periodo árabe de la ciudad y la fábrica de fundición del siglo XIX Averly, la más antigua de Aragón.

Y en la provincia elementos como el monasterio de Santa Fe de Cuarte; el monasterio cisterciense femenino del siglo XIII de Sádaba, filial del de Veruela; la iglesia barroca con portada gótica del pueblo abandonado de Tiermas; el recinto fortificado de Calatayud; el castillo de Monreal de Ariza, erigido por Alfonso I en 1128, el monasterio de Toso, considerado el primero cisterciense de Aragón; el castillo de Maella, o la iglesia del convento de San Rafael del Pueblo Viejo de Belchite.

En la provincia de Huesca hay elementos como la iglesia románica de Aruej (Villanúa) del siglo XI; las iglesias del siglo XII de los núcleos deshabitados de Acín de Garcipollera o Cenarbe; la necrópolis medieval abandonada de Hecho; las ermitas de Sercué o Sahún, o la iglesia románica de Anzaro del siglo XII, cuya portada principal fue arrancada y vendida al Museo Marés de Barcelona, donde se conserva.

De Valderrobres a Aguaviva

Los cinco elementos incluidos en la Lista Roja de la provincia de Teruel son el palacio-fábrica de papel de Valderrobres el siglo XVIII; el convento de los carmelitas descalzos de El Desierto de Calanda; la ermita barroca del siglo XVII de Aguaviva; el convenio servita del siglo XVIII de Las Cuevas de Cañart, y las masías fortificadas del Maestrazgo.

El número de elementos que aparecen registrados en la Lista Roja no refleja solo el estado del patrimonio, sino también el "interés" de la población, porque cuanto más concienciados están los ciudadanos, más uso de este instrumento hacen, manifiesta a la agencia Efe uno de los miembros del comité científico de Hispania Nostra, Alfonso Muñoz Cosme.

Despoblación

La Comunidad aragonesa sufre de algunos problemas específicos como la despoblación, zonas que cada vez tienen menos habitantes y recursos. Además, Aragón, es una comunidad con un territorio muy grande en relación a su población y todo eso influye en que sea más difícil mantener un patrimonio que es muy rico y muy variado, explica Muñoz.

A veces, la inclusión de un determinado elemento en la Lista Roja hace que las administraciones se movilicen para que estos elementos pasen a formar parte de la Lista Verde aunque a veces esto no ocurre y los bienes permanecen en la Lista Roja mucho tiempo, dice Muñoz.

La decisión de cambiar de color la toma el comité de expertos, una vez analizada la situación después de que se hayan llevado a cabo obras de consolidación o restauración y si se considera que estos elementos ya no presentan riesgo de desaparecer.

En Aragón, 21 elementos del patrimonio han pasado a la Lista Verde a lo largo de estos últimos catorce años. De hecho, el último bien en incorporarse ha sido el Lavadero de Lana del Jiloca (Calamocha), que lo hizo en diciembre de 2020.

Pero también ha sido en esta misma provincia en la que en este año 2021 la ermita San Gregorio Magno se ha registrado en la Lista Roja, siendo el bien patrimonial de todo Aragón en incorporarse a esta lista de forma más reciente.

En el momento en el que un monumento sufre alteraciones irreversibles y no existe forma de recuperarlo, pasa a formar parte de la Lista Negra, pero hasta el momento ningún bien del patrimonio aragonés ha formado parte de esta lista.

En total, en Aragón desde el primer elemento que se añadió a la Lista Roja en el año 2007 hasta la actualidad se han registrado un total de 90 elementos del patrimonio aragonés que en algún momento han formado parte de la Lista Roja.

Aragón ocuparía el cuarto puesto con respecto a las demás comunidades autónomas españolas y es Castilla y León la que encabeza la lista con 304 elementos de patrimonio registrado, seguida de Andalucía con 133 y Castilla La Mancha con 95.

En general en todas las comunidades autónomas de España ha aumentado mucho la valoración y la preocupación por el patrimonio ya que en los últimos cuarenta años se han hecho muchas inversiones, explica Alfonso Muñoz.