Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Los secretarios generales de UGT y CCOO en Teruel, Alejo Galve y Pilar Buj, al frente de la concentración a las puertas de la Subdelegación del Gobierno

CCOO y UGT vuelven a reclamar en Teruel las reformas sociales pendientes

Los sindicatos señalan que solo con salarios dignos se puede reactivar el consumo y la economía

UGT y CCOO Aragón reanudaron este jueves las movilizaciones iniciadas hace un mes bajo el lema #AhoraSíToca con una concentración frente a la Subdelegación del Gobierno en Teruel dentro de la campaña nacional iniciada por ambos sindicatos para reclamar al Gobierno que cumpla con la agenda de reformas sociales comprometidas.

Al frente de la concentración estuvieron los secretarios generales de CCOO y UGT en Teruel, Pilar Buj y Alejo Galve, respectivamente. Ambos recordaron que esta protesta se repetirá los días 11 de cada mes hasta que el Gobierno de España cumpla con la agenda de reformas comprometida con los agentes sociales.

La protesta desarrollada bajo el lema Ahora sí toca en referencia a las demandas que han presentado de recuperar los derechos sociales arrebatados durante la última década y facilitar una salida igualitaria a las crisis sanitaria y económica que ha provocado el coronavirus.

Para dejar de concentrarse, señalaron, solo es necesario que se abran las mesas de negociación, a la vez que incidieron en las tres cuestiones que se deben abordar desde el diálogo social como es la derogación de la ley de reforma laboral “para que la salida de la crisis no sea de precariedad, la derogación de la reforma de las pensiones y la congelación del salario mínimo interprofesional.

El objetivo, aseguraron es “no salir de esta crisis con las mismas leyes que lastraron el mercado de trabajo en la anterior crisis”.

En este sentido, Pilar Buj aseguró que el Gobierno debe plantearse una salida a la crisis diferente a la anterior. “No puede volver a hacerse a costa de la clase trabajadora y de la destrucción del tejido productivo”, argumentó. 

Alejo Galve añadió que tan solo están reclamando lo que los partidos políticos ahora en el Gobierno prometieron en sus programas electorales y en sus discursos de investidura.

Sobre la reforma laboral, dijo que modificar las cuestiones que afectan a los despidos colectivos para evitar la destrucción de empleo, mientras que sobre las pensiones indicó que debe garantizarse el poder adquisitivo. Y en cuanto al SMI, Buj indicó que su congelación “perjudica a las clases más vulnerables, que soportan sectores esenciales y los más numerosos en nuestro país”.

“No podemos permitir que haya una clase trabajadora cada vez más empobrecida mientras las multinacionales cada vez tienen más beneficios”, comentó.

Por último, Galve señaló que si no se garantizan salarios dignos no se podrá reactivar el consumo de las familias y, por tanto, la economía.