Síguenos

457_1200x150-bueno.gif banner click 457 banner 457

Condenado un joven de Teruel a indemnizar a otro por insultos homófobos y agresiones Condenado un joven de Teruel a indemnizar a otro por insultos homófobos y agresiones
Fachada de la Audiencia Provincial de Teruel, sede de los juzgados de instrucción

Condenado un joven de Teruel a indemnizar a otro por insultos homófobos y agresiones

Los hechos sucedieron el pasado día 18 en un pub de la capital
banner click 244 banner 244

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Nº 3 de Teruel ha condenado a un joven, A.D.G., a indemnizar a otro con 360 euros por increparle con insultos homófobos, amenazas de muerte, expresiones intimidatorias y violencia física en la noche del pasado viernes, 18 de febrero, en un pub de la capital turolense.

El magistrado, además, ha prohibido al primero de los jóvenes que se aproxime la distancia de menos de cien metros respecto al segundo, así como a su domicilio, su lugar de trabajo o estudios y los lugares que frecuenta, y a comunicarse con él por cualquier medio, ya sea informático, telefónico o físico, en un plazo de seis meses.

Según recoge la sentencia, hecha pública este viernes, los hechos sucedieron el pasado viernes 18 de febrero en torno a las 04.45 horas, cuando en uno de los pubs de la ciudad el acusado se mofó de la condición de sexual del otro joven porque llevaba pintados los ojos, los labios y las uñas y vestía unas botas de tacón.

Agresividad

El acusado incrementó su agresividad contra el denunciante, estirándole de las trenzas que llevaba, y profiriéndole expresiones intimidatorias“tales como que era un "maricón y le iba a matar", añadiendo que "le tocaba las trenzas si le salía de los cojones”, y finalmente le propinó un puñetazo en la frente, tirándolo al suelo.

Por tales hechos probados, el magistrado ha condenado al acusado, A.D.G., como autor de un delito leve de maltrato de obra sin causar lesión, con la circunstancia agravante de odio por motivos de orientación o identidad sexual, con la pena de multa de dos meses a razón de una cuota diaria de seis euros, resultando una cantidad total a pagar equivalente a 360 euros.

Igualmente, ha condenado al joven a sufrir un día de privación de libertad, debiendo cumplimentarse en prisión, por cada dos días de multa que impagare, y al pago de las costas procesales, si las hubiere, por expreso mandato legal, además de a la orden de alejamiento de cien metros del joven agredido. La resolución no es firme y contra la misma cabe interponer recurso de apelación en el Juzgado de la Audiencia Provincial de Teruel