Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Edificio del Centro de Salud de Muniesa

Continúan hoy las pruebas en Alacón donde hay 11 positivos por Covid-19

Sádaba estaba a la espera del resultado de unos cien test tras detectar 9 contagios

El centro de salud de Muniesa continuará hoy lunes con la labor de seguimiento y control del brote familiar de coronavirus detectado hace más de una semana en la localidad de Alacón, que se ha estabilizado con once casos. Mientras que en el pueblo afectado continúan las medidas preventivas para evitar la propagación de la Covid-19.
El alcalde de Alacón, Ricardo Alquézar, explicó que se retomarán las pruebas a los contactos hoy pero insistió en que la situación parece que está estabilizada y que las personas que dieron positivo continúan con el aislamiento en el domicilio y se van recuperando.
El alcalde de esta localidad de la Comarca Andorra-Sierra de Arcos aseguró que el fin de semana había transcurrido con mucha tranquilidad y que habían sido muy pocos los vecinos que residen fuera y acuden al pueblo solo los fines de semana que lo habían hecho en esta ocasión.
Alquézar también explicó que el bar, que es municipal, se cerró desde el pasado miércoles como medida de prevención y que no abrirá en 15 días para evitar la propagación del virus. “Es una decisión que se ha tomado por precaución”, insistió.
Los primeros casos en Alacón, un municipio de unos 250 habitantes, se diagnosticaron el sábado 4 de julio en dos miembros de una misma familia que, además, trabajan en el taller de empleo de la localidad. El contagio comenzó en una reunión familiar a la que asistió una persona que vive en Lérida.
Tras el seguimiento de los contactos, se fueron detectando más positivos hasta un total de once, todos ellos con vínculos familiares.
Entre las medidas adoptadas por el Ayuntamiento, se procedió este viernes a la desinfección de diferentes instalaciones municipales como el propio consistorio, la biblioteca o la conservera en la que se desarrolla el taller de empleo, para ello contaron con la colaboración del parque de Bomberos de Alcañiz de la Diputación Provincial de Teruel.
Asimismo, los bandos municipales emitidos por el alcalde han trasladado un mensaje de tranquilidad a los vecinos y han insistido en la importancia de respetar las medidas sanitarias como el uso de mascarilla o el mantenimiento de la distancia interpersonal.

Sádaba 
La localidad zaragozana de Sádaba está a la espera del resultado de unos cien test que se ha realizado desde el pasado viernes, después de detectar 9 contagios de coronavirus surgidos en una cena de amigos el sábado de la pasada semana.
De esta reunión de amigos se han confirmado un total de 12 positivos, de los que 9 corresponden a Sádaba, donde se celebró la cena, uno a Pamplona de donde procedía uno de los comensales y otros dos de la ciudad de Zaragoza.
“Todo viene de la cena de amigos del sábado en Sádaba, pero rápidamente lo comunicaron y enseguida se hicieron las pruebas entre los que salieron estos primeros contagios”, explicó el presidente de la Comarca de las Cinco Villas y alcalde de Sádaba, Santos Navarro.
En declaraciones a Europa Press, Santos Navarro contó que las personas que han dado positivo “están bien, alguno con fiebre, pero en general se encuentran bien. Todos son gente joven, sobre la treintena”.
Tras confirmarse los casos positivos, el alcalde decidió cerrar los espacios de ocio y deportivos, como la piscina, y también se reunió con los propietarios de bares y terrazas para que procedieran al cierre y evitar que hubiera zonas de contacto entre la población. Todos volverán a reabrir hoy lunes cumpliendo las medidas de seguridad y aforos, avanzó el alcalde de Sádaba.
“La finalidad era poder controlar el brote y se ha conseguido porque todos han colaborado desde el primer minuto. Los vecinos lo han entendido y la movilidad ha sido más reducida para controlar los posibles casos”, destacó Santos Navarro.
El responsable municipal de la localidad zaragozana añadió que entre los habitantes de Sádaba la sensación es de “tranquilidad y colaboración, además de estar muy sensibilizados y portar la mascarilla”. 
“La vida sigue y hay que aprender a convivir con el virus”, apostilló Navarro.