Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Palacio de Justicia de Teruel, sede de los órganos judiciales de la provincia

Crecen las ejecuciones hipotecarias y los concursos a principio de año

El informe sobre la crisis del CGPJ no recoge todavía los impactos del Covid

Las ejecuciones hipotecarias y los concursos crecieron durante el primer trimestre del año un 37,5% y un 166% en la provincia de Teruel, según recoge el último informe sobre los efectos de la crisis en los órganos judiciales que elabora trimestralmente el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Ese incremento tan importante en términos porcentuales no se ve reflejado, no obstante, en un volumen importante  de asuntos en lo que a cifras absolutas se refiere, ya que en el caso de los concursos se pasó de 3 a 8 si se compara con el mismo periodo del año anterior.

Este informe trimestral que empezó a elaborar el CGPJ a raíz de la crisis económica anterior para poder medir el impacto que la coyuntura social tiene en los órganos judiciales, no recoge todavía en el primer trimestre de este año los efectos que va a suponer la pandemia del Covid 19 en este tipo de litigiosidad judicial, puesto que la alerta sanitaria se decretó a mediados del mes de marzo.

Con más retraso de lo habitual debido a la excepcional situación provocada por el coronavirus, el informe de los primeros tres meses del año acaba de ser publicado por el CGPJ. Por esa misma causa en su calendario no se apuntan todavía las fechas de cuándo podrían conocerse los informes del segundo trimestre. Habitualmente los datos estadísticos suelen darse dos meses después de haber finalizado cada trimestre.

En lo que respecta a los tres primeros meses de este año se aprecia un incremento de lo que han sido los concursos presentados, así como las ejecuciones hipotecarias. Por contra, los datos del CGPJ muestran un descenso de la litigiosidad judicial durante ese periodo tanto en las demandas por despidos como en los lanzamientos y las reclamaciones de cantidad, si bien en el caso de los monitorios también se produce un ligero incremento del 3,5%, que son los casos relativos a pequeñas reclamaciones dinerarias.

Entre enero y marzo de este año se presentaron en la provincia  un total de 8 concursos en los Juzgados de lo Mercantil y de Primera Instancia, cinco más que en el mismo periodo del ejercicio anterior, lo que supone un incremento del 166%, cuando en España ese crecimiento fue del 17,1%. Evidentemente, en números absolutos se trata de cifras muy pequeñas aunque porcentualmente pueda parecer que es mucho.

De esos concursos, la mitad correspondieron a personas naturales, no empresarios, que crecieron un 300% con respecto al mismo periodo del año anterior, cuando el resto lo hicieron en un 100%.

Las ejecuciones hipotecarias también crecieron durante el primer trimestre después de que a lo largo del ejercicio de 2019 disminuyeran en casi un 40%. Entre febrero y abril se registraron 11 frente a las 8 de los tres primeros meses del año anterior, lo que supone un incremento del 37,5%. Por contra, en el resto del estado español disminuyeron un 8,6%.

Las demandas registradas en el Juzgado de lo Social entre enero y marzo disminuyeron un 5,3% al pasar de 19 a 18 si se compara ese trimestre con el del año anterior. A lo largo de todo ese ejercicio hubo un incremento del 77%, sobre todo en el cuarto trimestre, que es cuando se registraron 70 de las 131 demandas presentadas durante todo 2019. En España en cambio, durante el primer trimestre de este año este tipo de demandas se incrementaron un 4,1% después de que el ejercicio anterior se cerrara con un aumento del 11,99%.

Lo que descendió de forma considerable en el primer trimestre de este año fueron los lanzamiento practicados en la provincia, es decir, la entrega de inmuebles por impagos, que disminuyó un 63%. En total se registraron 7 frente a los 19 del mismo periodo del año anterior, en el que a lo largo de todo el ejercicio los lanzamientos disminuyeron un 27%.

De esa cifra, 3 fueron lanzamientos como consecuencia de procedimientos de ejecuciones hipotecarias, un 57,1% menos, mientras que los otros 4 restantes fueron consecuencia de procedimientos derivados de la ley de arrendamientos urbanos. En este último caso pasaron de 12 a 4, lo que supone un descenso del 66,7%.

Y las reclamaciones de cantidad por deudas con la Seguridad Social y otras también disminuyeron en la provincia en un 17,5%, ya que entre enero y marzo hubo 52 frente a las 63 del año anterior. En el conjunto del estado también disminuyeron las reclamaciones de cantidad aunque menos, puesto que lo hicieron en un 4,7%.

Lo que sí que aumentaron fueron los monitorios, que lo hicieron en un 3,5%, al pasar de 318 en el primer trimestre del año pasado a 329 en el de este. Los monitorios son reclamaciones de pequeñas cantidades, entre ellas deudas con comunidades de vecinos. 

Presión de las cláusulas suelo

La presión por las cláusulas suelo en los órganos judiciales, para el que hay un juzgado especializado, empieza a remitir, según se desprende de los últimos datos recogidos en el informe del Consejo General del Poder Judicial. Durante el primer trimestre de este ejercicio ingresaron 18 asuntos por esta causa, frente a los 63 que lo hicieron en el mismo periodo del año anterior. Entre enero y marzo se han resuelto además 12 asuntos y al final del periodo se encontraban en tramitación 21. El cien por cien de las sentencias dictadas fueron estimatorias.

El año pasado ya se notó un descenso de este tipo de reclamaciones judiciales, puesto que a lo largo de todo el ejercicio ingresaron 127 asuntos frente a los 219 que lo hicieron el ejercicio anterior, lo que supone prácticamente la mitad. Además, se resolvieron la mitad de asuntos, 162 frente a 306.