Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Los empresarios de hostelería y turismo de la provincia están preocupados ante las nuevas restricciones que se pueden anunciar en breve

Cunde la preocupación entre el empresariado turolense de hostelería y turismo por las posibles medidas a tomar ante el repunte del coronavirus

El Gobierno de Aragón anunció nuevas decisiones para combatir el problema

Las organizaciones empresariales de la hostelería y el turismo han dejado patente su gran preocupación ante las nuevas medidas que pueda anunciar el Gobierno de Aragón en los próximos días por la evolución de la pandemia en la Comunidad Autónoma, y la forma como pueden incidir en este sector. Advierten de que no van a poder aguantar por mucho más tiempo esta situación por las restricciones que se les imponen, y urgen a que se articulen ayudas como el aplazamiento de impuestos, rebajas, exenciones y exoneraciones fiscales, entre otras.
La Confederación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Aragón (CEHTA), de la que forma parte la Asociación de Teruel Empresarios Turísticos, informó ayer en un comunicado de que se habían reunido de urgencia y están en permanente contacto al objeto de coordinar algunas acciones tras el anuncio de medidas sin concretar por parte del Gobierno de Aragón.
Los hosteleros, a la espera de que se den a conocer, temen lo peor, algo que está provocando “dudas” entre las empresas. Critican que las restricciones se anuncien sin concretar en ruedas de prensa y se oficialicen días después, puesto que “lo único que genera es un estado de nervios e incomprensión total”.
Explicaron en este sentido que ante situaciones de este tipo no saben qué hacer, si comprar aprovisionamientos de cara a los próximos días, si van a poder acoger reuniones y eventos en sus instalaciones, o qué previsiones de trabajadores van a necesitar.
Admiten que la prioridad ha de ser hacer frente a la crisis sanitaria, pero manifiestan tener la sensación de que “se hace a la hostelería culpable de gran parte de la situación”, puesto que se está señalando de nuevo a este sector.
Argumentan en su desagravio que departamentos de Sanidad de países como Gran Bretaña y Francia señalan que la influencia de este sector en posibles rebrotes o positivos se cifra entre el 3 y el 6% sobre el total de actividades, puesto que en España no hay datos. Sí aclaran que la cifra de positivos de trabajadores del sector dentro del conjunto global “no resulta ni siquiera representativa”.
La Confederación empresarial asegura que “acatará las decisiones” que Sanidad adopte para mejorar la actual crisis sanitaria y rebajar la presión hospitalaria, pero recalca que “no se pueden tolerar ciertos escenarios”, puesto que “no hay tiempo para esperar ayudas y muchas empresas no van a aguantar más”. Señalan que la actividad hostelera con ciertos aforos y sin actividad interior resulta inviable, y además sin movilidad tampoco hay turismo y la demanda en hoteles ha caído entre el 60 y el 80%.
Solicitan ayudas de “supervivencia” para hacer frente a esta situación como aplazamientos de impuestos, de IVA e impuestos de sociedades y condonación de los periodos con consumo restringido, rebajas o exenciones del impuesto del IBI, exoneración del 100% en negocios con cierre total, ayudas a los alquileres, y negociación en las tarifas de consumos con apoyo de proveedores, entre otras medidas.
Insisten en que la hostelería y el turismo “no aguanta más” y hay peligro de cierres y concursos de acreedores, por lo que no descartan acciones si las medidas de apoyo no salen a la par que las restricciones.