Síguenos

416_diariodeteruel-web-banner1200x120-vacunacion2022.png banner click 416 banner 416

De viejo aeródromo y campo de tiro en desuso a aeropuerto industrial de referencia De viejo aeródromo y campo de tiro en desuso a aeropuerto industrial de referencia
Vista general de la plataforma agroportuaria turolense, con los aviones en la campa de estacionamiento que opera Tarmac y los diferentes hangares y naves

De viejo aeródromo y campo de tiro en desuso a aeropuerto industrial de referencia

El Estatuto permite al Gobierno de Aragón desarrollar la plataforma aeroportuaria turolense
banner click 244 banner 244

El 28 de enero de 2011, la Comisión Mixta de Transferencias Aragón-Estado reunida en pleno y encabezada por el vicepresidente, José Ángel Biel, acordó el traspaso a la Comunidad Autónoma de los aeropuertos, aeródromos y helipuertos que no tuvieran consideración de interés general, entre ellos el de Caudé, en virtud de lo establecido en el artículo 71 del Estatuto de Autonomía de Aragón aprobado por las Cortes Generales de España el 10 de agosto de 1982.

La transferencia, cuya cuantía económica era simbólica, implicaba que el viejo aeródromo de Caudé pasara a gestionarse desde la Comunidad Autónoma. El entonces secretario de Estado de Cooperación Territorial, Gaspar Zarrías, presente en la Comisión Mixta, destacó que su conversión en una plataforma industrial aeronáutica era “un proyecto de futuro trascendente para la provincia de Teruel” y que, a partir de ese momento, las autorizaciones y los pasos que se habían de dar dependerían exclusivamente del Gobierno de Aragón.

El consejero de Obras Públicas, Urbanismo y Transportes en aquella fecha, Alfonso Vicente, explicó que la transferencia iba a facilitar que fuera Aragón quien pusiera en marcha toda la infraestructura, en la que venía trabajando con el Estado desde hacía meses. De hecho, el proyecto había comenzado a gestarse mucho antes, con la enajenación en 2005 por parte del Ministerio de Defensa encabezado por José Bono del campo de tiro de Caudé en favor del Ayuntamiento de Teruel con Lucía Gómez como alcaldesa.

Aeropuerto industrial

El Gobierno de Aragón presidido por Marcelino Iglesias junto al consejero de Obras Públicas y Transporte, Javier Velasco, Alfonso Vicente después, y al director general de Transportes, Simón Casas, concibieron un aeropuerto industrial que, 17 años después, se ha convertido en un referente en el sector aeronáutico.

El Consorcio para la gestión de la infraestructura, de uso público bajo demanda y de interés autonómico, se constituyó en 2007 con la participación del Gobierno de Aragón (60%) y del Ayuntamiento de Teruel (40%).

La presencia en el territorio de esta infraestructura, junto a otras como el Centro de Estudios de Física del Cosmos de Aragón (Cefca) y el Observatorio Astrofísico de Javalambre (OAJ), ha llevado además al Gobierno autónomo a postular a Teruel como sede de la Agencia Espacial Española.

Por otro lado, el Consorcio ha iniciado el procedimiento para aumentar su superficie en 195 hectáreas, que se sumarán a las 340 con que cuenta ahora. La ampliación se tramita como Proyecto de Interés General de Aragón (PIGA), que tiene por objeto autorizar y regular la implantación de actividades de especial trascendencia territorial, según se contempla en la Ley de Ordenación del Territorio de Aragón, materia de exclusiva competencia de la Comunidad Autónoma en virtud del artículo 71.8 del Estatuto de Autonomía.
 

Obras de construcción del hangar doble. Bykofoto / Antonio García


El 10 de abril de 2011, un avión modelo Benchcraft King Air 350 tomó tierra en la pista de tres kilómetros de longitud del aeródromo de Caudé en lo que suponía el primer aterrizaje en sesenta años y un requisito necesario para que las instalaciones obtuvieran el certificado de Aviación Civil que autorizara los vuelos en este espacio aéreo.

Autorización

Dos años más tarde, y tras recibir la autorización pertinente por parte de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (Aesa), el 6 de agosto de 2013 llegó al Aeropuerto de Teruel la primera aeronave de gran tamaño: un Boeing 747-400 procedente de Frankfurt.

El 11 de marzo de 2014, la empresa Tarmac Aragón recibió para su uso en régimen de concesión la campa de estacionamiento de larga estancia una vez finalizada la primera fase de pavimentación. El 5 de diciembre de 2015 se aparcó en ella la aeronave de gran tamaño número 100, también un B747-400 procedente de Moscú.

Tarmac Aragón ha actuado como empresa tractora de estas instalaciones convirtiéndolas en el mayor centro de estacionamiento, mantenimiento y reciclado (MRO) de aeronaves de Europa, en el que actualmente custodia un centenar de aeronaves y en el que trabajan 190 personas.

Destaca también la presencia, entre varias otras, de la ilicitana PLD Space, que ultima en su banco de ensayos del aeropuerto turolense el lanzamiento del primer cohete comercial europeo.

En paralelo al Estatuto, el Fondo de Inversiones de Teruel (Fite) logrado por el Gobierno autónomo ha favorecido la inversión en proyectos estratégicos para impulsar motores de desarrollo en la provincia, como el Aeropuerto de Teruel, que dificilmente se hubieran puesto en marcha sin el mismo.

De acuerdo a las cifras facilitadas por el departamento de Vertebración del Territorio, desde 2008 y hasta mediados de 2022, se han invertido en la plataforma aeroportuaria turolense más de 70 millones de euros, a los que está previsto sumar 17,5 hasta finales de año.

La construcción de un hangar doble y el proyecto de otro para sistemas de estaciones en plataformas a gran altitud (HAPS) son las dos mayores inversiones de cuantas ahora están en marcha.