Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Despejada la autovía A-23 a su paso por la provincia de Teruel aunque se recomienda precaución Despejada la autovía A-23 a su paso por la provincia de Teruel aunque se recomienda precaución

Despejada la autovía A-23 a su paso por la provincia de Teruel aunque se recomienda precaución

En 109 carreteras de la provincia se precisan cadenas y 9 están cortadas, según el parte de las once de la mañana de la DGT

La autovía Mudéjar A-23 se encuentra ya limpia y es transitable para todo tipo de vehículos a su paso por la provincia de Teruel, aunque se recomienda precaución, según informó la Guardia Civil poco después de las 11 de la mañana de hoy domingo. La situación en cambio en el resto de las carreteras de la provincia sigue siendo muy complicada, por lo que se recomienda evitar hacer desplazamientos con vehículos, ya que en 109 vías se precisa el uso de cadenas y hay otras 9 cortadas a la circulación por estar intransitables, según el parte de las 11 de la mañana de hoy domingo de la Dirección General de Tráfico.

En la provincia de Zaragoza el nivel de servicio de la A-23 es amarillo entre Lechón y la capital aragonesa, con lo cual pueden circular vehículos, pero está prohibido el tránsito de momento a camiones y articulados, si bien fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Aragón informaron de que su limpieza para que circulen vehículos pesados es inminente. En la provincia de Castellón, la autovía Mudéjar sigue teniendo problemas de circulación al nivel de Altura, entre los puntos kilométricos 33 y 62,5, según el parte de las 11 horas de la Dirección General de Tráfico (DGT). El nivel de servicio de la vía en esta parte de su recorrido dentro de la Comunidad Valencia es amarillo, con lo cual es transitable con precaución, aunque está prohibido el paso de camiones y articulados, pero la situación, según fuentes de la Administración General del Estado, se piensa corregir también de forma inmediata.

En cuanto al resto de carreteras en la provincia de Teruel, a las 11 de la mañana había 109 vías en las que era necesario el uso de cadenas (nivel rojo y en las que no podían circular camiones y articulados ni tampoco autobuses) y 9 estaban cortadas (nivel negro) por resultar intransitables. Además había otras 21 carreteras cuyo nivel de servicio era amarillo, por las que pueden circular vehículos con precaución pero está prohibido el paso a camiones y articulados. La situación afecta a toda la geográfia turolense, por lo que en caso necesario de desplazamiento es recomendable previamente consultar su estado a través de la web de tráfico.

Las carreteras cortadas a las 11 de la mañana eran las siguientes: la TE-V-9033 entre los kilómetros 0 y 2,5 en Villar del Cobo; la TE-V-9032 del kilómetro 0 al 19,4 en Orihuela del Tremedal; la TE-V-3341 del kilómetro 0 al 6 en Arens de Lledó; la A-2705 del kilómetro 0 al 20 en Alcalá de la Selva; la A-2522 en Manzanera entre el kilómetro 0 y el 10,4; la A-2514 en Fonfría entre los kilómetros 0 y el 6; la A-2513 en Calamocha entre el kilómetro 8 y el 18,24; la A-2401 en Segura de los Baños entre los puntos kilométricos 9 y 20; y la A-1512 entre el kilómetro 50 y el 66 en Noguera de Albarracín.

El Subdelegado del Gobierno en Teruel, José Ramón Morro, informó de se están desembolsando ya camiones de las zonas donde habían quedado retenidos para que puedan continuar su viaje. Morro indicó que la N-232 en el Bajo Aragón también está despejada, si bien en los puertos de Querol y Torremiró sigue habiendo dificultades. Está habiendo coordinación con las provincias vecinas de la Comunidad Valenciana y Cataluña para que el tráfico por esos puntos se reanude pronto tras haber pasado el episodio intenso de nevadas.

En cuanto a la N-211, para poder restablecer las comunicaciones con Madrid, el subdelegado explicó que en gran parte está despejada hasta Alcolia, aunque en Molina de Aragón (Guadalajara) sigue habiendo alguna dificultad y hay camiones todavía retenidos pero se trabaja para despejarla lo antes posible.

En cuanto a las incidencias, el subdelegado señaló que no había constancia de que hubiese municipios incomunicados, ni se habían producido incidentes de gravedad, aunque se recomienda precaución y prudencia. Informó de que desde Alcañiz se suministró un grupo electrógeno a Torre de Arcas con una máquina quitanieves que le abrió camino, además de facilitar la llegada de otro al municipio castellonense de Herbés en la provincia de Castellón.

También llevó un equipo electrógeno a Castellote la Unidad Militar de Emergencias (UME), que se activó en la madrugada y se dirigió tanto a este municipio turolense como a la localidad zaragozana de Daroca para colaborar en la apertura de vías y accesos a lugares aislados. José Ramón Morro advirtió que a las nevadas de los últimos días le va a seguir un desplome generalizado de las temperaturas, por lo que el episodio de alerta durará al menos hasta mediados de semana con heladas, lo que dificultará el tránsito por las carreteras. El subdelegado pidió a la población que sea prudente y evite desplazamientos innecesarios.