Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Ramiro Domínguez, en la tribuna de las Cortes

Domínguez defiende las concentraciones parcelarias para asentar población

El diputado de Cs critica en las Cortes la paralización de estos procesos

El parlamentario autonómico de Ciudadanos por Teruel, Ramiro Domínguez, defendió este viernes en las Cortes de Aragón la importancia que las concentraciones parlamentarias y otras infraestructuras rurales tienen para el asentamiento de la gente y la lucha contra la despoblación en el territorio. Domínguez lo argumentó así durante la sesión de control al Gobierno del pleno de las Cortes, en una interpelación al consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Joaquín Olona.
El diputado turolense de ciudadanos argumentó durante su intervención en el pleno que las concentraciones parcelarias y los regadíos son una “pieza básica de nuestro mundo rural”, y que se ha producido un descenso de las primeras. 
Domínguez advirtió en su interpelación que “no se está haciendo lo que se debe”, que se han paralizado los trabajos que había en marcha y que el personal lleva más de dos meses parado por este motivo, lo que calificó de situación “grave”.
Lamentó que Sarga haya tenido un incremento presupuestario pero en cambio se hayan paralizado las labores en lo relativo a las concentraciones parcelarias, que es una de las necesidades que tiene el entorno rural para fijar población y mejorar sus explotaciones.
Además, el diputado de Cs aseguró que esa situación puede implicar un proceso de despido a los trabajadores que se dedican a ello, pero incidió sobre todo en que “no podemos abandonar las infraestructuras rurales” y es preciso “sacar dinero de debajo de las piedras” si hace falta.
Añadió en este sentido que infraestructuras como las concentraciones parcelarias son tan importantes como el operativo forestal y no pueden dejarse de la mano estos servicios y la atención que se presta al medio rural.
Domínguez invitó al consejero a que se impulse en Aragón una ley de concentración parcelaria, y que no se limiten a incluir esto en la nueva ley de agricultura familiar. “Por qué no la podemos hacer aparte, como la tiene Navarra”, preguntó el parlamentario.
El diputado de la formación naranja reconoció que se han hecho muchas cosas en infraestructuras rurales, “pero faltan muchas por hacer”, y en el caso de las concentraciones parcelarias aseguró que son un “servicio público” y que los decretos son de utilidad pública y de “urgente ejecución”.
Precisó en este sentido que tenía que agradecer el hecho de que desde que presentó esta interpelación se habían “desbloqueado determinadas concentraciones en Teruel, después de tantísimo tiempo”, pero criticó que se estaban “demorando las concentraciones; es la vida del medio rural, es un incentivo tremendo para que la gente se pueda quedar y lucha contra la despoblación”. Se refirió a Cella, Bronchales, Alfambra, El Poyo, Aguatón, que llevan años de espera porque las concentraciones “se eternizan, y que sea así no es culpa ni de los que lo solicitan ni de los ayuntamientos, muchas veces es culpa también del departamento”.
Olona contestó que los recursos eran escasos pero que él apostaba por la concentración parcelaria, que aclaró que conocía muy bien y era un tema “muy complejo”, lo que explica que algunas comunidades hayan abandonado esa política. 
En el conjunto de Aragón el consejero aclaró que en el momento actual hay 60 zonas de concentración parcelaria en proceso, de las cuales en 19 faltan los caminos, en 13 se tiene la declaración urgente de interés general pero no se ha iniciado el procedimiento, y cuatro zonas han solicitado iniciarlo y está pendiente el decreto. Negó por otra parte que se hubiera paralizado el proceso, sino que se mantiene al ritmo de los últimos años, pero recalcó que son procesos obsoletos que hay que actualizar.