Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

El polígono industrial Las Horcas de Alcañiz, el lunes al mediodía

El 80% de las empresas turolenses no prevén realizar contrataciones este año

El 42% considera que la facturación se reducirá respecto a 2020 y el 55% no hará inversiones

El 80% de los empresarios turolenses no tiene previsto realizar contrataciones este año. La crisis económica derivada de la pandemia de la Covid-19 y, sobre todo, la incertidumbre sobre cuál será su evolución en los próximos meses, provoca también que el 55% no tenga pensado llevar a cabo nuevas inversiones. Y es que hasta el 42% de los encuestados por CEOE-Cepyme Teruel considera que la facturación descenderá respecto a 2020, cuando ya sufrió una importante reducción en comparación con 2019.

El vicepresidente de Cepyme Teruel, José Guillén, y la técnica Carmen Esteban adelantaron este lunes algunos de los datos de la tercera encuesta realizada a unos 250 empresarios de todas las comarcas turolenses y de diferentes sectores para evaluar el impacto de la pandemia en la actividad económica.

La complicada situación de muchas empresas se ha visto agravada en el inicio del año por la llegada de una nueva ola de contagios, que se suma a las precedentes, unida a las restricciones a la actividad que padecen muchos sectores. Esto ha traído consigo un empeoramiento de sus cuentas de resultados y mayores dificultades para el mantenimiento del empleo, comentaron desde la confederación. 

Los sectores que dependen en mayor medida de la presencia de clientes y de la movilidad de los mismos, como la hostelería, el comercio o las academias, son los más afectados. Entre tanto, la industria está manteniendo mejores resultados, señalaron.

Guillén explicó que, dentro de la “crisis generalizada”, la industria agroalimentaria es la que mejor se está comportando porque se mantiene el consumo y, por tanto, la producción así como la exportación. Entre tanto, la ligada al metal y la automoción, así como la construcción, han visto ligeramente reducida su actividad.

CEOE-Cepyme está estudiando los resultados de la última encuesta realizada entre el empresariado, cuyos datos dará a conocer próximamente. De un primer análisis, se deduce que la “incertidumbre” planea sobre el mismo, lo que afecta directamente a las previsiones de inversión y de generación de empleo.

El 42% de los encuestados espera facturar menos este año que en 2020. Al mismo tiempo, hasta un 80% no prevé ampliar su plantilla y el 55% desestima realizar nuevas inversiones.

“Las previsiones son muy negativas, aunque todo dependerá de cómo evolucione la pandemia”, argumentó Guillén. “La estructura empresarial turolense ha demostrado una gran resiliencia, quizá porque los empresarios están acostumbrados a que vengan mal dadas. Pero la capacidad de aguante de la tesorería de muchas de ellas está al límite”, añadió.

Ayudas

José Guillén recordó que la provincia de Teruel cuenta con 9.319 empresas, de las que el 96% son micropymes con menos de diez trabajadores, y muchas de ellas cuentan con un solo trabajador autónomo. “La capacidad de sortear una crisis como esta con una estructura tan raquítica es mínima”, argumentó. “La mayoría de estas empresas son de capital familiar además”, apostilló Esteban.

Por este motivo, la patronal turolense reiteró la necesidad de contar con ayudas directas que eviten la desaparición de empresas. “Si perdemos tejido empresarial, será muy difícil recuperarlo, tanto por el envejecimiento de la población turolense como por los bajos niveles de emprendimiento”, opinó Guillén.

Además de las ayudas públicas directas, CEOE-Cepyme Teruel está llevando a cabo un arduo trabajo para conseguir que las ayudas del Fondo Europeo de  Recuperación Covid-19 lleguen al tejido empresarial turolense, “a la economía real”, apostilló.

El vicepresidente de Cepyme Teruel mostró su preocupación “porque los fondos pasen de largo”. En este sentido, quieren que las subvenciones no vayan a parar únicamente a las grandes empresas, sino que beneficien al tejido productivo real en su conjunto.

La Red de Áreas Escasamente Pobladas del sur de Europa (SSPA), de la que forma parte CEOE-Cepyme Teruel además de su homóloga en Cuenca y FOES Soria, está presentando manifestaciones de interés ante los distintos ministerios para manifestar esta posición.

Seguridad laboral

Respecto a la afectación que la alta incidencia de coronavirus que la provincia de Teruel ha registrado en las últimas semanas, José Guillén indicó que las empresas no han llevado a cabo tantos contratos de sustitución como en la anterior ola sufrida en noviembre.

En su opinión, las empresas están cada vez más preparadas para hacer frente a estas situaciones, tanto en la organización laboral como en la implementación del teletrabajo.

Del mismo modo, argumentó que las medidas de protección aplicadas por las empresas han evitado la aparición de brotes y que, por lo tanto, la mayoría de los contagios se producen en el entorno familiar y social y no en el laboral.