Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

El actual Mausoleo de los Amantes cumple 15 años con dos proyectos para ampliar espacios El actual Mausoleo de los Amantes cumple 15 años con dos proyectos para ampliar espacios
La nueva ampliación ocupará el edificio de la izquierda de la imagen

El actual Mausoleo de los Amantes cumple 15 años con dos proyectos para ampliar espacios

El crecimiento paulatino en el número de visitantes hasta 2020 avala el desarrollo de nuevos equipamientos

El Mausoleo de los Amantes acaba de cumplir 15 años y mira a su futuro con ilusión, a pesar de las actuales circunstancias derivadas del coronavirus. Punto de referencia del turismo de Teruel y guardián del patrimonio ligado a los orígenes de la ciudad, el ahora Conjunto Amantes recibió el año pasado más de 140.000 visitantes y estaba logrando romper algo tan temido en el sector turístico como es la estacionalidad, con cuatro años de récord en los que el número de accesos no había dejado de crecer.

La Fundación Amantes, que gestiona este recurso turístico y cultural, y que se debe a un patronato interinstitucional formado por el Gobierno de Aragón, la Diputación de Teruel, el Ayuntamiento de la capital, la  Diócesis de Teruel y Albarracín e Ibercaja,  tiene en estos momentos encima de la mesa proyectos a corto y largo plazo.

A corto plazo, las iniciativas están relacionadas con los contenidos para ir adaptándose a los nuevos tiempos.  En unos días se estrenará un nuevo audiovisual para dar la bienvenida a los visitantes, ya que el actual se ha quedado obsoleto. Se centrará más en el propio recurso museístico y no tanto en los del resto de la ciudad. Ofrecerá además nuevas imágenes acordes a 2020.

La Fundación Amantes también está trabajando con el coreógrafo aragonés Miguel Ángel Berna en un proyecto innovador, un guion audiovisual que pondrá en movimiento el sentimiento de los Amantes.

La Fundación se sumerge así en la era digital con este y con otros proyectos. Antes de final de año estarán disponibles las nuevas audioguías para poder hacer el recorrido por todo el Conjunto Amantes con el propio dispositivo móvil del usuario. Estará accesible en varios idiomas y, aunque estaba previsto con anterioridad permitirá adaptarse mejor a la nueva situación pos-covid. 

La institución va renovando su contenido al tiempo que espera poder contar con financiación para ampliar y mejorar su continente. Sobre la mesa hay dos proyectos, una más avanzado que el otro, que supondría mejorar un recurso turístico que después de 15 años ha demostrado ser un polo de atracción de visitantes a la ciudad. En los dos proyectos de ampliación están trabajando los arquitectos Lucas y Alejandro Cañada. Este último fue el responsable de diseñar el actual Mausoleo y ahora va a poder completar  su ampliación junto a su hijo.

El primero está relacionado con el edificio de la calle Bartolomé Esteban. Un inmueble adquirido por la Fundación en 2010, que se encuentra muy deteriorado y que desde entonces espera a ser intervenido.

El proyecto básico ha sido entregado ya al Ayuntamiento para ser informado y posteriormente enviado a Patrimonio. Consistirá en ampliar lo que ya existe en  el Mausoleo, con espacios auxiliares, salas, cafetería y restaurante. Tendrá también un salón de actos con acceso desde la calle. Hay además prevista otra sala con servicio de hostelería. 

Las vistas al ábside mudéjar de San Pedro serán espectaculares. Y no solo desde la fachada, también se podrán contemplar desde el ascensor panorámico que se ha proyectado hacia el jardín, que por un tramo irá por dentro del edificio y por otro saldrá al exterior. 

Esta actuación supondrá también sacar a la luz la parte de la antigua traída de aguas que abastecía a la ciudad y que se sitúa en este emplazamiento. 

Estos restos arqueológicos ocuparán un lateral del salón de actos. “No sabemos, hasta que no se excave arqueológicamente, cómo estará. Puede que esté casi perfecto con alguna parte hundida o no. La idea es reparar lo mínimo posible y dejarlo visible para que se pueda comprender fácilmente esa traída de aguas. Hay previsión de lo que te puedes encontrar pero no sabremos lo que hay hasta que se haga la intervención”, explicó Cañada.

La fachada de la calle Bartolomé Esteban se renovará pero manteniendo su forma porque está protegida. También se mantendrá la configuración en volúmenes del inmueble.

El edificio se abrirá al jardín, con grandes cristaleras. “Hemos diseñado algo que sea atractivo desde el punto de vista visual y que pueda ser aceptado por Patrimonio”, comentó.  

Mientras el proyecto de ampliación va dando sus pasos administrativos y en espera de financiación, el inmueble necesita unos trabajos de consolidación para evitar peligros. Ya se retiró el balcón de forja del primer piso y ahora se va a continuar actuando con una intervención para la que va invertirse 4.000 euros, comentó la directora gerente de la Fundación Amantes, Rosa López Juderías.

Otro de los proyectos de futuro permitirá mejorar los accesos al Conjunto Amantes. Se edificará en los dos pequeños solares adquiridos por la Fundación en la calle Matías Abad en 2015 con cargo al Fondo de Inversiones de Teruel y que son contiguos a su sede.

Este solar, que se adecentó como zona de descanso hace unos años, permitirá ampliar oficinas, adecuar vestuarios y contar con archivo y almacén. Permitirá ampliar los espacios didácticos y de exposición, pero lo más interesante de este proyecto es que permitirá abrir un nuevo acceso al Conjunto Amantes desde la plaza, a pie de calle, en el espacio entre la fuente y el edificio multiusos municipal.

Esta actuación posibilitará trazar un circuito nuevo para el flujo de visitantes que entrarán por un sitio y saldrán por otro, como es habitual en la mayoría de los museos. 

El acceso desde la plaza Amantes supondrá conectar este nivel por el subsuelo de la calle Matías Abad con el nuevo edificio que se levantará junto al actual.

Este acceso desde la plaza Amantes ya estaba en la mente de Cañada en los primeros proyectos que redactó para el Mausoleo Amantes. 

“En todos los proyectos lo más complicado es la idea. Una vez que la tienes y te atrapa, te das cuenta de que  también puede llegar a otros”, aseguró Cañada. “Esa idea ya está y ahora queda que nos digan ¡adelante! para desarrollarla en el proyecto”, afirmó.

El arquitecto se muestra muy contento de cómo ha sido la evolución de este recurso. Como anécdota recuerda que cuando le encargaron el proyecto del Mausoleo, le contaron que la visita a los Amantes iba a pasar de ser atendida por una persona a dos. 

Esas previsiones a finales del siglo XX fueron mucho más halagüeñas décadas después. El Conjunto Amantes fue creciendo y ha sido visitado por miles de personas en los últimos años. 

Ahora espera poder seguir evolucionando para no dejar de ser el punto de referencia obligado para el turismo que visita al Centro Histórico de Teruel.

Un prisma de seis caras

La primera piedra del nuevo Mausoleo de los Amantes se colocó el 14 de noviembre de 2003 y casi dos años después, el 27 de septiembre de 2005, coincidiendo con el Día Internacional del Turismo, se inauguraba. Previamente se había intervenido ya en la torre mudéjar. El 2 de agosto de 2004 se abría la iglesia de San Pedro y en la capilla de la Inmaculada se expusieron las esculturas de los Amantes hasta que se pudieron trasladar a su emplazamiento definitivo. El templo tiene uso compartido, con un convenio de gestión. Hay culto con misa diaria por la mañana y se pueden celebrar bodas. 

En 2008 finalizó la restauración del claustro de San Pedro, dirigida por los arquitectos Antonio Pérez y José María Sanz, que también fueron los responsables de la intervención en la iglesia. En 2015 se actuó en el jardín, donde se desarrolla parte de la programación cultural y es punto de encuentro para la sociedad turolense que organiza allí eventos y actividades.

Diseños que cierran el círculo a pesar del paso del tiempo

Alejandro Cañada fue el arquitecto que proyectó el Mausoleo de los Amantes que se inauguró hace 15 años, aunque llevaba trabajando en la idea desde 1992.  Después de este tiempo considera que el edificio ha envejecido mejor  que los contenidos. “El contenedor exterior está muy digno y muy bien pero la exposición y el audiovisual se han quedado desfasados", considera. En  2002 se aprobó el proyecto de ejecución del actual Mausoleo, pero su relación con él no acabó ahí. Alejandro Cañada, junto a su hijo Lucas, están trabajando en las dos ampliaciones del conjunto que baraja la Fundación.  Así, los proyectos pasados y futuros “enlazan de manera armoniosa” a pesar del paso del tiempo que hay entre unos y otros. “Yo estoy muy contento porque los proyectos nuevos enlazan con el anterior”, comentó. En el primero ya se sembraba que el edificio que había soñado Cañada tenía su acceso principal desde el nivel de la plaza. Entonces no pudo desarrollar esa idea pero sí que se hizo un sótano a esa altura “para que si un día se podía se pudiera resolver ese acceso”. Ese día está más cerca. 

“En el actual edificio, con el éxito  de turismo que ha tenido, ha funcionado muy mal que la gente entre y salga por el mismo sitio. De esta manera se resolverán los accesos y el público entrará por debajo y saldrá por arriba”,  explicó.

Los turolenses se sienten orgullosos de su historia

Los turolenses del siglo XXI se muestran orgullosos de sus Amantes, un sentimiento que a lo largo del tiempo no siempre ha sido así. El Mausoleo ha sentido siempre el apoyo de sus vecinos, como muestra que lo apoyan 1.600 Amigos de los Amantes, una campaña de micromecenazgo que se inició en 2004 y que “ha evolucionado muy bien” a lo largo de los años como apunta la directora gerente de la Fundación Amantes, Rosa López Juderías.

“Al principio los Amigos de los Amantes era turolenses que querían apoyar a la institución  y ahora son personas que quieren participar en sus actividades culturales” , comenta. Esto ha hecho que haya bajado la media de edad de los participantes en el programa.

Los Amigos de los Amantes reciben a cambió de su cuota una serie de ventajas y descuentos en las actividades culturales que a lo largo del año programa la Fundación. Cada mes, excepto en febrero cuando se celebra Las Bodas de Isabel, hay al menos una actividad en la programación de El 19 a las 19 , que suele ser el día 19 o uno próximo a esa fecha. La última actuación que se programó, antes de que llegara la pandemia, fue la de Rafael Álvarez El Brujo en enero. Desde que se acondicionó el Jardín, las iniciativas se suceden en verano, primero con el programa El claustro suena y luego con Las noches en el jardín. Las actuaciones que se programan en este ciclo son propuestas por los ciudadanos a través de las redes sociales. A finales de agosto se celebra el rally cinematográfico Desafío Buñuel. El Conjunto Amantes es así una infraestructura cultural de la ciudad de primer orden.