Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

El Aeropuerto de Teruel registra un crecimiento exponencial tras cinco años de funcionamiento El Aeropuerto de Teruel registra un crecimiento exponencial tras cinco años de funcionamiento
Imagen panorámica del Aeropuerto de Teruel, que cumplió este miércoles sus primeros cinco años de funcionamiento con unos resultados excelentes. Plata

El Aeropuerto de Teruel registra un crecimiento exponencial tras cinco años de funcionamiento

La cifra de aterrizajes y despegues en este lustro asciende a 8.350 y el número de empresas instaladas a 10

El Aeropuerto de Teruel ha registrado un crecimiento exponencial de su actividad desde su apertura al tráfico aéreo hace cinco años, el 28 de febrero de 2013. De las 178 operaciones registradas en su primer año de funcionamiento -de marzo de 2013 al mismo mes de 2014- se ha pasado a 4.150 en 2017. En este lustro, se han asentado en las instalaciones de Caudé un total de 10 empresas, que generan unos 200 empleos, además de los más de 30 que ofrece el Consorcio, del que forman parte el Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento de Teruel. 

La Plataforma Aeroportuaria de Teruel (Plata) se ha convertido en este tiempo en el mayor centro de estacionamiento de grandes aeronaves de Europa, que además está diversificando su actividad industrial en el sector aeronáutico y aeroespacial. 

El aeropuerto ha ido creciendo conforme a las necesidades de las empresas instaladas en el mismo, aunque el ritmo ha sido mayor del esperado. De esta forma, se han conseguido equilibrar los ingresos y gastos sin la necesidad de realizar de golpe una inversión imposible de rentabilizar. Este modelo de gestión ha sido elogiado, e incluso copiado, por parte de otros aeropuertos dependientes de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA).

La cifra global de aterrizajes y despegues registrada en este lustro ha sido de 8.350, lo que supone una media superior a 4,5 al día. Del total de operaciones realizadas, 700 corresponden a aeronaves de gran tamaño, fundamentalmente de los fabricantes Airbus y Boeing, con modelos como B747 (Jumbo), A340, B737, A330, B777, B767 y A320, además del Bombardier CRJ200, que vuelan a Teruel para utilizar los servicios de estacionamiento, mantenimiento y reciclado de aeronaves que ofrece Tarmac Aragón, filial del grupo Airbus, empresa concesionaria del hangar y de la campa de estacionamiento.

En este periodo, se han realizado operaciones de grandes aeronaves con origen o destino en países fuera del espacio Shengen, como Estados Unidos (Nueva York, Kansas, Dallas, Michigan), Méjico (México DF), Japón (Tokio), China (Xiamen), Malasia (Kuala Lumpur), Singapur (Changi), Indonesia (Yakarta), Emiratos Árabes (Abu Dabi, Dubái, Sarja), República Democrática del Congo (Kinshasa), Turquía, Islandia y Rusia. También se han realizado operaciones dentro del espacio Shengen a países como Alemania, Austria, República Checa, Finlandia, Noruega, Francia, Italia, Inglaterra, Países Bajos, Suiza, Bulgaria y Portugal, además de a muchas ciudades españolas.

El año pasado, se duplicaron las operaciones aéreas con respecto a 2016, por lo que el Aeropuerto de Teruel está experimentando un fuerte crecimiento operativo gracias al desarrollo de la actividad industrial aeronáutica, pero también de la aviación general, los trabajos aéreos y las escuelas de vuelo. Así, este año esperan superar las 5.000 operaciones.

Además, el Gobierno de Aragón anunció recientemente que en los dos próximos años se invertirán en esta infraestructura 16 millones de euros con cargo al Fondo de Inversiones de Teruel (Fite), lo que permitirá construir un nuevo hangar que duplicará la capacidad del actual, una nave de uso logístico dedicada fundamentalmente a almacenar los materiales de las aeronaves que desmantela Tarmac y un nuevo edificio de oficinas.

Alta tecnología

En el Aeropuerto de Teruel hay diez empresas instaladas con carácter permanente. Además de Tarmac Aragón, tienen su sede en el mismo Habock Aviation, Flying Time Aviation, Elson Space Engineering, PLD Space, BP Oil España, Delsat Aeronautics, Pulsar Space, Singular Aircraft y Aragón Aircraft Systems.

El Consorcio del Aeropuerto de Teruel desarrolla un modelo de negocio pionero e innovador, con proyectos estratégicos de alta tecnología en la industria aeroespacial. En sus instalaciones se llevan a cabo pruebas y ensayos para prototipos aéreos de nueva implantación y certificación, con segregación de espacio temporal para pruebas en vuelo. Además, organiza congresos, cursos especializados y proyectos de desarrollos de drones (RPA) con novedosas tecnologías aplicadas, lo que le convierten en un centro de excelencia para este tipo de vehículos aéreos no tripulados.

Por eso, de las diez empresas instaladas, tres realizan diferentes tipos de pruebas, ensayos y trabajos aéreos con drones: Elson Space Engineering se dedica a la investigación y desarrollo de prototipos de aeronaves; Delsat Aeronautics es una operadora de drones con aplicaciones en publicidad, agricultura, seguridad y trabajos técnicos; y Singular Aircraft desarrolla drones para salvamento y extinción de incendios.

Además, el fabricante de cohetes para el lanzamiento de microsatélites PLD Space prevé ampliar los 3.500 metros que ahora ocupa en el Aeropuerto de Teruel hasta casi los 15.000 para disponer de un banco de pruebas de todo el cohete y no solo de motores, como actualmente.

Por su parte, Pulsar Space desarrolla y explota diferentes tecnologías basadas en la observación y el análisis del planeta Tierra a partir de datos satelitales.

La escuela de vuelo de origen británico Flying Time Aviation (FTA) ha formado en torno a 30 alumnos como pilotos de aviación civil desde el comienzo de su actividad en el aeropuerto en septiembre de 2016. En este año y medio ha realizado más de 2.500 horas de vuelo y, desde el pasado mes de diciembre, realiza también vuelos en horario nocturno.

Aragón Aircraft Systems está orientada al mantenimiento de equipos de aeronaves. Habock Aviation gestiona el servicio aéreo permanente de transporte sanitario y emergencias del 112 Aragón y cuenta con un hangar propio para el estacionamiento y mantenimiento del helicóptero. 

Entre tanto, BP Oil España se dedica al suministro de combustible de aviación AVGAS y Jet A1, del que ha dispensado más de 4 millones de litros desde el inicio de su actividad en 2015. El 16 de agosto de 2016 realizó el mayor repostaje de Jet A1 a una misma aeronave, en concreto 148.400 litros a un Boeing 747.

En su conjunto, las 10 empresas instaladas en el aeropuerto han generado más de 200 puestos de trabajo directos, de los que 90 corresponden a Tarmac. La empresa prevé que su actividad (que se corresponden en un 20% al reciclaje y en un 80% al mantenimiento y modificación de aeronaves), pueda crecer con la ampliación de las instalaciones en las que opera, lo que también redundará en una ampliación del empleo, hasta llegar a los 210 trabajadores en dos o tres años.

Por otro lado, el Consorcio tiene a más de 30 personas trabajando en diferentes contratos públicos (seguridad, mantenimiento, servicio de bomberos, limpieza, asistencia técnica, obras, etcétera), y cuenta con más de 165 clientes y más de 130 proveedores, lo que genera un alto impacto económico y social en toda la Comunidad Autónoma y, en particular, en Teruel.

Desde su apertura, se han realizado más de 800 visitas a sus instalaciones, lo que ha supuesto el paso de más de 3.500 personas. Además, se han emitido 16.500 acreditaciones para el acceso al lado aire (la zona de acceso controlado) y más de 5.000 para el personal que entra a trabajar en el aeropuerto para realizar diferentes tareas.

Al margen de la actividad industrial, las instalaciones de Caudé han sido elegidas como escenario para la grabación de 36 anuncios, en su mayoría de automóviles. 

Gestión

El Aeropuerto de Teruel obtuvo el año pasado un beneficio bruto de 518.384 euros. Los ingresos de explotación ascendieron a 1.407.365, 45 euros, de los que 42.865,53 se corresponden a tasas y 1.364.499,92 a la facturación de cánones y servicios. Entre tanto, los gastos de explotación supusieron 888.980,75 euros, de los que 251.891,68 fueron gastos de personal y 637.089,07 gasto corriente.

Tarmac abonó el año pasado el 60% del canon, establecido en 1,25 millones de euros, y está previsto que este año alcance el 80%.

Además, la amortización en contabilidad de los bienes fue de 1.023.028,34 euros. El año pasado, el Aeropuerto de Teruel recibió una cantidad de 1.137.200,34 euros procedentes del Fondo de Inversiones de Teruel (Fite) para inversiones en nuevas infraestructuras y equipos.

Potencial

El director del Aeropuerto de Teruel, Alejandro Ibrahim , señaló que su trabajo al frente de la infraestructura desde su apertura ha supuesto “una oportunidad única” de desarrollar un modelo de negocio aeroportuario desde el principio, “con un gran éxito, una gestión innovadora en el sector y un potencial enorme para el desarrollo económico y social de Aragón con un alcance mundial en el transporte aéreo”.

Ibrahim, nacido en Las Palmas en 1965 y doctor en Ingeniería Aeronáutica por la Universidad Politécnica de Madrid, indicó que la plataforma da respuesta a la reconversión industrial y de reciclaje de aeronaves, así como a las nuevas necesidades industriales aeronáuticas, lo que posibilita situar a Teruel como “un referente innovador en el sector”.

En su opinión, el aeropuerto cuenta con “un gran potencial de futuro”. Además, la atracción de nuevas empresas generará nuevas actividades y oportunidades de negocio, lo que a su vez posibilitará un continuo desarrollo de la creación de empleo.

Además del mantenimiento y reciclado de aeronaves por parte de Tarmac, Ibrahim destacó la actividad de la escuela de vuelo y los desarrollos innovadores de la dronótica y de los motores cohetes. También subrayó el uso complementario y bajo demanda del aeropuerto para el transporte de viajeros.