Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Centro de Salud Centro, en la calle Joaquín Arnau de Teruel, que el jueves notificó siete positivos. Bykofoto / Antonio García

El aumento de contagios del Covid-19 en la provincia hace que se multipliquen las pruebas

Los saniarios advierten de la importancia de estar en aislamiento 14 días aunque el test resulte negativo

Los centros de salud de la provincia de Teruel han incrementado en los últimos días de manera exponencial el número de pruebas realizadas para detectar la Covid-19 ante el aumento de casos positivos (38 notificados el jueves) y el consiguiente rastreo de sus contactos. Por ejemplo, en el centro de salud Ensanche de la capital la semana anterior se hicieron un total de 32 test, mientras que solo este viernes se llevaron a cabo 70. Dada la situación epidemiológica, los sanitarios destacaron la importancia de que, quienes hayan estado con una persona contagiada, se aislen durante 14 días aunque su diagnóstico sea negativo.
El coordinador del centro de salud Ensanche, Mariano Lozano, indicó que han detectado varios positivos “diseminados” y que ahora tienen que hacer la búsqueda de los contactos. El doctor desvinculó el incremento de los casos en Teruel con las celebraciones de la No Vaquilla.
Lozano dijo que el viernes se llevaron a cabo 70 pruebas frente a las 32 de toda la semana anterior y que una treintena fueron realizadas al alumnado y profesorado de la escuela infantil Cucutrastras, donde una alumna dio positivo por Covid-19.
La dirección de la escuela reiteró ayer a través de las redes sociales que “el contagio vino por una persona ajena al centro, perteneciente al entorno del alumno” y que fueron avisados por la familia y por Salud Publica.
El coordinador del centro de salud Ensanche explicó que otros casos están relacionados con la celebración de un cumpleaños o la disputa de un partido de baloncesto.
Lozano añadió que el centro de salud dispone de kits y capacidad suficiente para hacer frente a este incremento, aunque mostró su preocupación por “el posible incremento exponencial de los contagios”. Por eso, destacó la importancia de que tanto los positivos como sus contactos se aislen para evitar la propagación del virus. “Estos brotes se podrían controlar, pero hay gente que directamente incumple la cuarentena y esa, junto al uso de la mascarilla, es la forma de disminuir las posibilidades de que haya transmisión comunitaria”, argumentó. Y es que ya están apareciendo algunos casos de los que se desconoce el origen.
Del mismo modo, dijo que el hospital Obispo Polanco puede llegar al límite de su capacidad para procesar las pruebas diagnósticas, ya que además de las llegadas de su área de salud tiene que analizar las que se realizan a los pacientes que ingresan o que van a ser intervenidos quirúrgicamente.
En términos parecidos se pronunció la médico de guardia del centro de salud de Santa Eulalia del Campo, donde en la última semana se han detectado siete casos positivos que no pertenecen a un único brote. Además, este viernes se llevaron a cabo 18 pruebas frente a la una o dos que venían haciendo en las semanas previas. “El trabajo se ha multiplicado porque el rastreo lo hacemos los Equipos de Atención Primaria”, subrayó.
La doctora dijo que estaban “intranquilos” porque no todo el mundo cumple el aislamiento. En este sentido, y al igual que Lozano, recordó que tanto los positivos como sus contactos deben guardar 14 días de aislamiento. “El brote se podría controlar, pero si la gente no cumple la normativa y sigue saliendo... Da rabia trabajar así”, se lamentó.
Añadió que están en contacto con el Ayuntamiento de Santa Eulalia y que, por ejemplo, en el centro de día al que asisten personas mayores para comer se han extremado las precauciones.
En la zona de salud de Aliaga se notificaron el jueves 4 nuevos casos de coronavirus, todos ellos relacionados con un brote familiar en Camarillas, que está controlado.
El alcalde de Aliaga, Sergio Uche, precisó que en su localidad no hay actualmente ningún positivo y añadió que tuvo que echar un bando ante la preocupación de la población por los casos notificados en su zona de salud, que abarca 13 municipios.
Uche aprovechó el comunicado para pedir a los vecinos que extremen las medidas de seguridad, sobre todo en este periodo estiva cuando el pueblo recibe muchos visitantes.

Bajo Aragón
En Alcorisa, el residente de la residencia de mayores La Purísima que dio positivo por coronavirus el viernes ha sido trasladado al centro Covid de Casetas (Zaragoza), mientras que los dos trabajadores del centro a los que se les ha realizado la prueba PCR han resultado negativos, explicó el director del servicio que gestiona la Asociación Católica Benéfico Social San Sebastián, Javier Figuerola. 
“Se hicieron test a personas que tuvieron contacto estrecho con él y los resultados están saliendo negativos”, tranquilizó el responsable. Esta persona se pudo haber infectado en el hospital de Alcañiz, a donde fue trasladado el jueves para un tratamiento médico. Al regresar, tal como establece el protocolo del Gobierno de Aragón, se le practicó la prueba y dio positivo. Desde que llegó de Alcañiz estuvo aislado, por lo que la residencia confía en que la casuística no vaya a más. 
Por otra parte, el alcalde de Andorra, Antonio Amador, confirmó que desde hace un par de días el pub Crack de esta localidad permanece cerrado por la cuarentena que los trabajadores están guardando desde que se tuvo constancia de la infección de un cliente habitual. 
“Salen más positivos porque se hacen más pruebas”, dijo Amador, quien constató que el Salud “ha establecido unos rastreos importantes”, al tiempo que los sanitarios “nos transmiten calma, tranquilidad y cierta normalidad”, pues “no es bueno relajarse pero tampoco generar un estado de alarma”.
“Lo importante es la concienciación de la ciudadanía. Tenemos que ser conscientes de que convivimos con el virus y la nueva normalidad significa una nueva forma de vivir y relacionarnos mientras dure esto. No nos podemos relajar porque en el momento en que incumplimos las medidas básicas –mascarillas, distanciamiento social– aparecen nuevos casos. Deberíamos pensar en lo que han sufrido niños y personas mayores durante el confinamiento, y transformar los aplausos y el reconocimiento a los sanitarios en seguir al pie de la letra sus recomendaciones”, manifestó el regidor andorrano.
Por otra parte, el bar Capuchinos de Alcañiz suspendió el servicio de cenas durante el viernes y el sábado, y este domingo permanecerá cerrado. Según apuntan en un mensaje de Facebook, una compañera dio positivo y se han practicado pruebas a los trabajadores. Por el momento. “todos han dado negativo, aunque tienen que guardar cuarentena”. Todas las personas que mantuvieron contacto directo con la afectada “fueron avisadas en su momento”, transmite este bar.