Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

La alcaldesa señala hacia el distrito de San Fernando que se reformará con la nueva actuación pendiente

El Ayuntamiento de Teruel acometerá obras en la parte antigua del cementerio

La construcción de 273 nuevos nichos y 112 columbarios está casi finalizada

El Ayuntamiento de Teruel va a acometer la reparación de la cubierta y fachadas del ala este del antiguo cementerio municipal, una actuación valorada en 459.776,56 euros y que se financiará con cargo al superávit.

El mal estado de los distritos más antiguos del campo santo turolense ha sido denunciado por los vecinos y es un proyecto pendiente desde hace más de una década, que ahora va a poderse acometer.

Los trabajos consistirán en la renovación de la cubierta del ala este del cementerio municipal para lo cual habrá que llevar a cabo la demolición manual de la existente y la creación de una nueva cubierta basada en una estructura de cerchas metálicas y tejas cerámicas curvas sobre placa ondulada. 

En las fachadas habrá que proceder a la rehabilitación de los paramentos verticales del ala este, los cuales presentan bastante deterioro, como el desprendimiento de la capa de revestimiento y pintura, fisuras y humedades. Entre las actuaciones previstas, se procederá a consolidar los pilares de ladrillo que sobresalen de la fachada y se colocará un falso techo de placas de yeso laminado, en los pasillos del porche. 

El plazo de ejecución de estos trabajos, una vez que se adjudique la obra, será de seis meses.

La edificación donde se va actuar es la más antigua del cementerio, de ahí su grado de deterioro. 

Posteriormente a ella se fueron construyendo sucesivas ampliaciones, las cuales siguieron el esquema de la ya existente. Los porches que dan acceso a los nichos presentan un color blanco, salvo en el lado sur, donde se llevó a cabo una intervención anterior y se pintaron en color ocre. La mayor parte de las cubiertas se formalizan con cubiertas inclinadas a dos aguas, con teja cerámica curva árabe. Uno de sus extremos se ubica junto a la capilla.

La renovación de la parte más antigua del cementerio está pendiente desde hace tiempo. Este proyecto actualiza otro anterior del año 2006. Ya en la pasada legislatura el pleno municipal aprobó por unanimidad una propuesta del partido socialista para acometer la mejora de esta parte del cementerio, tras recoger quejas vecinales. 

En la visita que la alcaldesa Emma Buj y la concejala delegada de Cementerios Ana Oliván realizaron la semana pasada al cementerio con motivo de los preparativos del 1 de Noviembre comprobaron el mal estado que presentan los distritos en los que se va a actuar. 

Obras casi finalizadas

Las responsables municipales también pudieron comprobar el estado de las obras ordinarias para la construcción de nuevos nichos que se han llevado a cabo en los últimos meses.

Con una capacidad para 112 columbarios y 276 nichos, están prácticamente finalizadas. Esta actuación, presupuestada para 2020, se adjudicó durante el anterior estado de alarma por procedimiento de urgencia para poder agilizar los plazos, debido a un incremento de la necesidad de nuevos espacios en el cementerio. Entre marzo y septiembre de este año se han producido ocho inhumaciones más que en el mismo periodo que el año pasado. 

La media mensual de inhumaciones de marzo a septiembre en el cementerio de Teruel es de 20,85 y durante este año se ha incrementado a 22. Destaca el mes de abril cuando hubo 39 inhumaciones frente a los 21 del año anterior. 

La obra que se ha llevado acabo conecta el distrito de Santa Ana con la torre de conexión entre plantas. Esta tipología de construcción en dos pisos, es más cómoda para los visitantes al cementerio con respecto a la que se levantaba anteriormente pero la inversión es mayor.  En esta última fase ha supuesto dedicar cerca de los 400.000 euros.