Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

El Ayuntamiento de Teruel cederá a la Universidad el antiguo colegio Las Anejas por un tiempo de 75 años

El Ayuntamiento de Teruel cede el antiguo colegio Las Anejas a la Universidad por un periodo de 75 años

La operación se aprobará en el pleno de este viernes

El Ayuntamiento de Teruel ha finalizado la tramitación para hacer efectiva la cesión del edificio del antiguo colegio Las Anejas ubicado en la Carretera de Alcañiz a la Universidad de Zaragoza por un periodo de 75 años. Tras la aprobación del correspondiente expediente en la comisión de Hacienda celebrada este lunes, el asunto obtendrá el visto bueno del pleno en la sesión ordinaria de este viernes.
El documento recoge la constitución y cesión, de manera gratuita y durante 75 años, en favor de la Universidad de Zaragoza de un derecho real de superficie sobre la parcela y edificios en ella existentes. El antiguo colegio Las Anejas se encuentra en una zona colindante con las instalaciones del Campus de Teruel, por lo que ese espacio resulta idóneo para acoger actividades universitarias.
Culmina así una iniciativa que comenzó cuando se decidió el traslado de este colegio a unas nuevas instalaciones y la alcaldesa de la capital, Emma Buj, ofreció la parcela a l rector entendiendo que era “el espacio natural de expansión para la Universidad” puesto que está junto a los edificios universitarios y además no hay otra zona en el entorno por donde el campus turolense pueda crecer.
Compleja tramitación
El trámite ha requerido la solicitud formal por parte del rector de la Universidad de Zaragoza de esta cesión y diferentes informes municipales relacionados con los inmuebles y su situación urbanística. Además fue necesario un acuerdo de pleno para cambiar la calificación jurídica de estos bienes, pasando de ser considerados como bienes de dominio público a bienes patrimoniales. El expediente se sometió a información pública durante un mes, como resultaba preceptivo, y al no producirse alegaciones se consideró aprobada definitivamente dicha modificación. 
Una vez acreditado a través de nuevos informes municipales que esos bienes no son precisos para la ejecución de planes o proyectos aprobados o en trámite, ni es previsible que sean necesarios para este Ayuntamiento, al menos en los próximos 10 años, que el consistorio no tiene ninguna deuda pendiente en relación a estos inmuebles y que existe una memoria de la Universidad de Zaragoza que justifica el interés de la cesión para los turolenses, entre otros documentos que forman parte del expediente, se sometió esta documentación a un trámite de información pública de 20 días para que los interesados pudieran examinarla y formular cuantas alegaciones, sugerencias o reclamaciones consideraran oportunas antes de llevar este asunto a pleno. Dicho trámite de información pública finalizó el pasado 19 de febrero sin que se presentara ninguna alegación, sugerencia o reclamación. Con todos los informes favorables y la tramitación pertinente finalizada, la comisión de Hacienda aprobó la cesión este lunes 22 de febrero y la aprobación en pleno tendrá lugar el viernes 26 de febrero.

Fines educativos, docentes, investigadores y de servicios
Los bienes objeto de la cesión consisten en una parcela urbana propiedad del Ayuntamiento de Teruel con una superficie total de 9.822 metros cuadrados que incluye dos edificios, uno de 3.025,47 metros cuadrados construidos en el que se impartía educación primaria, y otro de 3.220,16 metros cuadrados construidos que acogía la educación infantil.
El acuerdo indica que estos bienes inmuebles deberán destinarse necesariamente al cumplimiento de los fines educativos, docentes, investigadores y de servicios que la normativa en materia de universidades y sus propios estatutos atribuyen a la Universidad de Zaragoza, pudiendo revertir los bienes en caso contrario al Ayuntamiento de Teruel.
El Ayuntamiento de Teruel se reserva el derecho a ocupar una superficie de 1.252,28 metros cuadrados en un extremo de la parcela para ampliar la rotonda de la carretera de Alcañiz según contempla la revisión del PGOU, por lo que la Universidad no podrá edificar ni realizar ninguna obra en esa superficie sin autorización expresa del consistorio turolense, aunque sí podrá dar otros usos distintos a la misma hasta la posible ejecución en el futuro del sistema general viario que está previsto afecte a esta parte de la parcela.
La alcaldesa de Teruel ha mostrado su “alegría y satisfacción” por la culminación de este proyecto y ha reiterado que el campus turolense es una parte esencial de la ciudad: “sus alumnos y profesores aportan capital humano a la ciudad de Teruel”. “Mi apuesta es que el campus de Teruel siga creciendo y para eso necesitaba nuevos espacios”, concluye, señalando que este proceso será una “pieza clave del futuro de nuestro campus”.