Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Polígono Sur, cuyo proyecto de urbanización se aprobará en un pleno extraordinario del Ayuntamiento de Teruel

El Ayuntamiento de Teruel espera que la urbanización pendiente del Polígono Sur esté finalizada en un año

Un pleno extraordinario aprobará este miércoles los trabajo

Un pleno extraordinario del Ayuntamiento de Teruel aprobará este miércoles el proyecto de urbanización del Polígono Sur, que lleva años pendiente tras los problemas que tuvieron las empresas encargadas de ejecutar las obras en su momento. La alcaldesa de Teruel, Emma Buj, confió que entre la licitación y la ejecución las obras puedan estar finalizadas por fin dentro de un año.

Buj aseguró tras la Junta de Gobierno Local que la intención municipal era acelerar esta actuación por el tiempo que lleva pendiente, y después de que el proyecto de urbanización fuese aprobado el pasado jueves en la Comisión de Urbanismo del Ayuntamiento.

Precisamente dentro del orden del día de la Junta de Gobierno Local quedó desierta la venta de una parcela pequeña de titularidad municipal entre dos edificios ya construidos. La alcaldesa comentó que el terreno es pequeño y solo da para ocho viviendas, pero de esta manera además de cerrar estéticamente unos bloques de viviendas se pretendía obtener un ingreso municipal. 

En el pleno se debatirá también una propuesta en contra del polémico Real Decreto-ley 27/2020, de 4 de agosto, de medidas financieras, de carácter extraordinario y urgente, aplicables a las entidades locales, y que pretende quedarse con los ahorros de los ayuntamientos para hacer frente desde el Estado a la situación provocada por el Covid-19. El decreto tiene que convalidarse o derogarse el próximo jueves en el Congreso de los Diputados, de ahí la urgencia de esta iniciativa para que se vea en el pleno extraordinario de este miércoles.

La alcaldesa recordó que la urbanización del Polígono Sur era una de esas cuestiones que a ella le “quitaba el sueño”, por lo que mostró su satisfacción de que finalmente pueda aprobarse definitivamente al haber allí viviendo 400 familias. 

Los propietarios pudieron acceder a las viviendas hace años salvando el escollo que surgió por el concurso de acreedores en el que entraron las empresas que estaban urbanizando, pero ahora por fin podrá finalizarse tras años de reivindicaciones vecinales y de trabajo municipal para resolver el problema.

Buj indicó que el plazo de ejecución de esos trabajos son seis meses, y que si a ese tiempo se suma el medio año que llevará el proceso de adjudicación, “podremos verlo terminado en torno a dentro de un año”. Justificó la convocatoria del pleno extraordinario puesto que para el Ayuntamiento es importante avanzar en los plazos cuanto antes “porque los vecinos del Polígono Sur ya llevan mucho tiempo esperando que se finalice la obra”, motivo por el que se ha hecho esa convocatoria del pleno “para poder avanzar en el tiempo, porque una vez aprobado el proyecto, lo que corresponde es iniciar los trámites para adjudicar la obra”.

El presupuesto estimado es de algo más de 1,5 millones de euros, que correrán a cargo de los propietarios de los terrenos, y que entre otras cuestiones contempla la plantación de más de dos mil árboles, arbustos y plantas de revegetación, así como áreas de juegos infantiles, circuitos deportivos y de bicicletas y un área de rehabilitación para personas mayores, según recoge el proyecto.

En el mismo pleno se verá una propuesta de la Alcaldía tras la reunión que Buj mantuvo con 31 alcaldes de capitales de provincias y grandes poblaciones, de 14 formaciones políticas, en la que se aprobó un manifiesto en contra del Real Decreto del Gobierno de Pedro Sánchez con medidas que afectan a las haciendas locales al pretender quedarse con sus ahorros.

 

Chantaje a los ayuntamientos

La alcaldesa de Teruel incidió en que ese Real Decreto quiere “forzar y chantajear a los ayuntamientos a entregar sus ahorros al Gobierno central”. Manifestó que se trata de 15.000 millones de euros que el Ejecutivo de Sánchez pretende quedarse para financiar sus políticas “y dejarnos a los ayuntamientos sin poder gastar ese dinero, creándonos también problemas de tesorería”.

Buj señaló que “el chantaje al que nos somete es que el fondo de 5.000 millones de euros que pedíamos desde la FEMP que se hiciera un reparto objetivo, solo te llegará algo de dinero si entregas sus remanentes”. Algo que la alcaldesa aseguró que es “un chantaje inaceptable”.

Se trata de un chantaje que perjudica al Ayuntamiento de Teruel, explicó la alcaldesa, puesto que solo podrá recibir dinero si se entregan los remanentes, pero de forma proporcional a lo entregado. “El Ayuntamiento de Teruel podría recibir 400.000 euros a cambio de entregar 1.200.000 que recuperaría al cabo de 17 años”, dijo la alcaldesa.

Buj precisó que “si se optara por el acuerdo que tiene unanimidad de reparto de 5.000 millones de euros, nos llegarían en torno a 3.800.000 y sin tener que entregar nada a cambio”. Consideró que “la diferencia es sustancial y a mí me ha parecido importante que ese acuerdo que yo suscribí como alcaldesa creo que lo democrático es que sea también debatido en el pleno para que cada grupo municipal pueda poner encima de la mesa su postura”. Tendrá que verse porque cuando se votará en el pleno del Congreso será al día siguiente.

Plan de Comunicación

Emma Buj hizo estas manifestaciones en la rueda de prensa ofrecida para informar de los acuerdos de la Junta de Gobierno Local y que fueron de mero trámite. Como novedad, la alcaldesa destacó la adjudicación a Talento Transformación Digital S.L. del contrato para la elaboración y puesta en marcha del Plan de Comunicación Corporativo para el Ayuntamiento de Teruel valorado en 10.285 euros.

La alcaldesa explicó que dicho plan es “más que necesario” puesto que las redes sociales municipales se gestionaban hasta ahora por cada unidad del Ayuntamiento. Con esta medida se unificará a través de un servicio profesional la comunicación municipal a través de las redes, y se “mejorará la comunicación con los vecinos”, que según Buj es lo que se busca: “Dar la mayor información, la mayor transparencia en el Ayuntamiento y poner en contacto más directo posible con todos nuestros vecinos”.

Buj critica el bloqueo de infraestructuras con estudios

La alcaldesa de Teruel, Emma Buj, criticó el bloqueo que existe con las infraestructuras turolenses debido a los continuos estudios que se hacen sin que se avance en las mismas. Así se refirió a preguntas de la prensa durante su comparecencia tras la Junta de Gobierno Local, en referencia a la autovía A-40, el corredor ferroviario Cantábrico-Mediterráneo y la demanda de habitaciones individuales en el nuevo Hospital de Teruel. Buj lamentó que al final todo se quede en “estudiar”, puesto que se han hecho muchas promesas, incluso con el paso del AVE, y al final todo son “decepciones”. 

Aclaró que por ahora las únicas obras que se están viendo en infraestructuras de comunicación son las que aparecían en los Presupuestos Generales del Estado de Mariano Rajoy. Justificó  el planteamiento hecho al Ministerio con el bypass del ferrocarril entre Cella y Escandón, y reiteró que seguirá pidiendo reunirse con el ministro de Transportes en relación a este y otros proyectos que competen a la ciudad. “Yo no sé si es que Teruel no tiene la importancia suficiente o es que el ministro pues calibra sus reuniones dependiendo de la formación política que gobierna”, afirmó al no haber recibido hasta ahora respuesta a esa petición.

En el caso del Hospital de Teruel reconoció que a veces era “crédula en exceso” porque la consejera de Sanidad le manifestó que el parón de las obras no las iba a ralentizar y que se iba a trabajar en un modificado para atender las demandas de la ciudadanía, entre ellas que hubiera más habitaciones individuales. “Hoy sabemos que eso no es verdad”, lamentó, ya que solo un 41% lo serán, cuando “eso no es lo que estaba pidiendo Teruel, ni el compromiso que expresó públicamente la consejera”. Consideró que la DGA debería “rectificar” aprovechando que la obra está parada, “para que en el futuro tengamos un hospital del siglo XXI” en lugar de que cuando se inaugure sea ya una infraestructura obsoleta.