Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

El Ayuntamiento de Teruel plantea un ‘bypass’ para que los mercancías no atraviesen la ciudad

La alcaldesa considera que la estación debe seguir donde está y hacer una terminal en Platea

El Ayuntamiento de Teruel es partidario de que el corredor ferroviario Cantábrico-Mediterráneo tenga un bypass a su paso por la capital para que los trenes de mercancías no atraviesen el casco urbano. La alcaldesa, Emma Buj, considera que la estación de tren para viajeros debería permanecer en su ubicación actual, y que se construyese otra intermodal para mercancías entre Platea y el Aeropuerto. Son las aportaciones que el consistorio turolense ha hecho a las consultas realizadas este verano a los ayuntamientos por los que discurre la línea para la redacción del Estudio Informativo del tramo Zaragoza-Teruel.

Las consultas las ha hecho el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, que pretende someter a información pública el Estudio Informativo antes de que finalice el verano, pero las mismas eran de tipo técnico y lo que se pidió fue documentación urbanística, que había que remitir a la empresa que está redactando el documento, Euroestudios.

Así lo ha hecho el Ayuntamiento de Teruel, si bien la alcaldesa ha pedido una reunión con la presidenta de Adif para hablar sobre esas cuestiones, ya que el estudio informativo es hasta Teruel, a la espera de que el otro estudio que tiene que licitarse, entre Teruel y Sagunto, complete el recorrido.

El problema es que al concebir así la redacción de los estudios, no se prevé ningún bypass que permita sortear las distintas alturas que deberán salvar los trenes de mercancías. Buj indicó que lo lógico sería contemplar en el tramo Zaragoza-Teruel el trazado hasta Escandón, de forma que se podría hacer una circunvalación de la ciudad por donde va la autovía.

Eso permitiría que los trenes de mercancías no tuviesen que entrar en el casco urbano, porque el Ayuntamiento en su planeamiento urbanístico pretende integrar cada vez más las riberas del Turia en el casco urbano. Si tuvieran que pasar por la ciudad supondrían una limitación, además de suponer un handicap para la propia explotación comercial de la línea, ya que los mercancías deberían bajar para volver a subir después, con la dificultad y el coste que eso tiene para la tracción de los trenes.

Por ese motivo se propone el bypass, además de la construcción de una estación intermodal de mercancías entre Platea y Plata, la plataforma aeroportuaria. En este punto está previsto además que confluyan la autovía de Cuenca (A-40) con la autovía Mudéjar A-23.

Lo que debería seguir donde está, según el Ayuntamiento, es la estación de pasajeros, de manera que el tránsito de trenes por el casco urbano se limitaría a los de viajeros, y permitiría la desafección de terrenos de uso ferroviario en estos momentos con dos fines: que pudiese haber una mayor integración de la vega en la ciudad, y la posibilidad de construir una estación intermodal de transporte de pasajeros.

La alcaldesa consideró que la estación actual de viajeros está muy bien integrada en la ciudad y debería seguir donde está, de manera que los trenes entrasen para recoger pasajeros y continuar su ruta, pero que sin que supusiese un continuo trasiego de mercancías, que podrían circunvalar la ciudad por donde va la autovía.

Buj opinó que con este proyecto la ciudad se está “jugando mucho”, porque si se hiciese una plataforma ferroviaria de mercancías entre Platea y el Aeropuerto, se podría dar un impulso muy importante a la logística, teniendo en cuenta además que esta estación estaría en la confluencia con dos autovías una vez que se construyese la A-40.

Es así además como está contemplado en la planificación urbanística municipal. Sobre el enlace de la A-40 en ese punto, recordó que cuando salió negativa la DIA de esta autovía, fue por problemas medioambientales en la provincia de Cuenca, con lo cual no debería afectar a la conexión de esa vía de alta capacidad con la A-23.

Ganar en competitividad

Además de los beneficios para la ciudad, la alcaldesa incidió en las ventajas que tendría para la línea, puesto que es un corredor que pasa por Teruel y enlaza otros territorios. Al no tener que bajar de cota, los mercancías ganarían en competitividad y velocidad. 

Estos planteamientos son también los que priman en general en todas las ciudades, de manera que los mercancías no atraviesan el casco urbano. Es una apreciación que comparten además con la Plataforma en Defensa del Ferrocarril de Teruel, con dos de cuyos representantes estuvo hablando la alcaldesa el pasado miércoles para informarles del documento que ha presentado el Ayuntamiento.

Buj recalcó que no son alegaciones porque se les pidió documentación técnica, pero el Ayuntamiento ha aprovechado para hacer su propuesta, por lo que también ha pedido la entrevista con la presidenta de Adif, y se la ha vuelto a pedir al ministro de Transportes. La alcaldesa recordó que a este último ya le pidió una entrevista después de que él tomara posesión hace dos años, que ha insistido en varias ocasiones, pero sigue sin recibir respuesta.

Un planteamiento que beneficia a la línea y a Teruel

El planteamiento que hace el Ayuntamiento de Teruel al Ministerio de Transportes con el corredor Cantábrico-Mediterráneo tiene su lógica y beneficia tanto a la ciudad como al conjunto de la línea. Hasta ahora no se había tenido en cuenta y de hecho los dos estudios informativos licitados hasta ahora llegaban hasta Teruel o partían de la ciudad, sin valorar que eso suponía obligar a que los trenes de mercancías bajaran de cota para después tener que volver a ganarla remontando pendientes con el sobrecoste de energía que eso supone.

Aparte hay que tener en cuenta las molestias que supone el tránsito de mercancías por el casco urbano, mientras que sacarlas fuera mediante un bypass permite a la vez ganar espacios en la vega para el disfrute de la ciudad mediante la desafección de terrenos que actualmente son de uso ferroviario.

Según la propuesta municipal, y que así viene recogida en el nuevo planteamiento urbanístico de la ciudad, la construcción de un bypass para que los mercancías no cruzasen por el casco urbano permitiría a su vez desarrollar una infraestructura potente entre Platea y Plata con una estación intermodal que combinara el transporte de productos por vía aérea, ferroviaria y por carretera.

Eso permitiría a su vez la desafección de terrenos de uso ferroviario junto a la vega, aunque conservando la estación para viajeros en su ubicación actual. Además, facilitaría la construcción de una intermodal de viajeros, y en el caso de la estación de autobuses se podría destinar a otros fines, tanto para dotar de más aparcamientos al Centro como de nuevos equipamientos.

Pero las propuestas las va a conocer la empresa que redacta el estudio, y la alcaldesa de Teruel quiere que las reciban también en Adif y en el Ministerio. Recordó que con el anterior ministro, Íñigo de la Serna, no tuvo problemas para entrevistarse, pero con el actual, José Luis Ábalos, no hay manera de que la reciba a pesar de su insistencia.