Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Taquillas de las compañías que operan en la estación de autobuses de Teruel

El bus a Madrid aumenta servicios a partir del lunes tras el cambio de la adjudicataria

Renfe afirma que cuando pase el Covid retomará la venta en ventanilla en las estaciones comprometidas

La línea de autobús entre Teruel y Madrid ofrecerá a partir del lunes dos expediciones diarias en ambos sentidos después de que  a finales de año el Ministerio de Transportes adjudicara este servicio a Samar, al entrar en concurso de acreedores la compañía que lo prestaba y que solo ofrecía un viaje diario en cada dirección. Renfe también se ha comprometido a retomar la venta de billetes de tren en ventanilla en las estaciones de Santa Eulalia del Campo y Samper, aunque esperará a que finalice la situación actual por la pandemia. El transporte público sufrió un duro revés el año pasado en la provincia a causa del covid, que agravó una situación ya de por sí compleja por la despoblación. El director general de Transportes de la DGA, Gregorio Briz, aseguró que desde el Ejecutivo aragonés no se ha dejado de trabajar por garantizar la movilidad de los turolenses.

El año pasado no fue bueno para el transporte público de viajeros en ningún sitio, y mucho menos en Teruel, donde los confinamientos perimetrales por el covid y las medidas de distanciamiento que se establecieron complicaron la movilidad porque esto se sumó a la poca demanda de viajeros debido a la despoblación que padece la provincia.

El covid fue la puntilla para la empresa que prestaba el servicio de la línea Madrid-Teruel-Valencia desde mediados de año,  pero redujo también los servicios ferroviarios, que se van a recuperar en la línea de Caspe que afecta al Bajo Aragón, aunque no en la línea de Teruel, donde sigue habiendo un tren menos diario en cada sentido. Además, las estaciones de tren cuya venta de billetes en ventanilla se retomó en virtud del acuerdo de investidura entre Teruel Existe y el PSOE, dejaron de hacerlo a raíz de la declaración del estado de alarma en marzo.

Y en la Comunidad Autónoma el mapa concesional con el que va a cambiar el transporte de viajeros dentro de la región, se demoró también a causa de la pandemia, aunque el director general de Transportes, Gregorio Briz, aseguró ayer que no se ha dejado de trabajar y que la intención es licitarlo este año para adjudicarlo en 2022.

El año se ha iniciado con la recuperación de servicios en la línea de autobús de Madrid, a partir del próximo lunes, y desde mañana en la de tren entre Zaragoza y Caspe-Fayón, que pasa por Samper de Calanda y La Puebla de Híjar en el Bajo Aragón. Briz aseguró que se sigue trabajando para la recuperación de todos los servicios en la línea de Teruel, que recordó que es competencia del Estado lo mismo que lo es la línea de autobús de Madrid que tantos problemas ha dado.

Este servicio de bus entre Madrid, Teruel y Valencia lo asumió a finales de año la empresa Samar, que ya lo prestó en tiempos, con los mismos horarios que lo estaba haciendo IRB, la compañía que entró en concurso de acreedores, pero a partir del lunes los incrementa y estrena nuevos horarios.

La novedad es que entre Teruel y Madrid ofertará dos servicios diarios en cada sentido, uno semidirecto y otro con paradas en todos los municipios de la ruta, cuando hasta ahora se prestaba solo uno. De lunes a sábado habrá autobús a Madrid a las 7:45 y a las 14 horas, el primero semidirecto, y los domingos a las 11 y las 17 horas. En sentido contrario, de Madrid a Teruel, los horarios serán a las 8:30 (semidirecto) y 14 horas de lunes a sábado, y a las 11 y 17 horas los domingos.

Horarios a Valencia

Cambian también los horarios de la línea a Valencia, cuyas salidas serán a partir del lunes a las 7:15 y 14 horas de lunes a viernes, el sábado a las 10 y el domingo a las 17. Y en sentido contrario saldrán de Valencia de lunes a viernes a las 10 y a las 16:30, los sábados a las 14 y los domingos a las 19:30.

Ciudadanos, que durante el pasado año presentó numerosas iniciativas para buscar soluciones a los problemas que presentaba esta línea, celebró ayer a través de un comunicado de prensa que se haya garantizado por fin la viabilidad del transporte regular de viajeros entre Teruel y Madrid.

El portavoz de Cs en las Cortes de Aragón, Carlos Ortas, insistió, no obstante, en que “se tiene que trabajar para mejorar el número de servicios diarios, contar con unos servicios atractivos y directos, además de horarios más flexibles para poder hacer gestiones en el día”.

Respecto al transporte público de viajeros en la Comunidad Autónoma de Aragón, el director general de Transportes de la DGA, Gregorio Briz, recordó que se han articulado ayudas a las empresas para mejorar su situación en la medida de lo posible, pero el problema es que “el sistema que tenemos ahora es precario, que está caducado desde año 2017, que tiene muchos problemas e inconvenientes y es muy difícil la eficiencia”.

Sobre el mapa concesional en el que está trabajando Vertebración del Territorio, Briz dijo que todas las sugerencias y alegaciones que hubo se han recogido en los anteproyectos y que “los proyectos los vamos a aprobar en este primer trimestre, y estamos trabajando el pliego de condiciones de la licitación para licitarlo este año 2021 y que se pueda adjudicar en 2022 para que todo esto pueda entrar en vigor como muy tarde a finales de ese ejercicio o principios de 2023”.

Briz aseguró que con el nuevo mapa concesional “habrá un incremento de oferta de autobús de un 40% respecto al actual y se va a llegar a poblaciones de diez habitantes para facilitar que esas personas lleguen a los centros de salud” y a los servicios básicos en las cabeceras. Todo esto va unido a un proyecto de digitalización puesto que habrá también transporte a demanda, y que permitirá modernizar todo el sistema de datos y de venta de billetes.

El director general de Transportes aseguró que la movilidad en la provincia de Teruel mejorará con estas medidas, y avanzó que todas las hijuelas de las expediciones estatales que afectan a Aragón se contemplarán también en el mapa concesional. “Por lo tanto, luego ya el Estado tendrá que hacer la continuidad de las líneas que tengan que llegar a otros sitios, pero nosotros vamos a meter en este mapa aquellas hijuelas que afectan a Aragón, para que no haya luego problemas de competencias de quién dependen”, precisó.

Briz incidió en que se van a producir “cambios muy importantes” con el mapa concesional para garantizar la movilidad de los ciudadanos con iniciativas novedosas como el transporte a la demanda.