Síguenos
El carril bici del eje Ensanche-carretera de Alcañiz, pendiente desde 2012 El carril bici del eje Ensanche-carretera de Alcañiz, pendiente desde 2012
Un grupo de ciclistas pasa por la ronda Ambeles, donde se construirá un carril bici, el Día de la Bicicleta

El carril bici del eje Ensanche-carretera de Alcañiz, pendiente desde 2012

La actuación aparecía ya en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible
La aprobación esta semana en el pleno municipal del Ayuntamiento de Teruel del proyecto para hacer un carril de movilidad personal en las rondas que dé continuidad al que el Mitma va a llevar a cabo en la avenida Sagunto pone negro sobre blanco a una actuación que ya venía contemplada en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible, en el término municipal de Teruel, que el Ayuntamiento aprobó hace más de una década, en noviembre de 2012. Dos años más tarde se redactó un proyecto para la implantación del PMUS en el eje formado por la avenida Sagunto, rondas y carretera de Alcañiz, que recogía la construcción de un carril-bici.

El proyecto que va a llevar a cabo el Mitma, que está en fase de licitación, junto al que el lunes se aprobó en pleno, con el apoyo de todos los grupos excepto Vox, posibilitarán que se vaya cumpliendo con ese primer proyecto aprobado hace una década. Faltará aún así una tercera fase que será el que vaya desde Los Arcos y hasta la Universidad.

Se cumple además con la Agenda 2030  y el concreto con el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) número 11 que pretende lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles. Naciones Unidas aprobó este Agenda el 25 de septiembre de 2015.
Las actuaciones previstas en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible en el eje Ensanche-Universidad en 2014 pretendían que se cumpliera con objetivos como el fomento de los modos no motorizados, la mejora de los itinerarios peatonales y de la accesibilidad, la construcción de nuevas infraestructuras ciclistas, la reordenación y templado del tráfico, la mejora de la seguridad vial y el ahorro energético.

Poco a poco se van cumpliendo con esos objetivos aunque queda mucho por hacer. Recientemente, han finalizado los trabajos para mejorar la accesibilidad de las rondas.

Aunque el grupo municipal de Vox en el Ayuntamiento de Teruel se mostró en el pleno en contra de que se suprima un carril de los tres que hay tanto en la avenida Sagunto como en las rondas argumentando que “no responde al interés del ciudadano; sino de la Agenda 2030”, lo cierto es que en la ciudad de Teruel la supresión de un carril y la adecuación de uno para el uso ciclista está previsto desde que se aprobó la adecuación del PMUS a este eje vertebrador de la ciudad en 2014.

Movilidad personal

Durante esta década la movilidad de la ciudadanía ha cambiado y se ha incorporado a la circulación los patinetes eléctricos, por lo que las nuevas infraestructuras urbanas se adaptan a los tiempos y a las formas de desplazarse por la ciudad, por eso ya no se habla de carril bici sino de carril de movilidad personal. Así se prevé en la avenida Sagunto y también en el proyecto que se ha aprobado para las rondas.

 “La avenida de Sagunto va a tener una inversión de 7 millones de euros de fondos europeos que se va a llevar a cabo por el Ministerio en colaboración con el Ayuntamiento de Teruel. Y las ciudades tenemos que tener en cuenta que hay que ir a un tráfico pacificado, que incluye la normativa estatal de circular por la ciudad a 30 km por hora y también crear carriles para vehículos de movilidad personal”, explicó la alcaldesa, Emma Buj, tras el pleno.

La alcaldesa reconoció que en la actualidad el uso de los carriles bici es muy limitado, pero lo achacó a que no están conectados entre sí y algunos de ellos tienen una finalidad más deportiva que de tránsito. Sin embargo, ese carril bici que conecta el barrio de Ensanche con la Universidad posibilitará aumentar su uso.

Buj se felicitó de que en los próximos años Teruel vaya a contar con un carril de vehículos de movilidad personal que vertebrará toda la ciudad, desde la entrada de la carretera a Valencia hasta la carretera de Alcañiz, una parte financiada por el Ministerio y otra parte financiada por el Ayuntamiento de Teruel. Y lejos de generar polémica no consideró que la supresión de uno de los tres carriles actuales vaya a tener consecuencias negativas en el tráfico. Puso como ejemplo, que durante el tiempo que se han estado realizando obras en la ronda para renovar redes y aceras solo ha habido un carril y no se ha traducido en atascos.

Frente a los 9,5 kilómetros actuales de carriles bici, el nuevo eje de movilidad personal supondrá unos 3 kilómetros continuos desde la rotonda de la avenida Sagunto con la vía perimetral hasta la Universidad, acortando la distancia que hay desde esa misma rotonda y hasta la Universidad por el actual carril bici de la ronda de barrios, pero sobre todo reduciendo los desniveles, que en la vía perimetral llega a ser del 7%. Este es el principal motivo por lo que este tramo, que es el más largo, apenas se utiliza. La circunvalación del barrio de la Fuenfresca contabiliza 3 kilómetros más y conecta con el de la vía perimetral y con el tramo entre la carretera de Castralvo y la plaza Constitución. Desde esta plaza parte otro tramo que finaliza en la fuente Torán y que es el que más se emplea por su proximidad al Centro, pero ahí se queda cortado.