Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

El pantano del Arquillo de San Blas está en su máximo histórico de agua embalsada para esta época del año

El deshielo tras las nevadas lleva al pantano del Arquillo a su máximo histórico: está al 93,2% de su capacidad

Las heladas provocan daños en caminos de acceso y muros de la Confederación Hidrográfica del Júcar

El embalse del Arquillo de San Blas está que se sale, y no es una forma de hablar sino que el agua roza ya el borde de la presa debido al deshielo de las nevadas del mes de enero, lo que ha colocado el pantano en su máximo histórico puesto que el martes almacenaba 19,58 hectómetros cúbicos de agua. Esa cifra representa el 93,2% de su capacidad, la más alto en esta época del año en lo que va de siglo.

El Arquillo de San Blas, dependiente de la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ), es todo un espectáculo estos días por la cantidad de agua que tiene embalsada y que arroja por la presa, lo que ha vuelto a convertirlo en uno de los espacios naturales más visitados por los turolenses, algo a lo que sin duda ha influido el confinamiento perimetral del término municipal y la imposibilidad de hacer escapadas los fines de semana a otros lugares.

En la mañana del domingo llegó a haber un momento en que estuvo prácticamente llena la zona de estacionamiento que hay junto a la presa, mientras que el camino fluvial que discurre entre San Blas y el Arquillo volvió a tener muchos visitantes. En el entorno se veían actividades de escalada, atletismo y ciclismo, y la carretera de acceso era un continuo ir y venir de coches que subían y bajaban.

Este interés por visitar el embalse no es de extrañar puesto que durante estos días se ha situado al 93,2% de su capacidad. Está prácticamente lleno y por ese motivo la presa tiene que soltar muchísima agua para compensar la que entra debido al elevado aporte que está habiendo tras el deshielo consecuencia de las últimas nevadas.

A primera hora de la tarde del martes tenía embalsados 19,58 Hm3 de agua, lo que supone un 93,2% de su capacidad. Son dos hectómetros cúbicos más de agua de los que tenía embalsados hace un mes, y 2,21 más que hace un año en el que se ha convertido hasta el momento en el récord histórico del nivel del embalse para esta época del año en lo que va de siglo. El volumen más alto alcanzado hasta ahora databa de 2001 cuando llegó a tener a principios de febrero casi 18 Hm3 de agua.

Aunque el deshielo está ofreciendo una imagen espectacular del Arquillo y de su entorno, la nieve y las heladas han dejado huella en las instalaciones que la CHJ dispone en el sitio, ya que ha habido algún desprendimiento y el hielo ha resquebrajado algún muro que está señalizado.