Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

El eje avenida Sagunto y rondas mantiene desde este martes dos carriles a 50 km/h y baja uno a 30 El eje avenida Sagunto y rondas mantiene desde este martes dos carriles a 50 km/h y baja uno a 30
La avenida Sagunto tiene desde hoy un carril a 30 km/h y otros dos a 50 km/h

El eje avenida Sagunto y rondas mantiene desde este martes dos carriles a 50 km/h y baja uno a 30

La limitación de velocidad en las vías con un solo carril por sentido de circulación se reduce por seguridad

Prácticamente la mayoría de las calles de Teruel tienen desde este martes el límite de velocidad en 30 kilómetros/hora o menos. Solo permanecen a 50 km/h la vía perimetral Manuel Pertegaz, la avenida Sagunto hasta la rotonda de los lápices, y los dos carriles en un mismo sentido del eje avenida Sagunto, rondas Ambeles y Damaso Torán, mientras que en el carril de sentido contrario se circulará a 30 km/hora al haber solo uno.

Como el resto de España, los municipios turolenses se adaptan desde este martes a la nueva normativa de circulación, que se aprobó hace seis meses y que entra ya en vigor. En el caso de la capital, se ha colocado nueva señalística vertical en puntos como la entrada a la ciudad por la carretera Alcañiz, que serán efectivos a partir de este martes, porque el principal cambio es que en vías de doble sentido, pero de un solo carril por dirección la velocidad máxima pasa de 50 km/h a 30 km/hora. Este es el caso de la carretera de Alcañiz. 
Estas nuevas limitaciones son la principal novedad de la modificación del Reglamento General de Circulación aprobado el pasado 21 de noviembre y que tras algo menos de seis meses de vacatio legis entra en vigor este martes. De esta manera, se reduce el límite de velocidad de circulación genérico en vía urbana de 50 a 30 km/h para aquellas calles que cuentan con un solo carril por sentido de circulación, con algunas excepciones, y a 20 km/h en las vías de esta configuración y con plataforma única.
El objetivo de reducir la accidentalidad en las vías urbanas, especialmente entre los usuarios más vulnerables.
En el caso de Teruel, en algunas vías de la ciudad la velocidad no se verá modificada porque ya tenía este límite como la avenida Ruiz Jarabo o la avenida Europa que, incluso con dos carriles por sentido el límite estaba ya en 30 debido a la cercanía de un centro de salud.
En las calles de un solo carril con plataforma única se continuará circulando a 20 km/hora, como ya  se estaba establecido.
La concejala delegada de Movilidad y Seguridad, Ana Oliván, consideró ayer que el cambio que entra en vigor “es sencillo” porque “en la práctica se aplica a casi toda la ciudad”, excepto “en la ronda de barrios que se mantendrá al 50 km/ hora y en el eje avenida Sagunto carretera Alcañiz, donde hay más de un carril por sentido”. 
Oliván recordó que este eje es una travesía y aunque la intención del Ayuntamiento de la capital era reducir a 30 el límite de los tres carriles de este eje, el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) ha preferido que se mantenga en 50 los dos carriles de un mismo sentido, aunque esta medida podría cambiar más adelante. Para ello se ha requerido al Ayuntamiento la estadística sobre siniestralidad de esta vía en los últimos cinco años, un informe que se está preparando desde Policía Local, según explicó la concejala.
Este año se ha producido al menos un accidente con consecuencias graves en la avenida Sagunto y otro en la ronda Ambeles.
Oliván también indicó que se van a hacer campañas informativas sobre los cambios de velocidad y que el Ayuntamiento ha solicitado a la DGT un vehículo con radar para poder controlar su cumplimiento.
En cualquier caso opinó que los cambios no van a suponer un gran transtorno para la ciudadanía porque según los datos del Plan de Movilidad Urbana la velocidad media en la ciudad no llega a los 30 km/hora.
“No creemos que suponga un gran cambio en la vida de los ciudadanos porque  el Plan de Movilidad Sostenible recoge que la media de  las mediciones de tráfico no llegan a 30 km/hora”, comentó, para añadir que esto no quita para que se hagan campañas de control de velocidad y se ha solicitado el vehículo dotado de rádar de la DGT para que lo presten temporalmente.
Durante los últimos días se han colocado señales verticales en los principales accesos a la ciudad y también se pintarán en el suelo.

Consecuencias
Según la DGT reducir la velocidad en las ciudades de 50 km/ hora a 30 supone disminuir en cinco veces el riesgo de fallecer debido a un atropello.
Además, si se pilla a un conductor a 50 por hora en una vía limitada a 30 recibirá una multa sin detracción de puntos, pero si supera en 60 kilómetros por hora el límite se consideraría infracción del código penal. 
Muchas ciudades ya han establecido la limitación de 30 km/h en algunas de sus calles a través de ordenanzas municipales, por lo que la Dirección General de Tráfico lo que ha hecho es “normalizarlo”, precisó a Efe el presidente de la Comisión de Transportes, Movilidad Sostenible y Seguridad Vial de la FEMP, Alfonso Gil.
Las nuevas limitaciones dan respuesta a una reivindicación de ayuntamientos como el de Madrid, Barcelona, Málaga, Bilbao, Zaragoza o Valencia y cuentan, además, con el aval de la FEMP.
El director general de Tráfico, Pere Navarro, ha destacado en diversas ocasiones que esta reducción de la velocidad en las calles va a permitir a las autoridades municipales crear ciudades “más amables, más humanas, donde puedan convivir de forma más segura los distintos usuarios de la vía”.
 Y que se complementan con otras medidas como los procesos de peatonalización, que en Teruel se va a intensificar en el Centro Histórico, o el fomento de la bicicleta con carriles-bici.
Se trata de una “medida estrella para calmar el tráfico”, según dijo Navarro la pasada semana en una comparecencia en el Senado, en la que a la pregunta del por qué de esta medida, respondió: “Por sentido común”.
Y es que, para el responsable de Tráfico, circular a 50 km/h en una calle de un único sentido es “un auténtico disparate”, ya que “cualquier cosa que salga te la llevas por delante”.
Según un estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el riesgo de que un peatón fallezca tras ser arrollado por un vehículo es hasta cinco veces menor si éste circula a 30 km/h que a 50 km/h. 
Ninguna de las fuentes consultadas por Efe dispone del dato de a cuántos kilómetros va a afectar la limitación de 30 km/h, si bien la DGT estima que será entre el 70% y el 80%.
El responsable de Seguridad Vial de la FEMP considera la medida una “apuesta valiente” que viene a “clarificar” y afirma que se van a lograr ciudades más humanas y, a medio plazo, más competitivas.  Supone una “gran revolución silenciosa que nos va a cambiar la vida” porque se reduce el impacto acústico y los gases de efecto invernadero, además del descenso “importante” de la siniestralidad.