Síguenos
El Estatuto de la Mujer Rural impulsado en la pasada legislatura no verá finalmente la luz El Estatuto de la Mujer Rural impulsado en la pasada legislatura no verá finalmente la luz
La diputada del PP Ana Marín planteo una alternativa que fue rechazada por el PSOE

El Estatuto de la Mujer Rural impulsado en la pasada legislatura no verá finalmente la luz

Vox y Partido Popular, que planteó una alternativa, tumban el intento de recuperarlo
banner click 244 banner 244

La ley del Estatuto de las Mujeres Rurales en Aragón, cuyo proyecto impulsó en la pasada legislatura el cuatripartito, no verá definitivamente la luz. Esta iniciativa, que pretendía empoderar a las mujeres en el territorio y las reconocía como un colectivo clave en la lucha contra la despoblación, no será retomado por el actual Ejecutivo PP-Vox, cuyos parlamentarios votaron este martes en contra de una Proposición no de Ley presentada por el PSOE en la Comisión Institucional y de Desarrollo Estatutario de las Cortes de Aragón, que quería rescatar el proyecto.

Vox se posicionó en contra de manera frontal al entender que hay igualdad entre hombres y mujeres y no es necesaria esa ley, mientras que el PP planteó una enmienda in voce en la que proponía revisar “a fondo” el texto presentado en su día porque, entre otras cosas, carecía de memoria presupuestaria.

El PSOE no aceptó esa enmienda porque a su juicio suponía dejar todo el trabajo hecho “en nada”, y al final la Proposición no de Ley presentada por los socialistas decayó al contar con 10 votos en contra, los del PP y Vox, frente a 9 a favor, los del grupo proponente más los de Aragón-Teruel Existe, PAR y CHA.

La PNL socialista pretendía que las Cortes instasen al Gobierno de Aragón a impulsar de forma inmediata la tramitación del proyecto de Ley del Estatuto de las Mujeres Rurales de Aragón, aprobado al final de la legislatura pasada y que estaba pendiente de tramitación parlamentaria. De hecho, se aprobó en un Consejo de Gobierno extraordinario celebrado el 28 de marzo del año pasado. Con la reforma de la Ley del Presidente y del Gobierno de Aragón de 2020, el desarrollo normativo no decayó a pesar del cambio de legislatura.

De hecho, el mes pasado Fademur en Aragón pidió retomar esta norma y recordó precisamente que el plazo de seis meses para rescatarla finalizaba el 12 de febrero, es decir, el pasado lunes, un día antes de la celebración de la comisión de ayer en la que definitivamente quedó tumbado ese proyecto de ley.

Secuestrados

La portavoz del PSOE en la Comisión Institucional, Lorena Canales, vaticinó ya durante la defensa de la Proposición no de Ley que los grupos de la derecha que sustentan al Gobierno iban a tumbar la iniciativa al encontrarse el PP “secuestrado” por Vox en materia de igualdad.

Canales aludió en su exposición a una Proposición no de Ley defendida durante la pasada legislatura por el PP por Mar Vaquero, hoy vicepresidenta segunda del Ejecutivo, en la que defendía diferentes cuestiones recogidas en el proyecto de ley del Estatuto de la Mujer Rural.

La parlamentaria socialista, que argumentó que este proyecto de ley aparte de impulsar la igualdad de la mujer en el medio rural era un instrumento para hacer frente al problema de la despoblación, realidad que afecta al 90% de los municipios aragoneses, destacó que el proyecto aprobado al final de la pasada legislatura hubiese alcanzado grandes “consensos”, pese a la oposición de Vox, en cuestiones como la representación paritaria de las mujeres en asociaciones y entidades que operan en el medio rural.

La diputada socialista lamentó que lo prometido por el PP en campaña ahora no se cumpla por el lastre que arrastra con Vox en el Gobierno de Aragón. Pidió a los populares que si quieren ayudar de verdad a las mujeres del medio rural, y en su día presentaron propuestas en ese sentido convencidos de ello, “lo que tienen que hacer es legislar” y “poner en marcha esta ley”, dijo.

La portavoz del grupo parlamentario popular, Ana Marín, aseguró que el PP “apoya” a la mujer en el medio rural, pero que ese proyecto de ley “nunca” había llegado a entrar en las Cortes y ahora en cambio le corría “mucha prisa” al PSOE después de no haberla tenido cuando gobernó. Precisó que se llegó a aprobar el proyecto legislativo estando ya disuelto el Parlamento sin que la oposición pudiera llegar a hacer enmiendas ni tuviera conocimiento del texto.

Alternativa

Marín presentó como alternativa una enmienda in voce que proponía instar al Gobierno a “impulsar medidas en favor de las mujeres en el medio rural”, garantizando la igualdad, y para lo cual planteaban al actual Ejecutivo “una revisión a fondo del texto presentado como proyecto de ley, la determinación de una estrategia sobre este asunto y la fijación de un presupuesto suficiente”.

El PSOE no lo aceptó porque suponía dejar “en la nada” esa ley y fue cuando la votación final tumbó la posibilidad de rescatar ese proyecto de ley.

El portavoz de Vox, David Arranz, criticó a los socialistas por no haber tenido ellos prisa y querer meter la urgencia ahora, rechazó que ese texto legal sirviese para luchar contra la despoblación, aseguró que ellos sí defendían las auténticas reivindicaciones del territorio, y recalcó que no era necesaria la ley porque las mujeres “están defendidas” en la legislación existente y que por tanto hay igualdad.

El portavoz de CHA, José Luis Soro, dijo que las mujeres rurales sufren una “triple discriminación” y que el Estatuto de la Mujer Rural sería un instrumento útil para combatirla, además de para luchar contra los desequilibrios poblacionales y demográficos.

Joaquín Moreno, de Aragón-Teruel Existe, consideró que debía tramitarse ese proyecto para facilitar a las mujeres las mismas oportunidades de empleo, vida social y acceso a la titularidad de las explotaciones, además de por ser necesario para “luchar contra la despoblación”.

El diputado del PAR, Alberto Izquierdo, también apoyó la iniciativa socialista para que se rescatase ese proyecto de ley porque era buena para el medio rural, donde destacó el “papel fundamental” de la mujer.