Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Una senderista en uno de los senderos turísticos de los que se puede disfrutar en la provincia de Teruel

El Fite mejora con 250.000 euros los senderos turísticos turolenses

Publicado en el BOA el convenio de 2019 con las actuaciones a desarrollar

El Fondo de Inversiones de Teruel (Fite) contribuirá a mejorar con 250.000 euros los senderos turísticos de la provincia de Teruel a través de un convenio con la Federación Aragonesa de Montañismo. El convenio, correspondiente al Fite de 2019, ha sido publicado esta semana en el Boletín Oficial de Aragón (BOA), después de que en noviembre del año pasado acordara su autorización el Consejo de Gobierno de la DGA. 

El convenio establece el desarrollo de cuatro actuaciones con cargo al Fite de 2019, la más voluminosa de ellas está destinada a la finalización de las obras del PR Guadalope con 150.000 euros,  lo que supone más de la mitad de la inversión comprometida.

El resto de actuaciones consistirán en intervenciones en el GR 199 para continuar hasta Alfambra o Teruel enlazando con el GR 10, por un importe de 12.000 euros; el mantenimiento de Senderos Turísticos de Interés Autonómico de la Red de Senderos con 38.000 euros; y otras actuaciones sobre senderos recogidos en el Catálogo por 50.000 euros, según recoge en sus cláusulas el convenio publicado en el Boletín Oficial de Aragón del pasado día 11 de enero.

La iniciativa se acordó, según la orden publicada esta semana en el BOA, en las comisiones de seguimiento del Fite celebradas en diciembre de 2019 y julio de 2020, en las que se aprobó desarrollar el proyecto a través de una subvención directa a la Federación Aragonesa de Montañismo (FAM), designando como departamento responsable a la Consejería de Industria, Competitividad y Desarrollo Empresarial, que es la que tiene las competencias en materia de turismo dentro del Ejecutivo aragonés.

En el convenio se señala que dentro del Plan Director de Senderos se han firmado convenios anuales desde 2014 a 2019, entre el Gobierno de Aragón y la Federación Aragonesa de Montañismo, para adecuar y acondicionar los tramos susceptibles de obtener posteriormente el reconocimiento como senderos turísticos de interés autonómico ante la Comisión de Senderos, “por tratarse de recorridos con gran potencial de uso, que no son rentabilizados al precisar de adecuación y señalización funcional que garantice la seguridad de su uso y permita su difusión”.

Atribuir la ejecución a la FAM se debe por una parte a la cesión gratuita por parte de dicha Federación de todas las marcas de las que es titular (GR,PR y SL) para su uso por el Gobierno de Aragón en la señalización de los senderos turísticos, y por otra a que la misma es única entidad en la Comunidad Autónoma cuyo objeto social es la promoción y el desarrollo del deporte de montaña en el ámbito regional, para lo cual lleva a cabo diferentes proyectos junto con el Gobierno de Aragón por su especialización técnica. 

Especifica el convenio ahora publicado en el BOA que “se trata de ejecutar un proyecto singular del Gobierno de Aragón a través de la entidad que de forma óptima lo puede realizar, por lo que no es posible acudir a un procedimiento de concurrencia competitiva para la concesión de la subvención”.

En el convenio están incluidas las actuaciones necesarias para adaptar los senderos existentes e inventariados en la provincia a la normativa vigente, además de llevar a cabo labores de mantenimiento y conservación en los Senderos de Gran Recorrido o GR de la provincia.

Se incluyen también actuaciones en aproximadamente 25 kilómetros de antiguos PR y restos de la Senda Fluvial del Alfambra para reconvertirlos en el sendero GR 199, para alcanzar la capital turolense donde finaliza cuando el río desemboca en el Guadalaviar para formar el Turia. 

Además, se finalizarán las obras del PR TE10 Guadalope para continuar aguas abajo a los pies de los Órganos de Montoro hasta conectar con el GR 8 en la desembocadura del río Cañada/Pitarque con una pasarela para salvar los afluentes. Y por último el convenio incluye adaptaciones de los senderos al cambio climático frente a las lluvias torrenciales cada vez más frecuentes, y un mantenimiento de la red de GR en la provincia.