Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Un joven, sobre el pantano de Aliaga, solidificado, con la antigua central al fondo

El frío que trajo Filomena no solo se quedó en los termómetros: pantanos, embalses e incluso la laguna de Gallocanta se congelaron

Cruz Aguilar

Ver temperaturas de 20 bajo cero en un termómetro impresiona, pero los turolenses han sentido que el frío va mucho más allá de una cifra, al notar la sensación de entrar a un congelador cuando han salido a la calle. Numerosos embalses y lagos de la provincia se han helado, entre ellos lagunas que no solidificaban desde 1963, año desde el que los 30 bajo cero de Calamocha-Fuentes Claras ostentan el récord nacional del frío de una zona habitada, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

En este año 2021 no se ha llegado a esa cifra de -30º –Bello se quedó en -25,4– y el récord, que solo lo puede marcar una estación oficial, sigue imbatido, pero entre los días 11 y 14 de enero hubo temperaturas capaces de convertir la provincia en un congelador y solidificar todas las zonas de agua que pillaron a su paso. 

Teruel fue noticia durante esos días por las bajas temperaturas que se produjeron en el denominado triángulo del frío –que es la zona situada entre la capital turolense, Calamocha y Molina de Aragón–, y esos datos glaciales se plasmaron en múltiples espacios con agua congelados, desde cascadas a pantanos pasando por lagos. 

Quizá lo más llamativo del episodio de frío ha sido la congelación de la laguna de Gallocanta, principalmente porque se trata de un humedal de agua salada en el que, para que el agua cristalice, deben de darse dos importantes condicionantes, por un lado que haya una gran inundación, de forma que baje el porcentaje de salinidad del agua. Por otro que el mercurio caiga tanto como para helar toda esa cantidad de agua. Carmina Franco, que es guía en el Centro de Interpretación de la Laguna, explica que un familiar cruzó la laguna en bicicleta en el año 63, el del record del frío y apunta que en las últimas 3 décadas no ha estado tan inundada como ahora . 

En este episodio actual se han visto a jabalíes y, por supuesto, a grullas, caminar por encima del hielo. Además, las temperaturas, más propias de la estepa siberiana que de Teruel, han forzado a muchas grullas a iniciar el camino de regreso hacia los países del norte de Europa, de los que vienen precisamente huyendo del frío.

El embalse de la central de Aliaga también se ha congelado, algo que no ha sorprendido a los vecinos porque no es la primera vez que ocurre y, además, ahora el pantano apenas tiene agua. Raúl Valero tiene 40 años y recuerda atravesarlo caminando sobre el hielo de niño. Reconoce que hace “unos cuantos años que no se veía congelado porque no ha hecho tanto frío”. Sin embargo, la pasada semana se llegó en Aliaga a los 22 bajo cero, lo que propició la cristalización del embalse, que todavía sigue, 10 días después, como una pista de patinaje.

Gélidos por primera vez

Hay lugares que hasta ahora no se habían congelado nunca porque han sido construidos en los últimos años, como el embalse de las Tosquillas, en Mora de Rubielos, o el lago artificial que hay en el parque de Alcorisa, en la comarca del Bajo Aragón. También la laguna del Cañizar, entre los términos municipales de Cella y Villarquemado se ha solidificado por primera vez desde que este humedal fue recuperado entre los años 2007 y 2008 tras ser desecado en el siglo XVIII.

Hay otros lugares de la provincia de Teruel que raro es el invierno que no se convierten en hielo. Es el caso de la cascada de Calomarde donde según explica el alcalde de la localidad, Andrés Hernández, verla congelada es habitual. En esta ocasión también se ha congelado la presa del río Blanco, algo que también ocurrió hace no muchos años. 

En la Sierra de Albarracín se ha solidificado la laguna de Bezas, un hecho inédito al menos en los últimos 20 años, o el pantano de La Toba, en Orihuela del Tremedal. Según el alcalde, Rafael Samper, este embalse se congela habitualmente cuando se alcanzan temperaturas por debajo de los -6º, pero este invierno la capa de hielo ha sido tan gruesa que se podía andar sobre ella. 

En la comarca de Gúdar-Javalambre se ha helado el pantano de Valbona, algo que no se producía desde hace unas dos décadas. Además, la alcaldesa de la localidad, Mari Paz Martín, especifica que aunque sí lo habían visto helado con anterioridad, la capa de hielo no había permanecido durante tantos días como en este episodio de frío derivado de la borrasca Filomena.

La balsa de Fortanete, en el paraje de Las Dehesas, es otro de los lugares donde el agua ha pasado de estado líquido a sólido. En esta zona y según las estaciones meteorológicas instaladas en el marco del proyecto Los Polos del Frío, el termómetro llegó a los -27,9 el día 12 de enero; a los -20,1 el día 14 y aunque el día 15 hubo una importante recuperación y se quedó en -1,5ºC, el 16 volvió a caer hasta los 19,8 bajo cero.

En la pedanía turolense de El Campillo el embalse que hay junto a la iglesia se ha helado y los patos que habitan en él lo recorren caminando por encima, al igual que algún que otro ciclista que estos días ha patinado sobre el mismo. No es el primer enero que se congela ya que en 2018 sobre el agua se formó una gruesa capa congelada por la que los patos andaban cómodamente.

Algunos lugares no se han helado porque el agua corre, como la fuente de Cella o Los Ojos de Monreal del Campo, donde sin embargo sí se ha  formado hielo en todas las zonas de alrededor. 

El frío también ha mostrado estos días su lado menos fotogénico y amable y en numerosos municipios de la provincia la congelación ha afectado a las tuberías del agua o filtros de gasóleo de los coches.  

  • El pantano de La Toba, en Orihuela del Tremedal, se congela siempre que se llega a 6 bajo cero, pero este a?o la capa de hielo era mucho m?s gruesa.  Daniel P?rez

    El pantano de La Toba, en Orihuela del Tremedal, se congela siempre que se llega a 6 bajo cero, pero este a?o la capa de hielo era mucho m?s gruesa. Daniel P?rez

  • Dos grullas caminando sobre la laguna salada de Gallocanta, que está solidificada. Carmina Franco

    Dos grullas caminando sobre la laguna salada de Gallocanta, que está solidificada. Carmina Franco

  • La balsa del paraje de Las Dehesas de Fortanete, helada y cubierta por un manto de nieve. Abel Daudén

    La balsa del paraje de Las Dehesas de Fortanete, helada y cubierta por un manto de nieve. Abel Daudén

  • Grullas con la laguna helada y Bello al fondo. Carmina Franco

    Grullas con la laguna helada y Bello al fondo. Carmina Franco

  • El lago del parque de Alcorisa, en la comarca del Bajo Aragón, se ha congelado. Tomás Montero

    El lago del parque de Alcorisa, en la comarca del Bajo Aragón, se ha congelado. Tomás Montero

  • Varios ciclistas, sobre la laguna del Campillo helada

    Varios ciclistas, sobre la laguna del Campillo helada

  • Perro en la laguna del Cañizar. D. Mansilla

    Perro en la laguna del Cañizar. D. Mansilla

  • Un hombre, sobre el hielo del embalse de Valbona

    Un hombre, sobre el hielo del embalse de Valbona

  • Los Ojos de Monreal no se han congelado, pero sí la zona de alrededor. U. Fuertes

    Los Ojos de Monreal no se han congelado, pero sí la zona de alrededor. U. Fuertes

  • La laguna de Bezas no se había congelado en los últimos 20 años. Pepe Escriche

    La laguna de Bezas no se había congelado en los últimos 20 años. Pepe Escriche

  • Un joven, sobre el pantano de Aliaga, solidificado, con la antigua central al fondo

    Un joven, sobre el pantano de Aliaga, solidificado, con la antigua central al fondo

  • El embalse de las Tosquillas, de Mora, se ha helado por primera vez. Charo Lario

    El embalse de las Tosquillas, de Mora, se ha helado por primera vez. Charo Lario

  • La Cascada de Calomarde se congela todos los años y este 2021, también. A.H.

    La Cascada de Calomarde se congela todos los años y este 2021, también. A.H.

  • El pantano de La Toba, en Orihuela del Tremedal, se congela siempre que se llega a 6 bajo cero, pero este a?o la capa de hielo era mucho m?s gruesa.  Daniel P?rez
  • Dos grullas caminando sobre la laguna salada de Gallocanta, que está solidificada. Carmina Franco
  • La balsa del paraje de Las Dehesas de Fortanete, helada y cubierta por un manto de nieve. Abel Daudén
  • Grullas con la laguna helada y Bello al fondo. Carmina Franco
  • El lago del parque de Alcorisa, en la comarca del Bajo Aragón, se ha congelado. Tomás Montero
  • Varios ciclistas, sobre la laguna del Campillo helada
  • Perro en la laguna del Cañizar. D. Mansilla
  • Un hombre, sobre el hielo del embalse de Valbona
  • Los Ojos de Monreal no se han congelado, pero sí la zona de alrededor. U. Fuertes
  • La laguna de Bezas no se había congelado en los últimos 20 años. Pepe Escriche
  • Un joven, sobre el pantano de Aliaga, solidificado, con la antigua central al fondo
  • El embalse de las Tosquillas, de Mora, se ha helado por primera vez. Charo Lario
  • La Cascada de Calomarde se congela todos los años y este 2021, también. A.H.