Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

192_banner-ddt-premioscca-1200x150px.gif banner click 192 banner 192

El Gobierno de Aragón pide extremar la precaución ante el máximo riesgo de incendios forestales El Gobierno de Aragón pide extremar la precaución ante el máximo riesgo de incendios forestales
El Gobierno de Aragón pide extremar la precaución ante el máximo riesgo de incendios forestales

El Gobierno de Aragón pide extremar la precaución ante el máximo riesgo de incendios forestales

En lo que va de año, se han quemado en Aragón 518,76 hectáreas, de las cuales, 174,86 han sido de masa forestal

La Dirección General de Medio Natural y Gestión Forestal del Gobierno de Aragón ha hecho un llamamiento a la "prudencia" y ha pedido "extremar la precaución" ante la ola de calor que llega este miércoles a la comunidad autónoma y que supone un riesgo máximo de incendios forestales.

Este fenómeno meteorológico estará presente en Aragón durante los próximo cinco días y la previsión es que los termómetros superen los 40 grados Centígrados en muchos municipios, con humedades relativas muy bajas y una alta inestabilidad atmosférica, lo que hace que el riesgo de incendios forestales sea "muy alto", por segunda vez en este verano de 2021.

El Gobierno de Aragón ha explicado en una nota de prensa que este miércoles se ha fijado un nivel de alerta roja de peligro de incendios forestales en las zonas del Bajo Ebro Forestal, Muelas de Alcubierre y Zuera, Prepirineos Occidental y Oriental y Somontanos Occidental y Oriental.

La previsión para este jueves y viernes, 12 y 13 de agosto, es que este nivel, que implica unas condiciones especialmente propicias para tener un gran incendio forestal, se extienda a la práctica totalidad de la comunidad autónoma.

El Ejecutivo ha indicado que preocupa especialmente la zona del prepirineo oscense y las Cinco Villas, donde se ha registrado un déficit de precipitaciones para la época del año actual que, sumado a la gran masa forestal que tienen, les hace estar una situación de mayor alerta.

Actividad individual


La Dirección General de Medio Natural y Gestión Forestal del Gobierno de Aragón ha dicho que teniendo en cuenta todos estos factores hay que hacer especial hincapié en la necesidad de adecuar la actividad individual al riesgo de incendios que, en este caso, es "muy alto".

Esto implica que la actividad se reduzca al mínimo en entornos forestales, así como tener en cuenta que cualquier trabajo con motores o máquinas, así como el tránsito con vehículos por este tipo de zonas puede generar un gran riesgo durante estos días.

También ha formulado una serie de recomendaciones y ha recordado que está prohibido hacer fuego en el monte y sus inmediaciones en verano. Las barbacoas solo se permiten en infraestructuras de carácter fijo y permanente, cerradas por los cuatro costados y bajo un techo con chimenea provista de matachispas, de tal modo que se configure un interior perfectamente definido en el que sea posible la estancia de personas

Además, está prohibido arrojar o depositar materiales en ignición, como fósforos, puntas de cigarros o cigarrillos, brasas o cenizas en el campo; utilizar cartuchos de caza con tacos de papel u otros materiales combustibles; arrojar fuera de contenedores o vertederos habilitados a tal efecto residuos como vidrios, botellas, papeles, plásticos, materias orgánicas u otros elementos similares; disparar o prender cohetes o explosivos similares; la utilización de globos o artefactos incontrolados que produzcan o contengan fuego, y la circulación de vehículos campo a través ya que el tubo de escape y algunas partes calientes del vehículo podrían generar un incendio en contacto con vegetación seca.

El Ejecutivo ha señalado que especial cuidado se exige a la población que habita en zonas de interfaz urbano forestal, zonas donde se encuentran o mezclan viviendas y otras estructuras con la vegetación forestal y diferentes combustibles.

Labores agrícolas

 

La Dirección General de Forestal ha recomendado a quienes vayan a realizar labores agrícolas que eviten las horas de mayor riesgo, de 13.00 a 20.00 horas, y deben adoptar medidas especiales como revisar la maquinaria y llevar herramientas como extintor, mochila de agua y batefuegos.

Asimismo, se ha de disponer de una persona de apoyo que haga de vigilante para detectar cualquier ignición, dotada de algún recurso que le permita una pronta intervención en caso de que se produzca el conato, como una cuba de agua o un tractor con grada.

Igualmente, se aconseja realizar primeramente una pasada perimetral, a menor velocidad y elevando en lo posible la altura de corta, comenzando el trabajo por las zonas de mayor riesgo, las más cercanas a la masa arbolada, y situando allí, en la medida de lo posible, los recursos de extinción.

En terrenos pedregosos, se ha de reducir velocidad, adecuar altura de trabajo a pedregosidad y microrelieve del terreno. En cualquiera de los casos, ante la declaración de un incendio forestal, es necesario contactar de inmediato con el Servicio de Emergencias del 112.

Campaña de sensibilización


La Dirección General de Medio Natural y Gestión Forestal acaba de lanzar una campaña a través de cinco vídeos para concienciar y sensibilizar a la población sobre la importancia de ser responsables durante todo el año para evitar los incendios forestales.

En ella, se subraya que hay entornos naturales que se pierden en cuestión de horas y alerta de que el cambio climático suponen un mayor riesgo y complejidad.

También indica que 1.400 profesionales conforman el Operativo de Incendios Forestales en Aragón, especializado para abarcar todo el territorio y afrontar trabajos de extinción y otras emergencias, si bien es necesaria una gestión forestal sostenible y que todos los ciudadanos actúen con responsabilidad todo el año.

Balance de la campaña


El Ejecutivo autonómico ha precisado que, en lo que va de año, se han quemado en Aragón 518,76 hectáreas, de las cuales, 174,86 han sido de masa forestal. En este caso, la media es inferior a la de los años anteriores, aunque el acumulado de incendios desde el 1 de enero de 2021 es superior ya que se ha alcanzado la cifra de 308, de los cuales, 223 se han quedado en un conato --menos de una hectárea--.

Hasta la fecha, en la comunidad autónoma no se ha registrado ningún gran incendio forestal, es decir, ningún fuego mayor de 500 hectáreas y el mayor incendio ha sido el Graus, con 236 hectáreas.

Hasta ahora, el 47 por ciento de ellos se han debido a quemas agrícolas, el 17 a motores y máquinas, el 5 por ciento a negligencias de fumadores y el 4 han sido generados por hogueras y barbacoas.

El redactor recomienda