Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

El Gobierno de Aragón prevé ayudar al menos a 1.800 familias a pagar el alquiler tras la pandemia

Destina 6,4 millones de euros

El Gobierno de Aragón prevé ayudar al menos a 1.800 familias en situación "puntual" de vulnerabilidad como consecuencia de la COVID-19 a pagar el alquiler de la vivienda habitual con una convocatoria publicada este lunes en el BOA por 3,8 millones de euros, procedentes del Plan de Vivienda 2018-2021, a los que el ejecutivo autonómico sumará otros 2,6 hasta un total de 6,4.

El consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, José Luis Soro, y la directora general de Vivienda y Rehabilitación, Verónica Villagrasa, han presentado las condiciones de acceso a estas ayudas que se otorgarán de forma "directa, por orden de presentación" con una convocatoria "muy rápida" a la hora de reconocer el derecho a percibirla para que pueda llegar "ya en julio" a las familias y que requiere a los solicitantes que se presenten las solicitudes de forma correcta para agilizar el cobro.

Soro ha explicado que estas ayudas forman parte del Plan de Vivienda 2018-2021, cofinanciado con el Gobierno de España y el de Aragón, para el que el Ejecutivo central ha destinado 100 millones de euros, de los que corresponden a la Comunidad 3,8, que es la partida con la que ha salido hoy la convocatoria. El Gobierno de Aragón prevé que será insuficiente y tramita ya una modificación presupuestaria para destinar a este fin otros 2,4 millones que sumarán así en total 6,4.

Los destinatarios de estas ayudas son personas que en un momento "puntual" y como consecuencias del coronavirus tiene un problema "transitorio" para pagar el alquiler de la vivienda habitual bien porque están en paro, afectados por ERTE o son autónomos y empresarios que han tenido una merma importante de ingresos.

Las ayudas se podrán solicitar desde el próximo lunes, 22 de junio, hasta el 30 de septiembre, y se va a abonar "hasta el cien por cien de la renta" que se pague por un plazo de hasta seis meses, de abril a septiembre, y un máximo establecido por localidades, con un tope salvo excepciones de 600, que es el máximo de las tres capitales de provincia.

En los casos de familias numerosas que residan en localidades del tramo superior, las ayudas podrán aumentar hasta los 900 euros, ha apuntado Soro, quien ha añadido que las mujeres que hayan sido víctimas de violencia machista durante este tiempo tendrán "prioridad" en la adjudicación de las ayudas y además podrán beneficiarse del pago del alquiler de habitaciones y no de la vivienda entera.

El consejero estima que "en el peor de los casos" y asumiendo el máximo de ayudas, es decir, petición de 600 euros por vivienda y durante seis meses, el mínimo de familias a las que se ayudará con esta convocatoria COVID-19 será "al menos de 1.800", un calculo "muy conservador", ha dicho, para lo que el Gobierno de Aragón ha hecho el "esfuerzo" de aumentar la aportación del Estado con una dotación "importante" de fondos adicionales que no han hecho otras Comunidades.

Los requisitos que deben cumplir los solicitantes, según ha detallado Villagrasa, es que el límite de ingresos de la unidad familiar sea de 1.613 euros (tres veces el Iprem), que se verá incrementado en el caso de familias monoparentales con menores o mayores dependientes a su cargo o de personas con discapacidad que tengan que hacer frente a la renta.

Otra condiciones es que la renta arrendaticia más los gastos y suministros básicos resulte igual o superior al 30 % de los ingresos netos de la unidad familiar y un tercero es que no tendrán derecho a estas ayudas los titulares de una vivienda en España, aunque hay excepciones que deberán acreditarse, como no poder disponer de la vivienda por una separación.

La documentación solicitada se ha reducido "al máximo" para facilitar la petición y la gestión de la ayuda, de forma que los solicitantes solo tendrán que presentar "lo que está en sus manos", ya que en lo referente al registro de la propiedad se ha llegado a un acuerdo para que el Gobierno de Aragón pueda tener acceso directo por intercambio a esa documentación, aunque sí debe autorizar ese acceso el solicitante.

Desde mañana estará disponible para facilitar información y orientar a los solicitantes el teléfono 976 360 711, en horario de 9.00 a 17.00 horas, y las ayudas se podrán presentar de forma presencial, con cita previa que se podrá pedir telefónicamente a partir de este jueves, en las oficinas del Departamento en San Pedro Nolasco de Zaragoza. También de forma telemática en Correos y cualquier otro registro del Ejecutivo autonómico.

Además este martes se dará información sobre esta convocatoria a las 10.00 horas en el canal de Youtube del Gobierno de Aragón.

Estas ayudas para hacer frente al pago del alquiler en situaciones de vulnerabilidad debido al coronavirus, se suman a otras como la moratoria en el pago del alquiler de vivienda puestas en marcha por el Gobierno de Aragón o la creación, en el ámbito estatal, de la línea de préstamos ICO sin intereses para las familias, ha recordado Soro.

El consejero ha mostrado su desacuerdo con los criterios de reparto de las ayudas vinculadas el Plan Estatal de Vivienda entre las comunidades autónomas, "que no se sabe muy bien a qué criterios responden" y que no van ligados al número de habitantes, lo que manifestó en la Sectorial de Vivienda de hace dos semanas y que confía que se tenga en cuenta de cara al Plan de Vivienda que tiene que entrar en vigor el próximo año.