Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

La pediatra Nuria Martín Ruiz diagnosticó el caso de SIM-PedS en el Polanco

El Hospital Obispo Polanco detecta un caso de SIM-PedS, un síndrome infantil vinculado al Covid

En Aragón han sido siete los menores diagnosticados y cuatro de ellos han necesitado UCI
Cruz Aguilar

El Servicio de Pediatría del Hospital Obispo Polanco de Teruel diagnosticó hace unos días un síndrome inflamatorio multisistémico pediátrico, también denominado SIM-PedS, vinculado a Sars-Cov-2. El niño fue derivado al hospital Miguel Servet de Zaragoza, donde en las últimas semanas han atendido otros seis casos más con esta patología y en el caso de los más graves, que han sido cuatro, los niños han estado ingresados en la UCI una semana.

La pediatra Nuria Martín Ruiz del Obispo Polanco fue la que diagnosticó el caso del paciente turolense, que llegó al Servicio de Urgencias con dolor abdominal y fiebre prolongada. El pequeño había pasado hacía alrededor de un mes la infección de Covid-19 de forma totalmente asintomática, algo que es común a este tipo de pacientes diagnosticados con SIM-PedS, según explicó la doctora Martín Ruiz.

Se trata de una enfermedad que generalmente se da en niños de entre 6 y 7 años y hasta los 14, aunque también se ve en casos de más mayores, según detalló el pediatra Marcos Clavero Adell, que forma parte del la unidad de cardiología infantil del Hospital Miguel Servet y realiza guardias pediátricas en Teruel. 

En todos los casos los niños pasaron la Covid-19 de forma asintomática o con síntomas muy leves. En alguna ocasión los padres ni siquiera sabían que el niño había estado infectado por coronavirus cuando le diagnosticaron el SIM-PedS. Todos los pacientes presentaban anticuerpos de larga duración.

El doctor Clavero comentó que, aunque la mayoría de los casos atendidos no han sido graves, hay algunos que sí lo han sido y tres de los niños han estado ingresados en la UCI pediátrica durante una semana. “A veces repercute a la tensión, que queda muy baja y otras provoca fallos de corazón”, relató. Por eso todos los pacientes a los que se les ha detectado el síndrome SIM-PedS han sido hospitalizados: “Ingresan el primer día con fiebre y dolor de tripa y al día siguiente se ponen peor”, enumeró Clavero.

Su diagnóstico es complejo, según confirmaronn ambos doctores puesto que en los casos leves se suelen confundir con una gastroenteritis, ya que en ambos casos los síntomas son fiebre, vómitos, diarrea y dolor de tripa. En los casos graves la fiebre va acompañada de algunas manchas por el cuerpo y enrojecimiento en la conjuntiva, algo común con la enfermedad de Kawasaki. Por último, los casos más graves presentan unos síntomas similares a una sepsis. 

Un síntoma determinante es, según añadió la doctora Martín, que se produzca afección de varios órganos y sistemas y en ocasiones es el empeoramiento analítico, que no clínico, el que resulta clarificador para el diagnóstico.

Los casos detectados en Aragón no son aislados ya que se llevan diagnosticando en España desde el mes de mayo y, aunque no hay ninguna prueba que permita asegurar que son una consecuencia del coronavirus, “siguen todos el mismo patrón y antes de la epidemia no los encontrábamos”, alertó Marcos Clavero.

Nuria Martín Ruiz precisó que es una enfermedad poco frecuente, que afecta a 2 de cada 100.000 habitantes y matizó que se han creado redes de información multicéntrica para analizar los diferentes casos y conocer cómo se comporta la Covid-19. 

Recomendaciones

En el caso de detectar que el niño tiene una fiebre prolongada unida a un dolor abdominal o aparición de lesiones en la piel o afectación del estado general habría que llamar al pediatra de Atención Primaria, según explicó la doctora Martín. Lanzó un mensaje tranquilizador porque aseguró que se trata de un proceso poco frecuente y que, cuando aparece, progresa en varios días “por lo que da tiempo a diagnosticarlo y poner tratamiento en dependencia de su gravedad”.

La integrante del Servicio de Pediatría del Obispo Polanco recordó que la única medida preventiva para evitar el síndrome multisistémico es la prevención de la infección por Covid-19. La doctora Martín hizo un llamamiento a “ser responsables con nosotros mismos, nuestros hijos y mayores y hacer contención en los contactos sociales con el fin de evitar situaciones de riesgo dentro y fuera del entorno familiar, sobre todo atendiendo a las próximas fechas navideñas, que van a ser un momento de mucho riesgo epidemiológico”.

En este sentido, también se pronunció el jefe de Pediatría del Hospital Obispo Polanco, Jesús Martín Calama, quien recordó que el Sars-Cov-2 es una infección desconocida que puede tener consecuencias a medio y largo plazo en el organismo, como se ha visto con el SIM-PedS.