Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

El ministro José Luis Ábalos (2º por la izda.), junto con el presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig (1º por la izda.), en el Puerto de Querol

El ministro Ábalos mantiene el “compromiso” con los distintos tramos de la A-68 en la provincia

Confirma que la mejora en el puerto de Querol, en Castellón, estará acabada a final de año

El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma), José Luis Ábalos, confirmó en Castellón que las obras de la carretera Nacional 232 entre el puerto de Querol y la masía de La Torreta, indispensables para mejorar la comunicación entre la provincia de Teruel y el mar Mediterráneo, estarán terminadas “antes de que finalice el año". Durante la visita a las obras,  el ministro reafirmó el compromiso del Gobierno con el eje Cantábrico-Mediterráneo y con el avance en la tramitación de los proyectos de los tramos de la A-68 a su paso por la provincia.

Junto con las del Puerto de Querol, en la provincia de Castellón quedan pendientes de ejecución las obras del proyecto de mejora entre La Torreta y Morella, continuidad de las que ahora se ejecutan y que también, según Ábalos, avanzarán en los próximos meses, al encontrarse el proyecto terminando el trámite de información pública. 

El ministro de Transportes reconoció la importancia de este eje como “infraestructura vertebradora del territorio y que mejora las comunicaciones entre la Comunidad Valenciana y Aragón. Una infraestructura más segura, del siglo XXI", añadió.   

En la actualidad, el tramo existente entre el barranco de la Bota y la masía de la Torreta es, básicamente, una carretera sin arcenes y con un gran número de curvas de radio reducido. Además, a la complejidad del trazado hay que sumarle que, en su tramo más problemático, en la subida al puerto del Querol, la pendiente llega a superar puntualmente el 10%.

La nueva carretera en construcción tendrá un nuevo trazado que, además de disminuir los tiempos de circulación, mejorará radicalmente la capacidad, funcionalidad y seguridad vial de este itinerario. Ya está completada la práctica totalidad del movimiento de tierras, incluyendo también el túnel del Querol y todas las estructuras, salvo el viaducto sobre el barranco de la Bota, donde se está trabajando actualmente.

Según manifestó Ábalos durante su visita a las obras, en la que estuvo acompañado del presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, esta actuación supondrá la mejora del último puerto de montaña en el corredor de la N-232, y se unirá a las obras ya puestas en servicio entre el límite provincial entre Teruel y Castellón y la intersección con la carretera de Ráfales,  así como al proyecto que se está redactando entre Morella y Masía de la Torreta, contiguo a este en ejecución. 

El objetivo, según valoró el ministro durante la visita, es que esta carretera se convierta en un verdadero corredor vertebrador que conecte el Mediterráneo y el Cantábrico, con Vinaròs y Santander como anclas, permitiendo una salida rápida al mar desde el interior peninsular.

Obra reivindicada

Las obras de acondicionamiento del puerto de Querol son una de las grandes reivindicaciones de la provincia vecina para mejorar la conexión entre la costa mediterránea valenciana y el interior de Aragón. Es una actuación que empezó en el mes de junio del año 2017 y que ahora se encuentra en la última fase de ejecución, con la construcción de un viaducto para salvar el barranco de La Bota y un falso túnel. Se ha ejecutado el 75% de las obras, por lo que previsiblemente entrarían en funcionamiento antes de que acabe el año. 

La actuación cuenta con un presupuesto de más de 42 millones de euros y cuanto esté terminada permitirá reducir hasta en siete kilómetros el trazado de la vía y en más de 10 minutos el tiempo de circulación por este puerto. Además, se reduce el desnivel de este enclave con una pendiente más progresiva. También aumentará la seguridad de la carretera con un nuevo carril para vehículos lentos.

Siguiente actuación

El cuanto al proyecto del tramo La Torreta-Morella Sur, continuidad del que ahora se ejecuta y  con un presupuesto de 17,6 millones, ha estado expuesto a información pública desde octubre del año pasado. 

En este sentido, el ministro de Transportes mostró su compromiso de agilizar la licitación de esta nueva obra y señaló que con ellas “mejorará la movilidad viaria del Corredor Cantábrico-Mediterráneo”, un eje multimodal del que hay sacar el mejor partido, aprovechando los beneficios de una infraestructura ya asentada en el territorio, apuntó Ábalos.

En la obra que visitó el titular de Transportes se han invertido alrededor de 46 millones de euros, incluyendo el presupuesto de las obras, las asistencias técnicas y las expropiaciones realizadas, según informó el ministerio.

Mejoras en el Eje de la N-232 que acortarán distancias entre Teruel y el mar

La actuación que se ejecuta estos meses en la provincia de Castellón que está ya avanzada y la que queda pendiente en el término de Morella son las dos únicas que restan por ejecutar en este tramo entre las provincias de Teruel y Castellón. En el último lustro el cambio que se ha dado a la N-232 en los tramos de las dos provincias es ingente. Esta transformación se inició con la puesta en servicio en 2019 de los 14 kilómetros que quedaban pendientes de mejora entre el límite de las dos provincias y la intersección con la carretera de Ráfales, en Teruel, obras que habían estado paralizadas desde el año 1994 -con la salvedad de una reanudación temporal en 2007 que se vio truncada en 2009 con la crisis económica y la suspensión de distintas obras por parte del Ministerio de Fomento.

El ministro de Transportes hizo hincapié en la mejora de seguridad, vialidad y conectividad que suponen estas dos actuaciones, no sólo para las comarcas castellonenses del Maestrazgo y de Els Ports, sino también para las comarcas turolenses del Bajo Aragón y Matarraña. 

Ábalos se refirió al compromiso de Fomento con la mejora de este eje viario del Eje Cantábrico Mediterráneo recordando los “compromisos” con la autovía A-68 en los que el Ministerio viene trabajando como, entre ellos enumeró la adjudicación y formalización de las obras del tramo entre El Burgo de Ebro y Fuentes de Ebro de octubre del año pasado por un importe de 62,1 millones de euros; la redacción de proyecto de Fuentes de Ebro – Quinto, licitado en diciembre de 2020, así como el resto de licitaciones para la redacción de proyectos en este eje hasta Las Ventas de Valdealgorfa.