Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Tramo de carretera N-211 que es competencia del sector de conservación que acaba de ser adjudicado ahora

El Mitma adjudica la conservación de carreteras del sector TE-2 por 7 millones de euros

El contrato incluye una planta de salmuera y nuevas cámaras de explotación

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) ha adjudicado por casi 7 millones de euros el contrato para la conservación y explotación de las carreteras dependientes del Estado del sector TE-02, correspondiente a la zona de Calamocha. El contrato incluye como novedad la construcción de una planta de salmuera y la instalación de cámaras de explotación de la N-234 a la altura de Singra.
El acta de adjudicación de la mesa de contratación acaba de ser publicada en la Plataforma de contratación del sector público, y en la misma la mesa de contratación acuerda proponer como adjudicatario a la Unión Temporal de Empresas Marco Infraestructuras y Medio Ambiente S.A. y Levantina, Ingeniería y Construcción S.L. (UTE) por un importe total de 6.981.782,50 euros (IVA incluido), por haber sido la oferta más ventajosa económicamente.
En total se presentaron a la licitación 31 licitadores,  de los cuales 8 incurrieron en presunción de anormalidad respecto a la documentación presentada, que tras ser advertida por el Mitma presentaron justificaciones, pero la mesa de contratación estimó que eran insuficientes, por lo que quedaron excluidas del proceso, y entre las restantes se propuso la adjudicación a la UTE Marco Infraestructuras y Medio Ambiente S.A. y Levantina, Ingeniería y Construcción S.L. al considerarla oferta más ventajosa.
La licitación de este contrato de conservación y mantenimiento salió el pasado mes de octubre por un importe de 9,8 millones de euros y un plazo de ejecución de tres años.
Se trata del contrato de conservación y explotación de las carreteras del Estado en el sector TE-02, cuyo centro de operaciones se encuentra en Calamocha y abarca diferentes carreteras estatales, así como la mitad del tramo de la autovía Mudéjar a su paso por la provincia de Teruel.
Los tramos principales que afectan a este sector y que están incluidos dentro del contratato de explotación y conservación son los correspondientes a la autovía Mudéjar A-23 entre Santa Eulalia del Campo y el límite de las provincias de Teruel y Zaragoza entre los puntos kilométricos 144,290 y 202,500, lo que supone una longitud de 58,2 kilómetros en cada sentido. También están incluidos los ramales de enlace y tramos de conexión de esta autovía con una longitud total de 11,5 kilómetros.
También es competencia de este sector el mantenimiento de la carretera N-211, de Guadalajara a Alcañiz y Lleida, entre los puntos kilométricos 91,500 y 108,566, que corresponde al tramo que va del límite de las provincias de Guadalajara y Teruel hasta la intersección con la N-234 en Monreal del Campo, con una longitud de 17 kilómetros. Igualmente el tramo comprendido entre los puntos kilométricos 119,700 y 144,230, que corresponden al tramo que va de Caminreal a la intersección con la A-1510 (con una longitud de 24,530 kilómetros) y que que incluye además cuatro tramos de antiguo trazado que permanecen en servicio.
Además, está incluido en el contrato de conservación la carretera N-234, de Sagunto a Burgos, entre los puntos kilométricos 150,566 al 213,400, correspondientes al tramo comprendido entre la intersección a Santa Eulalia del Campo y el límite de las provincias de Teruel y Zaragoza con una longitud total de 62,8 kilómetros.
Junto a las labores de conservación y explotación, así como de vialidad invernal, el contrato establece que el adjudicatario deberá realizar además tres instalaciones complementarias durante el periodo de vigencia del mismo: la construcción de una planta de fabricación de salmuera de acero inoxidable de producción mínima de 7.000 l/h; la instalación de dos cámaras de explotación en la N-234 en la zona de Singra, incluidas las conexiones y la obra civil; y un paso de mediana de apertura manual rápida para situaciones de emergencia en el tramo de la A-23 entre Calamocha y Ferreruela, para facilitar el cambio de calzada de los equipos de vialidad invernal y los servicios de emergencias.