Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

El nuevo modelo de factura eléctrica entra en vigor el 1 de junio El nuevo modelo de factura eléctrica entra en vigor el 1 de junio
Espacio expositivo de Cye Energía, con paneles fotovoltaicos para autoconsumo

El nuevo modelo de factura eléctrica entra en vigor el 1 de junio

El pequeño consumidor tendrá tres tramos horarios y la posibilidad de contratar dos potencias

El próximo 1 de junio entrará en vigor un nuevo modelo de factura eléctrica para los consumidores acogidos al Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC): habrá tres horarios diferenciados y la posibilidad de contratar dos potencias diferentes; y  reducirá el impacto de los costes fijos (potencia) y a cambio aumentará el precio de la energía consumida. El objetivo es fomentar el ahorro energético, la eficiencia, el autoconsumo y el despliegue del vehículo eléctrico.

Con este cambio, los peajes de acceso al sector eléctrico pasan a ser sustituidos por dos nuevos conceptos: los peajes de transporte y distribución, que fija la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y que cubren los costes del uso de las redes de transporte y distribución de la energía eléctrica; y los cargos del sistema eléctrico, establecidos por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico y cuya recaudación se destina a financiar costes del sistema como el del régimen retributivo especial de las energías renovables, de la cogeneración y de la generación con residuos (Recore), la cobertura del déficit de años anteriores o la compensación del 50% del sobrecoste de la generación en los territorios no peninsulares.

La nueva estructura tarifaria aplica discriminación de precios a todos los consumidores y tres periodos a todos los de menos de 15 kW (consumidores domésticos) para los usuarios con PVPC. Así, se fijan tres tramos horarios: punta, llano y valle.

El periodo punta, en el que el coste de los peajes y los cargos será más alto, estará comprendido entre las 10:00 y las 14:00 y las 18:00 y 22:00 horas; el tramo llano, con un coste intermedio, se situará entre las 08:00 y las 10:00, las 14:00 y las 18:00 y entre las 22:00 y 24:00 horas; y la tarifa valle, la más barata de las tres, se ubicará entre medianoche y las 08:00 de la mañana y se aplicará durante todas las horas de los fines de semana y festivos nacionales.

Estos tramos no coinciden con ninguno de los utilizados hasta ahora para las tarifas con discriminación horaria.

En total, habrá 88 horas valle a la semana, el 52% del total. Frente a la anterior tarifa con discriminación horaria, se pierden las mañanas de los días laborables, pero hay 48 horas cada fin de semana de horas a bajo precio.

El horario punta está concentrado en dos periodos de cuatro horas: de 10:00 a 14:00 y de 18:00 a 22:00 horas. En total, habrá 40 horas punta a la semana, que coinciden en gran medida con momentos de mucha actividad en los hogares para comidas y cenas.

A través de esta estructura tarifaria se pretende incentivar el traslado del consumo eléctrico desde las horas de máxima demanda eléctrica (horas punta) a otras en las que las redes de transporte y distribución se encuentran menos saturadas (horas valle), lo que reducirá la necesidad de llevar a cabo nuevas inversiones en dichas infraestructuras.

Esto redundará, según el Ministerio, en menores costes para los consumidores de energía eléctrica, puesto que son ellos quienes sufragan este tipo de infraestructuras a través de la factura eléctrica, y evitará los inconvenientes medioambientales de este tipo de instalaciones.

Así, los usuarios que trasladen su consumo hacia las horas llanas y valle, las de menor demanda, conseguirán un mayor ahorro en su factura.

 

Los asesores energéticos Jesús Pescador y Mario Tortajada, en las oficinas de Powertur ubicadas en el Tozal

Dos potencias

Además, a partir del 1 de junio los consumidores domésticos podrán contratar dos potencias diferentes: una para los periodos punta y llano y otra para el periodo valle.

De este modo aquellos consumidores que tengan unas necesidades de potencia más elevadas en periodo valle, como los usuarios de vehículo eléctrico que deseen cargar su coche o moto por la noche en su domicilio, podrán beneficiarse de contratar una potencia superior para el periodo valle y mantener su potencia habitual en los tramos punta y llano, evitando pagar el sobrecoste de esa potencia extra durante todas las horas del día. Si el consumidor no solicita este cambio se le aplicará, de manera automática, la potencia actual contratada en ambos periodos.

Hasta mayo de 2022 se podrán hacer dos cambios de potencia gratuitos para ajustar la que se quiere contratar en hora valle y punta.  

La combinación de los nuevos peajes y cargos permitirá que la factura eléctrica tenga un mayor componente variable. Esto hará que su coste dependa en mayor medida de la energía consumida, lo que fomenta la eficiencia energética al permitir que las medidas de ahorro tengan un mayor impacto en el recibo del usuario.

Con ello se promueve el autoconsumo, que reduce la demanda de energía procedente de la red, o el despliegue de infraestructuras de recarga rápida de vehículos eléctricos. Este nuevo modelo beneficiará, además, a los consumos con componente estacional como el turismo.

No obstante, el nuevo modelo mantendrá una parte fija de los cargos para lograr un equilibrio con otras prioridades de política energética. De esta forma permanece el incentivo para la electrificación de usos finales de energía, lo que fomenta, por ejemplo, el uso de bombas de calor, que podrían resultar más baratas y limpias que otras opciones basadas en combustibles fósiles, o la recarga doméstica de vehículos eléctricos.

A estos cambios se sumará un nuevo formato de factura para usuarios con PVPC que adaptará el recibo a la división de los actuales peajes de acceso en los peajes de redes y los cargos, establecerá el contenido mínimo de la factura de los consumidores con menos de 15 kW de potencia contratada, simplificará el contenido para mejorar su comprensión, reducirá su extensión a dos páginas e incorporará nueva información como las potencias máximas que cada consumidor ha demandado en cada uno de los periodos horarios en el último año. Se incluye, además, un código QR para para facilitar al usuario emplear el comparador de ofertas de energía en la web la CNMC de forma que pueda encontrar alternativas contractuales ventajosas.

 

Potencias superiores a 15kW

Las tarifas de acceso para potencias superiores a 15 kW (medianas y grandes empresas) también sufrirán importantes cambios, y es que pasarán a establecer un total de 6 precios de luz al día (cada uno corresponde con un periodo concreto).

Entre las novedades de estas nuevas tarifas de alta tensión se encuentra la periodificación en energía. Se van a fijar 4 temporadas (baja, media, media alta y alta) que se distribuirán a lo largo de los meses del año según la zona geográfica (Península, Canarias, Baleares, Ceuta y Melilla)

La discriminación horaria será distinta para cada uno de los territorios y dependerá del mes del año en el que nos encontremos. Todas las tarifan de alta tensión así como las antiguas tarifas 3.0 tendrán 6 periodos distintos de discriminación horaria.

Las nuevas tarifas de potencias superiores a 15KW podrán contratar hasta 6 potencias distintas. No se establece ningún límite a la potencia contratada mínima en alguno de los periodos, si bien la potencia contratada debe ser igual o superior a 15kW en alguno de los periodos. Tampoco se establece ningún límite a la potencia contratada máxima, que dependerá de la máxima admisible de la instalación.

Los asesores energéticos turolenses ofrecen pautas para el ahorro

Los asesores energéticos turolenses, como los de Powertur o Cye Energía, han dedicado las últimas semanas a “informar y tranquilizar” a los clientes y en ofrecerles pautas que les permitan ahorrar en la factura eléctrica.

Desde Powertur, Jesús Pescador y Mario Tortajada explicaron que los usuarios percibirán una bajada en los costes fijos y regulados y un incremento en la parte variable, que variará en función de su consumo.

El término variable calculado en función del consumo pasará a pesar un 75% frente al 60% actual, a la par que se reduce el peso del término fijo calculado en función de la potencia contratada, que pasará del 40% al 25%.

“El pago por kilowatio (kW) consumido será más alto que el que estábamos pagando hasta ahora, sobre todo en las horas punta, que se elevará hasta los 0,23 céntimos, cuando con la anterior tarifa sin discriminación horaria era de 13,5”, explicaron.

Por eso, recomiendan “cambiar los hábitos de consumo” y desplazar en la medida de lo posible el uso de los electrodomésticos que más consumen a las horas llano o valle.

“Según nuestras estimaciones, un cliente medio de Tarifa 2.0TD que mantuviera la potencia contratada y no modificara su patrón de consumo, vería incrementada su factura en algo más del 2%. En el caso de un cliente en la antigua Tarifa 3.0, el incremento rondaría el 10%”, explicaron.

En cuanto a los autónomos y las pymes, que suponen el grueso de su clientela, indicaron que, si su consumo es estable a lo largo del año, sus costes no se incrementarán. Así se lo han hecho saber en asesorías individualizadas y en una charla ofrecida a los miembros de la Asociación de Empresarios del Polígono La Paz (Asempaz).

“En el caso de las tarifas de alta tensión habrá que poner especial cuidado en la potencia contratada para que esta se ajuste a la demanda real y no haya un exceso, del cual pueda surgir una penalización, ya que esta será mayor por exceso de potencia”, añadieron.

Desde Powertur, comercializadores de Axpo, recomiendan asimismo la instalación de paneles fotovoltaicos. “De esta forma conseguimos autoproducir en horas en las que el precio del componente del término de energía en días laborables es más alto”, apuntaron.

El delegado comercial de Cye Energía en Aragón Jesús Muñoz argumentó que, en función de los márgenes que aplique cada comercializadora, los precios van a subir un 35% en hora punta y van a bajar un 45% en hora valle.

Por eso, sostuvo que, en rasgos generales, “el ahorro va a estar en evitar consumos en horas punta y llevar los consumos fuertes, como los de lavadoras, al fin de semana, y el del lavavajillas, a las horas llano ubicadas después del horario de comidas y cenas”.

Respecto a la posibilidad de contratar dos potencias diferentes, advirtió que puede servir a los propietarios de vehículos eléctricos para cargar “de forma rápida y eficiente” durante la noche. Asimismo, Muñoz señaló que “el autoconsumo es muy rentable y lo va a ser todavía más porque las horas más caras coinciden con las de más sol”.

El delegado comercial de Cye Energía advirtió que las grandes compañías trabajan con márgenes muy altos, por lo que los consumidores también pueden conseguir ahorros si contratan con otros operadores.

Jesús Muñoz explicó que el cambio en la tarificación va a afectar mucho más al sector industrial que al residencial y advirtió que el sobrecoste en la fabricación de determinados productos o en la conservación de alimentos frescos y congelados podría traducirse en un incremento de los precios de venta al público.

En este escenario, señaló que cobrará protagonismo la figura del gestor energético que puede asesorar sobre cómo consumir, sobre todo a las empresas pero también a los particulares. Por último, indicó que “invertir en electrodomésticos con mayor eficiencia energética va a tener mucho efecto en el consumo”.