Síguenos

457_1200x150-bueno.gif banner click 457 banner 457

El Observatorio Meteorológico de Teruel, sin personal tras jubilarse el último trabajador El Observatorio Meteorológico de Teruel, sin personal tras jubilarse el último trabajador
Acceso al Observatorio Meteorológico de Teruel, ubicado en el camino viejo de Concud, junto al Parador de Turismo de Teruel

El Observatorio Meteorológico de Teruel, sin personal tras jubilarse el último trabajador

La delegación territorial de Aemet en Aragón desconoce si se cubrirá esta vacante
banner click 244 banner 244
El Observatorio Meteorológico de Teruel se encuentra sin personal desde la jubilación el pasado 31 de diciembre de 2021 del único de los observadores de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) que lo atendía, por lo que ha pasado a funcionar como estación automática.

El delegado de la Aemet en Aragón, Rafael Requena, ha solicitado que la plaza sea cubierta, pero el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, del que depende la agencia, no ha dado respuesta todavía a su petición.

El Observatorio Meteorológico de Teruel se encuentra ubicado desde 1986 en el camino viejo a Concud, junto al Parador de Turismo, y desde hace varios años era atendido por un único observador, Teodoro Morata, que se jubiló al terminar 2021. Él era además el único miembro de la plantilla de la Aemet en la provincia.

Requena señaló que esta situación se repite en muchos observatorios, que al quedarse sin personal pasan a funcionar como estaciones automáticas, como ocurrió previamente con la de Calamocha. Aunque se atienden desde los centros operativos más cercanos, como los de Zaragoza y Valencia en este caso, el delegado de la Aemet admitió que, en caso de producirse algún fallo, en ocasiones no pueden resolverse de manera inmediata.

Recientemente, la sección sindical de Facuso denunció a la Aemet “por negligencia y dejadez” con el personal a turnos del Sistema Nacional de Predicción (SNP). En el informe asociado a la denuncia, señalan que existe un problema de base en la falta de personal en las plantillas, arrastrado desde hace tiempo y que se ha recrudecido durante la pandemia. “Es notoria la precariedad de la que adolece la Aemet en términos de recursos humanos”, advierte.

La tendencia que se viene dando desde hace 30 años, según este mismo informe, es que no se garantiza la tasa de reposición del personal que se jubila o se marcha a otros organismos. “Como resultado, las plantillas están en situación precaria y no se espera que la situación vaya a mejor”, argumentan.

En la última década, la plantilla de la Aemet se ha reducido casi un 26%. Según el último Boletín Estadístico del Personal al Servicio de las Administraciones Públicas, la Aemet contaba en julio de 2021 con una plantilla de 1.081 personas, de las que 938 eran funcionarios de carrera, 69 personal laboral y el resto, funcionarios interinos. En enero de 2010, había 1.460 personas (1.299 funcionarios de carrera, 141 laborales y 90 interinos). Además, casi un 70% del personal tiene más de 50 años, y un 15% supera los 60.

En el conjunto de Aragón, la Aemet cuenta actualmente con 44 trabajadores, de los 30 se ubican en la sede de la delegación territorial, siete en el Aeropuerto de Zaragoza, tres en la Base Aérea de Zaragoza, tres en el Aeropuerto de Huesca y una en el Observatorio de Daroca, aunque esta última está en comisión de servicio en la capital aragonesa, desde donde supervisa las estaciones de esta localidad zaragozana y de Calamocha.

El personal de la Aemet pertenece a tres cuerpos distintos: el de Observadores de Meteorología del Estado (grupo C1 de funcionarios), el de Diplomados en Meteorología del Estado (grupo A2) y el de Meteorólogos del Estado (grupo A1). La plaza que ha quedado vacante en el Observatorio de Teruel corresponde al primero de ellos, el de Observadores de Meteorología del Estado.

La delegación de la Aemet en Aragón desconoce si la plaza se cubrirá en una próxima convocatoria de oferta de empleo público o concurso de traslados. Mientras tanto, sopesa la posibilidad de que un meteorólogo del Estado destinado en Valencia pero residente en Teruel pueda teletrabajar desde el Observatorio de Teruel para que no quede desatendido.

Además del Observatorio, la Aemet presta los servicios meteorológicos aeronáuticos y se encarga del mantenimiento de los equipos de observación del Aeropuerto de Teruel. El importe de adjudicación para esta anualidad asciende a 93.629 euros.
En España, la Aemet ostenta la condición de autoridad meteorológica del Estado responsable de proporcionar los servicios meteorológicos necesarios para contribuir a la seguridad, regularidad y eficiencia del tránsito aéreo.

De acuerdo con el servicio de información meteorológica Ogimet, la estación automática del Aeropuerto de Teruel ha registrado este año un total de 68 fallos en 40 días distintos, que afectaron a un total de 530 informes de las observaciones meteorológicas  en 265 horas.

La causa de los fallos registrados por Ogimet es la ausencia de informes o la falta en los mismos de datos de nubosidad, temperatura o visibilidad.

Estos informes, denominados Metar, son mensajes codificados que se actualizan cada hora y que indican las condiciones atmosféricas del aeropuerto en un momento dado a partir de los datos obtenidos de la estación local.

Fuentes de la Aemet indicaron que estos fallos no responden a problemas técnicos de la estación sino a que el equipo de supervisión tiene que trasladarse desde Zaragoza o Valencia si no los puede resolver en remoto.

En este punto, Requena aclaró que el observador de Teruel tan solo llevaba a cabo operaciones básicas de mantenimiento de la estación del Aeropuerto de Teruel dado que la supervisión de la misma se hacía ya desde la capital aragonesa.

El director del Aeropuerto de Teruel, Alejandro Ibrahim, señaló que estos fallos nunca han afectado a la operatividad de la pista. “El servicio que nos presta Aemet es excelente y nunca hemos recibido ninguna queja a causa de los informes meteorológicos”, destacó.
Facuso también denuncia en su informe que existe una situación crítica de personal en un número cada vez mayor de Oficinas Meteorológicas Aeronáuticas (EMAe y OMAe), así como falta de personal operativo y técnico de los Grupos de Predicción y Vigilancia (GPV), entre los que se encuentran aquellos destinados a proporcionar el servicio a los usuarios aeronáuticos para garantizar la seguridad.

El sindicato apunta que además la carga de trabajo en materia aeronáutica no ha hecho sino aumentar por el incremento del número de aeropuertos y aeródromos a los que proporciona servicio, entre los que cita Teruel, Ciudad Real, Castellón, Algeciras, Ceuta y Corvera.

El redactor recomienda