Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Alberto Izquierdo, con el jefe del Servicio de Vías y Obras, José Salvador, en el Parque de Maquinaria, con los trabajadores que organizan el reparto de sal

El operativo de la DPT usa 1.400 toneladas de sal por el temporal, la mitad de lo previsto en toda la campaña invernal

Se destina principalmente a las carreteras, pero también se ha repartido a los municipios que lo han solicitado

La Diputación de Teruel estima que en esta primera quincena de enero el operativo de vialidad invernal va a consumir 1.400 toneladas de sal, principalmente para paliar los efectos del temporal ‘Filomena’. Esta cantidad incluye tanto la sal que tiran las máquinas quitanieves del operativo de la institución provincial en las carreteras de cuya limpieza, como la que se ha repartido en los municipios que lo solicitaron. 

Así lo ha explicado el vicepresidente de la Diputación de Teruel y diputado delegado del Servicio de Vías y Obras, Alberto Izquierdo, que ha recordado que estos días la labor del operativo de vialidad invernal es precisamente “echar sal en las carreteras para intentar eliminar las placas de hielo, pero también reponer la sal en los silos y acondicionar las máquinas quitanieves con el cambio de cuchillas y las reparaciones necesarias tras unas intensas jornadas de trabajo”.

En previsión de la fuerte nevada que podía producirse, la institución provincial ya repartió la pasada semana 40.000 kilos de sal entre los municipios que lo solicitaron. Además, durante el temporal la Diputación ha suministrado más sal a aquellos ayuntamientos que lo solicitaban, lo que se suma a la que consumen las propias máquina desplegadas por la institución provincial. 

De este modo, solo durante esta primera quincena se estima que se gastará más de la mitad de la sal que se consume cada temporada, que suele ser de 2.500 toneladas, lo que da una idea de la magnitud del temporal.

Los 20 equipos del operativo de vialidad invernal de la Diputación de Teruel han vuelto a desplegarse este miércoles en las 13 rutas y cinco zonas en las que tienen repartido el trabajo de limpieza de carreteras, para echar sal y ensanchar los caminos abiertos en las carreteras entre la nieve, en aquellas zonas en las que la temperatura lo permite. 

Una vez hechas las rutas, el Servicio de Vías y Obras se está dedicando a reponer la sal en los silos que tiene repartidos en la provincia, propios o cedidos por el Gobierno de Aragón, en Teruel, Alcañiz, Peñarroya de Tastavins, Monreal del Campo, Ráfales, Royuela y Orihuela, con una capacidad total de 740 toneladas.

Izquierdo se ha mostrado satisfecho del trabajo realizado por el operativo de vialidad invernal de la Diputación que, ha resaltado, en situaciones de nevadas intensas tiene un protocolo que busca garantizar el paso de las rutas escolares y asegurar al menos una salida por carretera para cada municipio, de manera que se pueda dar servicio ante posibles situaciones de emergencia. 

Una vez pasado lo más complicado del temporal, se abordan el resto de carreteras que conectan municipios, teniendo en cuenta que las bajas temperaturas están dificultando la acción de las máquinas quitanieves porque la nieve está helada y la circulación es difícil.

El vicepresidente ha vuelto a pedir precaución a la hora de circular ante la formación de placas de hielo, por lo que ha recomendado “ir más despacio y duplicar la distancia de seguridad” porque en la carretera muchas veces esas placas no se ven al circular.

Limpieza en la provincia

La limpieza de las carreteras de la provincia en los temporales de nieve la realizan tres administraciones, con medios también de ayuntamientos y comarcas. Mientras que el Gobierno central, a través del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, se ocupa de la limpieza en las vías de su titularidad -carreteras nacionales y autovía- la institución provincial y el Gobierno de Aragón desarrollan su trabajo en virtud de un convenio de colaboración que hace un uso más eficiente de los recursos en las cotas más elevadas de la provincia. 

Este convenio, que se firmó de manera actualizada el 14 de marzo de 2019 y por cuatro anualidades. En virtud de este acuerdo, la Diputación acomete la limpieza de 670 kilómetros de carreteras de la Red Autonómica. En el resto de zonas de cotas más bajas, cada administración realiza la limpieza en las carreteras de su titularidad. 

La Diputación despliega el operativo siguiendo un Protocolo de actuación en caso de grandes nevadas, redactado en 2015, y que se activa a partir de los avisos de previsión meteorológica emitidos por la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) y que comprenden tres niveles: Alerta amarilla, naranja o roja; PreEmergencia y Emergencia. Cada uno de esos niveles establece una activación de medios.

El protocolo establece 13 rutas de limpieza para atender a las carreteras que se limpian siguiendo el convenio con el Gobierno de Aragón y 5 zonas de trabajo que limpian los equipos conveniados con las distintas comarcas o ayuntamientos.

Estas zonas incluyen, desde la ciudad de Teruel, hacia el sur y el oeste, abarcando la Sierra de Albarracín, parte del Alto Jiloca y de las Cuencas Mineras así como parte de la Comunidad de Teruel y de la del Matarraña. En las comarcas del Maestrazgo, Bajo Aragón, Bajo Martín y Andorra-Sierra de Arcos hasta Montalbán, el convenio establece que cada administración asume la limpieza de las carreteras de las que son titulares.

Dentro de las zonas conveniadas existen carreteras no catalogadas que limpia la Diputación municipal por ser el único acceso a municipios. Estas carreteras son las de acceso a Almohaja; la carretera que comunica Rubiales, Tormón Alobras y Veguillas; la carretera de acceso a Corbatón; la carretera de acceso a Cuevas de Portalrubio y la carretera de acceso a Cervera del Rincón.

En las zonas más alejadas de los Parques de Maquinaria que la Diputación de Teruel tiene en Teruel y Alcañiz, la fórmula adoptada para su limpieza es la formalización de convenios con diferentes ayuntamientos y comarcas. Esta fórmula se utiliza tanto para la limpieza de vías propias de la Diputación como para reforzar el dispositivo en las zonas asignadas mediante el convenio con el Gobierno de Aragón.

Así, la Diputación de Teruel cuenta con convenios con las siguientes administraciones: Ayuntamiento de Guadalaviar, Ayuntamiento de Gúdar, Ayuntamiento de Fortanete, Ayuntamiento de Camarena de la Sierra, Comarca del Matarraña, Comarca del Maestrazgo.

Para garantizar la coordinación entre todas las administraciones, al inicio de cada campaña se reúne el Comité Ejecutivo de la provincia, integrado por distintas unidades del Gobierno de España, incluidos Fuerzas de Seguridad del Estado, con los técnicos responsables de vialidad invernal del Gobierno de Aragón, la Diputación de Teruel y el Ayuntamiento de Teruel.

Durante estos días de temporal, además, la Diputación de Teruel participa en el CECOPI (Centro de Coordinación Operativa Integrada) del Gobierno de Aragón que coordina la actuación de las distintas instituciones en situaciones de emergencia como la creada por el temporal ‘Filomena’. El vicepresidente ha destacado también la “eficacia” de este órgano para hacer un uso inteligente de los recursos de cada administración y poder organizar los refuerzos cuando son necesarios, como ha sido el caso en este temporal de la ayuda de la UME o de maquinaria pesada activada a través de Protección Civil para la limpieza en Teruel.