Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Cueva de las Tres Puertas, con el monolito dedicado a Adrover al fondo

El PAR propone dignificar la Cueva de las Tres Puertas, en Las Arcillas

Julio Esteban presenta una iniciativa para su debate en el próximo pleno municipal

El grupo municipal del Partido Aragonés (PAR) en el Ayuntamiento de Teruel defenderá en el próximo pleno municipal una propuesta de resolución en la que solicita dignificar y revalorizar la Cueva de las Tres Puertas y su entorno, en el parque de Las Arcillas.

La actuación consistiría en la limpieza y consolidación de este patrimonio natural y cultural para garantizar “el buen ornato y la seguridad de las personas que accedan al mismo”, según recoge la iniciativa que suscribe el portavoz aragonesista, Julio Esteban.

Esta cueva se encuentra dentro de la Red de Senderos Locales de Teruel, concretamente en el denominado camino de la Cueva de Trespuertas, que conecta con el camino del Mansueto. 

Ambos senderos, según recuerda el grupo del PAR, se pueden recorrer en vehículo, a pie o en bicicleta, por lo que figuran entre las rutas más utilizadas de esta red.

Deterioro

Esteban explicó que le han llegado “muchas quejas de turolenses que muestran su malestar por el deterioro sufrido por la Cueva de las Tres Puertas y su entorno, testigo de grandes recuerdos”. 

Por ello, considera en su iniciativa que es “imprescindible” que el Ayuntamiento tome urgentemente medidas para limpiar este espacio y consolidar la cueva para evitar desprendimientos de rocas, que pueden ocasionar daños a los visitantes.

La cueva forma parte del inventario patrimonial del área de las Arcillas y en ella existe un monolito que homenajea a Rafael Adrover, quien centró muchos de sus trabajos paleontológicos en el área del Turoliense, cuya sección estratigráfica de referencia se sitúa en los Mansuetos, en torno al cerro de Santa Bárbara.

Paleontología

Según indica en su exposición de motivos la propuesta del PAR, “en 1965, el paleontólogo Miguel Crusafont estableció que las faunas de mamíferos fósiles de los alrededores de Teruel eran lo suficientemente singulares como para delimitar una división temporal propia, para la que propuso el nombre de Turoliense”.

El Turoliense, continúa el texto de la iniciativa, es “un piso geológico del Mioceno superior continental en el ámbito mediterráneo que abarca el intervalo temporal comprendido entre 8,7 y 5,3 millones de años”.

Rafael Adrover se interesó por los fósiles de carnívoros, bóvidos, jiráfidos y équidos y en 1964 descubrió lo que definió como “el primer hipopótamo del mundo”, uno de los pocos restos del Mioceno español. Más adelante, llegaron sus principales aportaciones de científicas cuando se especializó en el estudio de micromamíferos.

Adrover, autor de numerosas publicaciones, creó colecciones paleontológicas con fósiles que actualmente se reparten entre los fondos del Museo Nacional de Ciencias Naturales y de la Fundación Dinópolis.