Síguenos
El personal de servicios del colegio Miguel Vallés no limpiará hasta que le garanticen cobrar por su labor El personal de servicios del colegio Miguel Vallés no limpiará hasta que le garanticen cobrar por su labor
Algunas de las trabajadoras del servicio de limpieza del CEIP Miguel Vallés

El personal de servicios del colegio Miguel Vallés no limpiará hasta que le garanticen cobrar por su labor

Las trabajadoras llevan siete meses sin percibir su salario
banner click 244 banner 244

El personal de limpieza y conserjería del colegio público Miguel Vallés de Teruel ha decidido plantarse tras llevar siete meses sin cobrar y desde el lunes las empleadas acudirán a su puesto de trabajo pero no realizarán su labor hasta que les garanticen que les van a pagar por ello. Asimismo, han llevado a los tribunales a la empresa adjudicataria del servicio. Desde el Ayuntamiento informaron que la nueva adjudicación del servicio está en su recta final y que en las próximas semanas se incorporará la nueva empresa que aseguraron que asumirá sus compromisos con las trabajadoras.

Las cuatro limpiadoras y las dos conserjes que se ocupan de estos servicios no cobran su nómina desde agosto del pasado año 2023 y hasta ahora habían continuado realizando su trabajo, pero aseguraron ayer que ya no pueden más, que su situación es insostenible porque no pueden pagar sus facturas y que este problema les está afectando psicológicamente.

Con el apoyo de Comisiones Obrera, se ha llevado el caso a los tribunales, ya que el representante de la empresa no acudió al acto de conciliación. Ahora lo que quieren las trabajadores es que llegue cuanto antes una nueva empresa y puedan empezar a percibir su salario mensualmente.

Molestas

Por otro lado, las afectadas se mostraron molestas porque nadie del Ayuntamiento se haya dirigido a ellas para saber cómo está situación, a pesar de que ellas enviaron un escrito al Ayuntamiento. Consideran que la única manera de llamar la atención es dejando sus tareas sin hacer.

Por su parte, la concejala de Contratación del consistorio de la capital, Lucía Gargallo (PP), recordó que en cuanto el Ayuntamiento conoció la situación, rescindió el contrato con la empresa por incumplimiento y se sacó a licitación de nuevo el servicio por procedimiento urgente para agilizar al máximo los trámites.

Gargallo explicó que ya se ha adjudicado el contrato a la empresa Gestión y Eventos Lázaro por 157.405 euros (IVA incluido) por dos años. Esta empresa ya presta otros servicios similares para el consistorio sin problemas. Ayer finalizaba el plazo para adjuntar documentación por lo que en las próximas semanas podría comenzar a prestar el servicio, subrogando al personal actual.