Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

El plan ‘Aragón puede’ reunirá unos 150 proyectos empresariales para optar a fondos de recuperación El plan ‘Aragón puede’ reunirá unos 150 proyectos empresariales para optar a fondos de recuperación
Lambán -derecha- junto al turolense Vicente Guillén este miércoles en las Cortes

El plan ‘Aragón puede’ reunirá unos 150 proyectos empresariales para optar a fondos de recuperación

Lo ha anunciado en las Cortes el presidente de Aragón

El presidente del Gobierno autonómico, Javier Lambán, ha anunciado un plan de recuperación, transformación y resiliencia frente a la crisis económica generada por la pandemia de la Covid-19, que ha denominado Aragón puede, que agrupará a unos 150 proyectos empresariales para presentarlos ante el Ejecutivo central como candidatos a recibir los fondos de recuperación de la Unión Europea.

Así lo ha manifestado durante una comparecencia ante el pleno de las Cortes de Aragón, sobre la situación actual derivada de la pandemia, en donde ha indicado que trabajan con la patronal empresarial y los sindicatos en ese plan, que quiere "replicar" el llamado España puede.

"Tiene que ser un revulsivo formidable para nuestra economía", ha recalcado Lambán, que ha expuesto que si se aprobaran esos 150 proyectos, "cosa que no va a ocurrir", se lograría una inversión de unos 10.000 millones de euros en la comunidad autónoma.

El plan pretende plantear ante los diferentes ministerios del Gobierno central una "propuesta coherente de las potencialidades económicas de Aragón", con el objetivo de "ayudar a los empresarios a que consigan fondos", acompañándolos como Ejecutivo autonómico "para dar fuerza a sus propuestas", si bien cada uno puede "ir directamente a los ministerios", ha aclarado el presidente autonómico.

El jefe del Ejecutivo aragonés ha añadido que trabajan con Cepyme "para que esos fondos se distribuyan de manera capilar", además de que pretende que "sirva para reequilibrar oportunidades entre la España más poblada y la despoblada".

Lambán ha comunicado que los Departamentos de Economía, Agricultura y Sanidad están "inmersos" en la preparación de la campaña de recogida de la fruta, que el año pasado "fue el factor diferencial en el desarrollo de la pandemia en Aragón respecto al resto de comunidades autónomas", para "exigir con firmeza a los empleadores el cumplimiento de todas sus obligaciones legales, de índole laboral, de seguridad y de alojamiento" a los temporeros.

Según ha dicho, se supeditará cualquier tipo de apoyo "al cumplimiento estricto" de todas esas obligaciones. Este mismo martes, el Departamento de Economía se ha reunido "para tratar de que el sector tenga convenios colectivos, que podrían introducir mejoras en la gestión de la pandemia".

Por otra parte, Lambán ha recordado que la vicepresidencia del Gobierno de Aragón va a articular un plan "potente", que está "bastante avanzado", de respuesta a los "daños" que las medidas sanitarias están ocasionado en los sectores más débiles de la economía".

Sobre la Estrategia Aragonesa de Recuperación Social y Económica, ha anunciado la intención del Ejecutivo autonómico de convocar en febrero la comisión de seguimiento "para relanzarla, analizar su grado de cumplimiento y que siga siendo motor de consenso y acuerdos".

Además, Lambán ha mencionado el propósito de desarrollar "un impulso legislativo fuerte" y ha destacado la próxima aprobación de la ley de simplificación administrativa, que está llamada a ser "uno de los legados más importantes que esta legislatura dejará a la posteridad".

El presidente de Aragón ha manifestado que su Gobierno va a seguir adoptando las medidas que sean necesarias "atendiendo estrictamente a criterios sanitarios", "por antipopulares que puedan ser", "sin ningún tipo de interferencia de la política" y "sin escabullir el bulto" para "preservar la vida y la salud de los aragoneses y tratando después de paliar las consecuencias en el tejido productivo".

Lambán ha indicado que el año ha empezado "peor de lo que podíamos pronosticar" por el efecto de la Navidad por lo que están "todas las luces rojas encendidas", situación en la que el Gobierno de Aragón "va a seguir asumiendo su responsabilidad", a pesar de los "reproches y críticas" de los sectores damnificados, que, a veces, "plantean demandas que nos exceden con mucho".

El presidente autonómico ha querido transmitir un mensaje "de confianza y esperanza" porque ya se dispone de una vacuna, "que va a surtir efecto", el sistema sanitario está implicado "al máximo", igual que los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad, aunque "a veces los recursos no llegan, pero la labor es encomiable".

"Estamos mal, pero no es un panorama apocalíptico", y Aragón tanto desde el punto de vista sanitario, como económico, está mejor que la media de España, ha esgrimido Lambán.

Por eso, ha pedido a los grupos de la oposición, especialmente al PP, que aporten "ideas", "se reintegre al consenso y no se quede solo con Vox", para opinar que es "más valiente" poner granos de arena "que refugiarse en el burladero como toreros malos y decir no a todo lo que propone el Gobierno".

El portavoz del PSOE, Vicente Guillén, ha esgrimido que Aragón es la segunda comunidad autónoma donde más vacunas se están poniendo, que es "el mejor plan de choque" contra la pandemia, ante una crisis sanitaria y económica, "coyuntural, no estructural".

El portavoz del PP, Luis María Beamonte, ha manifestado que el "esfuerzo" que está haciendo el Gobierno "para que las cosas vayan mejor, no está siendo efectivo". "Salga a la calle y fíjese en el rostro y ánimo de muchos aragoneses y verá el desastre económico porque muy pocos están resistiendo", algo que contrasta con las "manifestaciones triunfalistas" del presidente.

El portavoz de Ciudadanos, Daniel Pérez, ha estimado que ahora el objetivo es "sobrevivir" y en lo económico "subsistir" y ha propuesto acogerse al Presupuesto de Aragón de 2021 para "anticipar hasta el cien por cien de las subvenciones a los proyectos que se vayan a financiar con los fondos europeos", así como propiciar una "gran coalición" de entidades financieras que aporten fondos para avales y líneas de ayudas para las empresas que tienen posibilidades de llegar vivas" al final de la crisis, con la colaboración del Gobierno autonómico y de los empresarios.

El portavoz de Podemos, Nacho Escartín, ha dicho que los mensajes de "euforia cuando la curva se mitiga" son "contraproducentes", en una carrera "que va para largo", en la que la responsabilidad "es compartida", pero "mayor" para quienes están al frente de las instituciones, ha pedido "no repetir errores" en la campaña de recogida de la fruta y "regularizar" a todos sus trabajadores y la mayor agilidad posible "y no poner todos los huevos en las mismas cestas" en el plan Aragón puede.

El portavoz de CHA, Joaquín Palacín, ha citado a Pitágoras al afirmar que hay que dejar el pesimismo para tiempos mejores, ha pedido "ejemplaridad" y "transparencia", "no nos relajarnos" y "ayudar a nuestro tejido productivo y a los jóvenes, que es la segunda crisis que están sufriendo".

El portavoz de Vox, Santiago Morón, ha calificado de "autocomplaciente" el discurso de Lambán, al que ha achacado hacer "declaración de intenciones, pero sin concretar medidas", le ha preguntado "qué piensa hacer para acabar con las colas del hambre", con 245.000 aragoneses en situación de pobreza, 11.000 más debido a la pandemia y le ha pedido más "eficacia en la gestión".

El portavoz del Partido Aragonés, Jesús Guerrero, ha apostado por "impulsar" un Presupuesto "pionero" como el aprobado en la comunidad autónoma en 2021, para "defender a los que lo están pasando mal desde el punto de vista social". "La salud es lo principal", pero "el mantenimiento mínimo del tejido productivo también es salud".

El diputado de IU, Álvaro Sanz, ha criticado "la necesidad permanente de pasar página por parte del Gobierno", ha advertido del "cansancio y hartazgo importante" de la sociedad. "La población asume limitaciones, pero no entienden los mensajes contradictorios y si la salud es lo primero, lo debe ser siempre", para lamentar que no se haya pactado la futura ley de simplificación administrativa "en la que el control pasa a ser un problema".