Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Carlos Redón, Jesús Fuertes y Joaquín Juste, de izquierda a derecha, frente a la DPT donde registraron la iniciativa

El PP pide subvenciones nominales para los perjudicados por el Fite

Presentadas iniciativas en la DPT y las Cortes para evitar quiebras de ayuntamientos por la situación creada

El Partido Popular pedirá que se den subvenciones nominativas a los ayuntamientos que han tenido problemas con el Fite de 2017 para infraestructuras municipales por una situación ajena a ellos, y que ha provocado que de los 7 millones que se concedieron se tengan que devolver 2,5 millones a pesar de haberse ejecutado las obras. Esto afecta a 46 de los 51 ayuntamientos que recibieron subvención con cargo al Fondo de Inversiones de ese año, que salió tarde y que apenas dejó tiempo a las corporaciones para realizar los trabajos.
El presidente provincial del PP, y diputado autonómico, Joaquín Juste, dio a conocer ayer esta iniciativa, que se presentará tanto en la Diputación de Teruel como en las Cortes de Aragón. Juste estuvo acompañado por el portavoz suplente de este grupo en la DPT, Carlos Redón, y por el secretario provincial del partido y también diputado autonómico, Jesús Fuertes.
Los representantes del PP explicaron que la iniciativa busca tanto denunciar lo sucedido como aportar soluciones para que se resuelva, puesto que en caso contrario provocará la “quiebra” de algunos ayuntamientos, puesto que se les exige tanto la devolución de la subvención como intereses. 
En unos casos se les pide que retornen el cien por cien al no haber cumplido con las bases, en otros el 50%, y en algunos cantidades inferiores, en la mayoría de los casos por no haber llegado a presentar los boletines de Industria de las instalaciones eléctricas a tiempo, a pesar de estar acabadas las obras y cuando la emisión de los mismos depende de otras administraciones.
La propuesta de los populares es que con esos remanentes que se han recuperado de Fites anteriores que no se ejecutaron, se concedan subvenciones nomativas a los ayuntamientos afectados para poder salir de la situación, puesto que en caso contrario les va a provocar serios problemas de tesorería, ya que de no haber tenido esa subvención tampoco hubieran hecho las obras al carecer de recursos.
Juste recordó que el problema arranca el 29 de diciembre de 2017 cuando se publica la orden de subvenciones para infraestructuras municipales del Fite de ese año, por 7.050.000 euros, justo a final del ejercicio. Las resoluciones definitivas con los ayuntamientos a los que se dio las ayudas aparecieron publicadas el 25 de julio de 2018, y las obras se tenían que justificar antes de que acabara el año, con solo cinco meses de plazo.
“Ningún interventor te deja mover papel hasta tener la subvención garantizada”, recordó Juste, quien incidió en que este es el eterno problema del Fite, que se firma “tarde y nunca hay tiempo suficiente”.
Indicó que para poder hacer estas obras se requieren autorizaciones y boletines como los de Industria para las instalaciones eléctricas, que llegan después de ejecutadas las obras. Aseguró a este respecto que buena parte de los problemas que han tenido estos ayuntamientos ha sido por terceras administraciones “que no han llegado” a tiempo.
Puso como ejemplo el caso de Albalate del Arzobispo, cuya obra de alumbrado para hacerlo más eficiente se ejecutó por 160.000 euros, pero faltaba en la justificación el boletín de Industria a pesar de que la obra estaba hecha. Por ese motivo tiene que devolver el dinero más los intereses. 
Otro caso al que se refirió Juste fue el de Torre los Negros, que costó 98.000 euros que hay que devolver porque el boletín eléctrico llegó tarde, además de tener que pagar 5.900 euros de intereses “cuando es la administración la que se demora”, se quejó el dirigente popular, quien incidió en que es “algo imputable a que la Administración resuelve tarde”.
El diputado autonómico del PP consideró que si las obras están ejecutadas no está justificado reclamar la devolución por cuestiones como los boletines o autorizaciones finales de las administraciones, y menos exigir el pago de intereses. Por ese motivo el PP plantea que se den ayudas nominativas a los ayuntamientos perjudicados para que puedan salir del problema que se les ha generado.
Juste insistió en que las bases hablan de obras puestas en funcionamiento, y que las mismas estaban acabadas, pendientes de licencias de terceros. Denunció que utilizando un “criterio excesivamente restrictivo” lo único que se consigue es “penalizar mucho a los ayuntamientos y cuanto más pequeños, más”.
Tener que desembolsar esas cantidades ahora, tratándose de municipios pequeños, es una “barbaridad”, dijo Juste, porque de no ser por la subvención  no hubieran podido meterse a hacer esas obras. Consideró que si de los 51 tienen que devolver dinero 46, es que la DGA tampoco ha hecho las cosas bien.
En términos similares se expresó el portavoz suplente del PP en la DPT y alcalde de Monreal, Carlos Redón, también afectado por este problema. En el caso de su ayuntamiento las obras consistieron en la instalación del graderío del campo de fútbol, una pista de padel y la iluminación del conjunto. Costó 150.000 euros y tienen que devolver 50.000, ya que la actuación la dividieron por lotes y esa cantidad corresponde a la instalación eléctrica, ya que faltaba el boletín.
Redón aseguró que hay que dar una solución al 90% de los municipios afectados por el Fite de 2017 para salvarlos así de la “ruina” que supone devolver el dinero tras haber hecho las obras.